29 de enero de 2023

Irene Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Irene Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de MinistrosEFE

Salud

Luz verde a la Ley Trans: «Todas, todos y todes podemos sentirnos orgullosos»

El Consejo de Ministros da luz verde a la norma en una rueda de prensa por momentos surrealista

El Consejo de Ministros ha anunciado la aprobación de la Ley Trans y de Derechos de las personas LGTBI que rebaja a los 16 años la edad para que la persona pueda «rectificar» su sexo, que se reduce a los 14 años en el caso de que sean «asistidos» por un «defensor judicial», en contra del dictamen del CGPJ que cuestionar el cambio de sexo a esa edad sin constatar antes su madurez.
Se trata de un texto que ha costado no pocos dolores de cabeza durante las negociaciones entre PSOE y Podemos, principalmente por la autodeterminación de género que permite a una persona cambiar su sexo en los registros sin necesidad de informe ni tratamiento médico.
En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Irene Montero ha asegurado que esta norma «hace de España un país mejor, más democrático en el que todas, todos y todes podemos sentirnos muy orgullosos».
«Reconocemos el derecho a la libre determinación de la ley de género, despatologizamos las realidades trans. El Estado les reconoce a ser quienes son sin mediar testigos u hormonación durante dos años para ser reconocidas, reconocidos y reconocides por parte del estado sin un informe médico que diga que son personas enfermas», ha añadido.
El texto de Igualdad establece que el cambio de sexo registral se podrá realizar a partir de los 12 años: entre 12 y 14 años se necesitará aprobación judicial; entre 14 y 16, la asistencia de padres o tutores; y a partir de los 16 no habrá limitación alguna.
Ya el CGPJ cuestionó en un dictamen que los menores de 16 años pudieran cambiar de sexo sin constatar antes su madurez y que esta ley podría suponer un «retroceso en la protección» de las mujeres en ciertos ámbitos, como el deportivo o las pruebas físicas para acceder a determinadas profesiones.

«Despatologizar» a los trans

La ley pretende «despatologiza», como lo ha calificado Montero, a las personas trans de forma que la voluntad de la persona será el único requisito para el cambio, acabando así con los informes médicos y la necesidad de tutelas médicas y legales. Además, prohíbe las terapias de conversión.
Además, modifica el Código Civil para que las mujeres lesbianas y bisexuales puedan proceder a la filiación de sus hijos sin necesidad de estar casadas y, entre otras cosas, contempla un régimen de infracciones y sanciones que invierte las reglas relativas a la carga de la prueba cuando se trate de discriminación al colectivo LGTBI.

Rodríguez impide contestar a Montero

La nota curiosa la ha protagonizado la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que ha impedido contestar a la ministra de Igualdad hasta en cinco ocasiones durante la rueda de prensa cuando era preguntada por la muerte de 23 migrantes en la frontera de Melilla.
«Le contestaré yo a todas las preguntas», ha indicado Rodríguez este lunes en varias ocasiones, ante las preguntas de los periodistas, a pesar de que cinco de ellos han preguntado directamente sobre el asunto a la ministra de Igualdad.
Montero ha esperado a que terminara la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para justificar lo ocurrido durante la comparecencia ante los medios, argumentando que se trata de una decisión para respetar el ámbito de comunicación del Gobierno. No obstante, preguntada por si le ha resultado especialmente difícil no pronunciarse, ha respondido que sí.
Comentarios
tracking