Fundado en 1910

21 de abril de 2024

El 20,7 % de los hogares no puede mantener una temperatura adecuada

El 20,7 % de los hogares no puede mantener una temperatura adecuadaFuente: INE / Edición: Paula Andrade

La pobreza energética y las dificultades para comer carne o pescado se duplican desde que gobierna Sánchez

El 20,7 % de los hogares españoles no puede mantener la temperatura adecuada. Además, el porcentaje de personas que no se alimenta correctamente ha crecido un 78 % desde 2018

El 17 de febrero de 2017, cuando Pedro Sánchez no era más que un aspirante a repetir como secretario general del partido socialista, el hoy presidente del Gobierno escribía lo siguiente en su perfil de Twitter: «Que miles de hogares en nuestro país sufran la pobreza energética debería avergonzarnos a todos. Se puede solucionar y se debe solucionar».
Hoy, siete años después de aquel mensaje y casi seis después de su llegada al poder, el porcentaje de hogares que no puede mantener su casa con una temperatura adecuada alcanza el 20,7 %, la cifra más alta desde que hay registros.
La última Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) deja en muy mal lugar la gestión económica del Gobierno. Mientras desde Moncloa se presume de escudo social, dato de crecimiento y tasa de ocupación, el INE ha destapado algunas de las vergüenzas de la economía real.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, el número de hogares en pobreza energética se han multiplicado casi por tres desde el año 2018. Ese año (el último de Rajoy y el primero de Pedro Sánchez) el porcentaje de hogares que no podían mantener su casa con una temperatura adecuada era del 9,1 %. Desde entonces, esa cifra ha ido escalando hasta el 20,7 % lo que supone un incremento del 127 % en cinco años.

Carne y pescado, producto de lujo

Más allá del porcentaje de personas que no puede mantener una temperatura adecuada en su vivienda, la ECV evidencia las dificultades de la población para alimentarse correctamente. Destacan, en concreto, los problemas de una parte de la sociedad española para comer carne, pollo o pescado al menos cada dos días, productos fundamentales en la alimentación de cualquier persona.
En concreto, desde que Sánchez asumió la presidencia del Gobierno en la primavera de 2018, el porcentaje de personas que no puede permitirse comer carne, pollo y pescado cada dos días se ha disparado llamativamente, creciendo desde el 3,6 hasta el 6,4 %. Se trata del dato más elevado en los últimos 20 años y un incremento del 78 % desde que comenzó su mandato. De hecho, tenemos que retroceder a 2006 para encontrar la cifra más cercana. En aquel entonces el dato se situaba en el 3,8 %, casi tres puntos menos.
Esta realidad no se entiende sin la constante inflación que castiga a nuestro país. Y es que, a pesar de las medidas implantadas por el Gobierno –como el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)–, no se ha frenado la gran desigualdad que aún se vive en España.
Así lo revela la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha detallado cómo los alimentos como el pescado o la carne fueron de los productos más 'cancelados' por los consumidores como consecuencia de la coyuntura económica que atraviesa nuestro país. En concreto 6 de cada 10 encuestados admitió haber reducido sus compras de pescado y carne debido a los altos precios.
Comentarios
tracking