Fundado en 1910

20 de abril de 2024

España apuesta por la energía eólica marina, aunque el sector pesquero ha mostrado su rechazo

España apuesta por la energía eólica marina, aunque el sector pesquero ha mostrado su rechazoGtres

Las renovables también tienen su espina: la energía eólica marina provoca la ira de los pescadores

La flota pesquera teme que los planes del Gobierno de implantar la industria eólica en caladeros influyan negativamente sobre la pesca y las corrientes marinas

Las renovables, de las que ha hecho bandera este Gobierno y en particular, el Ministerio de Transición Ecológica, también tienen su espina. La Eólica Marina, asegura el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), es una de las palancas para la transformación energética, a la vez que una oportunidad industrial, económica y social, «compatible con la protección de los valores ambientales y el resto de usos y actividades del entorno marino».
Sin embargo, los pescadores no parecen estar de acuerdo del todo con la última parte de esta afirmación. El sector pesquero cuestiona el impacto de la eólica marina flotante y los pescadores temen que su actividad se vea afectada por los parques eólicos marinos.
Tras haber rechazado otras alternativas energéticas como la nuclear, a pesar de haber recibido el visto bueno de la Comisión Europea, que la ha reconocido como verde, el Ejecutivo español confía en que las renovables saquen del atolladero a un país tan dependiente energéticamente como es el nuestro.

Manifiesto de Burela

La flota pesquera del Cantábrico ha protestado por estos planes de implantar la industria eólica marina en caladeros y zonas protegidas que, dicen, «afectaría a miles de puestos de trabajo en el sector». Es el conocido como 'Manifiesto de Burela'.
El sector pesquero –aclaran– está en contra del cambio climático, pero creen que estos parques eólicos influyen en la pesca y en las corrientes marinas. Además, «emiten ruidos que pueden afectar a las especies que viven en la zona».
La flota que pesca en el Caladero Nacional Cantábrico-Noroeste está representada por las Asociaciones y Federaciones de Cofradías de Pescadores con más de 4.300 embarcaciones y más de 12.000 pescadores «que viven de los recursos de nuestras costas, y que dan trabajo en tierra a más de 48.000 puestos indirectos, proporcionando alimento a la población».

La hoja de ruta del Ministerio

El Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030 prevé una penetración de renovables de al menos el 42 % sobre el consumo de energía final, llegando al 74 % en el caso del sector eléctrico.
Para ello, el PNIEC contempla el desarrollo de una 'Estrategia española para el desarrollo de la eólica marina y las energías del mar', coordinada y alineada con los Planes de Ordenación del Espacio Marino, cuyas conclusiones y objetivos podrán incorporarse en las revisiones periódicas de este Plan.
El Consejo de Ministros aprobó el 14 de abril del 2021 el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que es el instrumento fundamental para la implementación de los fondos europeos de recuperación Next Generation.
Además, si hablamos de energías renovables marinas, la componente 7 de Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia pretende específicamente promover la investigación y la innovación, así como el despliegue de la eólica marina y de las energías marinas en España.
Actualmente, en España hay varios proyectos de parques eólicos flotantes. La mayoría estarán en la costa gallega y cantábrica (San Cibrao, San Brandán y Nordés) pero también habrá en la costa canaria (Gofio, San Borondón) y catalana (Tramuntana). No serán los únicos.

Rechazo al de Cabo de Gata

Más de 120 organizaciones han manifestado su rechazo al Parque Eólico Marino Mar de Ágata que se proyecta construir frente a la costa del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, (Almería) porque su ubicación «atenta contra una de las zonas de mayor valor ecológico y paisajístico del Mediterráneo».
Los integrantes de esta coalición contra la construcción del parque eólico frente a las costas de Almería aseguran que estos proyectos conllevan «riesgos para los ecosistemas marinos y la pesca», según un comunicado de la plataforma Stop Parque Eólico Mar de Ágata, constituida para tratar de impedir la creación de dicha instalación y que aglutina a todos los colectivos implicados.
Desde la plataforma argumentan que los 20 aerogeneradores que se prevé instalar, de una altura de 261 metros, ocuparían una superficie de 70 kilómetros cuadrados y estarían muy próximos a espacios naturales protegidos, como Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Zonas de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000 y la Reserva de la Biosfera Cabo de Gata-Níjar.
Además, el proyecto eólico amenaza un área que es «hábitat crítico para los cetáceos», por lo que una instalación de este tipo aumentaría los riesgos de colisión y perturbación que pueden afectar a los mamíferos marinos que transitan por esas aguas.
Comentarios
tracking