Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Imagen de archivo en la que un equipo de bomberos en el edificio donde ha ocurrido un incendio, en la Glorieta de Embajadores

Imagen de archivo en la que un equipo de bomberos acude al edificio donde ha ocurrido un incendioEuropa Press

Más de 5.000 bomberos se manifiestan para exigir una ley marco estatal que regule su profesión

El colectivo denuncia la descoordinación que sufren a la hora de operar o gestionar incendios y otras emergencias

Más de 5.000 bomberos se manifestarán este martes, 16 de mayo, en Madrid para protestar contra «situaciones kafkianas» provocadas por la falta de coordinación y que se derivan de la falta de una ley estatal marco que establezca las funciones de este colectivo. En ese sentido, exigen que en caso de emergencia acudan efectivos del parque de bomberos más cercano, sin depender de la distribución territorial y dejando a un lado las competencias autonómicas.
Así, recuerdan que sus reclamaciones se solucionarían con una ley marco estatal que formaba parte del programa de Gobierno del PSOE que se votó en el Congreso de los Diputados en 2018 y que sigue sin ser una realidad a día de hoy.
El colectivo denunciará la descoordinación que sufren a la hora de operar o gestionar incendios y otras emergencias que, en última instancia termina perjudicando a los ciudadanos.
A la marcha, que saldrá este martes a las 16.00 horas desde la fuente de Juan Villanueva y seguirá por la calle de Ferraz para terminar frente a las puertas del Congreso de los Diputados, acudirán bomberos de los ayuntamientos, de todas las comunidades autónomas y de los aeropuertos, uno de los colectivos más afectados por la actual falta de coordinación.
Precisamente frente al Congreso de los Diputados pedirán una ley marco que establezca claramente sus funciones y competencias y que exigir que en caso de incendio acuda el parque de bomberos más cercano frente a la situación actual en la que los trabajadores actúan solo en su área asignada a su parque concreto. Esto conlleva que en muchas ocasiones los fuegos avancen mientras llega el equipo asignado mientras que otros profesionales, que están más cerca del incendio y que podrían iniciar las primeras tareas de extinción, no puedan actuar.
Además, reclaman su reconocimiento como funcionarios públicos, ya que por ejemplo los que ejercen en aeropuertos carecen de esa condición y no son, por tanto, reconocidos como agentes de la autoridad, de modo que no pueden actuar sin la orden directa de un mando externo.
Por ejemplo, en caso de tener que evacuar un avión, las labores de rescate tendrían que empezar en menos de 90 segundos para encontrarlos con vida, un tiempo que se iría simplemente en conseguir ese permiso de actuación. Dichos bomberos tampoco pueden acudir a accidentes que se encuentran a escasos minutos de sus puestos de trabajo.
Así, si hubiera cualquier tipo de incidencia en el parking del aeropuerto, los bomberos de estos centros de navegación aérea tendrían que esperar a que llegaran compañeros del exterior, que pueden tardar una media de 25 minutos, mientras ellos podrían llegar al lugar de los hechos en apenas cuatro minutos, pero no tienen licencia para acudir.
Esta falta de regulación deriva en que cuando estos trabajadores se ven obligados a saltarse la ley para garantizar la seguridad de las personas o los bienes puedan exponerse a amonestaciones.
Igualmente, volverán a reclamar el martes que se blinde su condición de bomberos en caso de edad, lesión o enfermedad, algo que se da a menudo y que supone que estos profesionales, después de una vida de servicio, sean despedidos de manera inmediata o se les fuerce a jubilarse.
El presidente de la Coordinadora de Bomberos, Israel Naveso, ha destacado que el colectivo saldrá a las calles para acabar con «todas estas situaciones kafkianas que atentan contra la seguridad del ciudadano y contra la lógica».

Temas

Comentarios
tracking