28 de mayo de 2022

co

Coronavirus

Europa sopesa imponer la vacunación obligatoria mientras España vuelve a las cuarentenas

Sanidad se reúne con las comunidades autónomas, a tres semanas de Navidad, para evaluar el estado de la pandemia tras la aparición de la variante ómicron

Mientras en España las cifras todavía dan un respiro, Europa se blinda ante la aparición de la nueva variante del coronavirus, ómicron. Tras ser detectada en varios países europeos, nuevas restricciones se han ido imponiendo en territorio comunitario, como la cancelación de vuelos procedentes de Sudáfrica –país de origen de la nueva variante– o nuevas cuarentenas. Aunque, todavía, no existen evidencias científicas sobre el alcance de la nueva cepa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que ómicron representa un «riesgo muy alto» a nivel global.
Ante el repunte de casos, la Unión Europea plantea la imposición de la vacuna obligatoria en los veintisiete. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha abierto el debate sobre la obligatoriedad ante el bajo porcentaje de población con pauta completa en Europa, alrededor de 66 %. «Hay que tener un debate y pensar potencialmente la vacunación obligatoria en la UE», ha adelantado la presidenta de la Comisión.
Mientras la institución comunitaria estudia cómo homogeneizar los criterios de vacunación de los estados miembros, países como Austria donde su población lleva confinada desde finales de noviembre o Grecia ya se han adelantado en su intención de establecer la obligatoriedad de las vacunas. El primer ministro griego, Kiriakos Mitsotakis, ha anunciado que los mayores de 60 años tendrán hasta el 16 de enero para ponerse la primera dosis, bajo amenaza de 100 euros de multa.
Austria, en una línea similar, ha impuesto, también, la obligatoriedad de la vacuna a toda su población a partir del próximo mes de febrero. La multa para aquel que se niegue asciende a los 7.200 euros. Otra medida que se ha ido generalizando para animar a la población a que se vacune es el pasaporte covid, ya presente en Italia, Francia, Bruselas, o Países Bajos. Este último, además, ha entrado esta semana en un confinamiento nocturno, con todos los establecimientos no esenciales cerrados a partir de las cinco de la tarde. 
Nuestros vecinos de Portugal, con una tasa de vacunación del 87 % –la mayor de toda la Unión Europea–, han vuelto al estado de calamidad. Esto supone controles en la frontera y aeropuertos, así como la exigencia del pasaporte covid para realizar casi cualquier tipo de actividad, tanto en interiores como al aire libre,  y la vuelta al teletrabajo.

España se mantiene a la expectativa

En España, por el contrario, la situación epidemiológica sigue distando mucho de la de las peores épocas de la pandemia, con unos indicadores, en general, mejores que los de la mayoría de nuestros vecinos europeos. Los casos detectados de ómicron se contabilizan en tan solo tres: dos en Madrid y uno más en Baleares, si bien su riesgo de propagación es «muy alto», según un informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. 
Por ello, el centro dirigido por Fernando Simón recomienda «establecer límites en el número de participantes en eventos públicos y sociales, especialmente durante las celebraciones de las fiestas navideñas», así como «intensificar las medidas de control y seguimiento de las personas procedentes del sur de África».
El Ministerio de Sanidad y las comunidades analizarán, este jueves en Córdoba, el estado de la pandemia y los pasos a seguir. A falta de conocer las novedades surgidas de esa reunión, las medidas contra la nueva variante se están centrando en la vacunación y en el llamado «pasaporte covid». Aragón, Baleares, Cataluña, Galicia, Murcia, Navarra y la Comunidad Valenciana ya lo han implantado para acceder a determinados espacios y Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla y León y Cantabria estudian hacer lo propio en sus territorios.
En el primer punto del orden del día figura la campaña de vacunación, que ahora está centrada en la captación de las personas que aún no se han vacunado y las terceras dosis a mayores de 60 años, así como sanitarios y sociosanitarios. Pero pronto podría sumarse la vacuna pediátrica, que aún no ha sido aprobada por la Comisión de Salud Pública.

Los menores de 11 años, donde más crece la incidencia

Sanidad notificó el miércoles que la incidencia de la covid había crecido casi nueve puntos, hasta los 217 casos por 100.00 habitantes en los últimos 14 días. El grupo de población menor de 11 años es el que está experimentando un mayor aumento de la incidencia acumulada, aunque el impacto de la enfermedad es muy escaso en esta franja de edad. 
Incidencia acumulada de coronavirus a 14 días por grupos de edad en España, a 1 de diciembre de 2021

Incidencia acumulada de coronavirus a 14 días por grupos de edad en España, a 1 de diciembre de 2021

El Ministerio informó ayer de 10.536 nuevos contagios y 28 muertes en las últimas 24 horas. Unas cifras que sitúan a España muy lejos, por ejemplo, de Reino Unido (44.917 nuevos casos; 45 fallecidos); Rusia (35.681 casos, 1.241 decesos); o Alemania (45.326 casos y 309 muertos), entre los países que peores números registran estos días. Del otro lado, Francia, Italia, Ucrania, Chequia, Rumanía, Serbia y Portugal muestran un número de nuevos casos diarios inferiores a los de España, si bien las poblaciones de estos países difieren mucho entre sí. 
Comentarios
tracking