Fundado en 1910

23 de junio de 2024

La EBAU el nuevo elemento de fricción entre el Gobierno y oposición

Estudiantes realizan la EBAU en EspañaEFE

Educación

La EBAU, el nuevo elemento de fricción entre el Gobierno y oposición

El Gobierno aprueba, de nuevo, una prueba diferente para acceder a la universidad

Una prueba en constante metamorfosis que no termina de contentar a ninguna de las partes; ni a la comunidad educativa, ni tampoco a los políticos. Con esta nueva modificación, el examen de acceso a la universidad ha cambiado cinco veces en menos de 20 años.

Al igual que las leyes educativas, la prueba de acceso a la universidad no ha parado de transformarse tanto en nombre como en forma. Algo que entorpece la actividad educativa de esos docentes que se dedican a preparar al alumnado para este examen.

Empezó siendo la PAU (Prueba de Acceso a la Universidad), pasó a ser PAEG y de ahí, con la llegada de la nueva ley, la LOMCE, se convirtió en la EvAU o EBAU. La nomenclatura ha continuado evolucionando hasta la actualidad que, dependiendo de cada Comunidad Autónoma, adquiere un nombre diferente (EVAU, EBAU, PevAU, ABAU, etc). Pues bien, el próximo año, en 2025, esta prueba vuelve a cambiar para recuperar su nombre original: la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU); aunque con un modelo completamente nuevo y diferente a los que se han implantado hasta ahora.

Desde el Gobierno, la ministra de Educación, Pilar Alegría, ha asegurado que este modelo ha sido «el más debatido de la historia», ya que según la ministra han mantenido «más de 200 reuniones con las CCAA, las familias, estudiantes y universidades».

«La han aprobado sin contar con ninguna comunidad autónoma»

La vicesecretaria de Sanidad y Educación del Partido Popular, Ester Muñoz, ha criticado que el Gobierno apruebe esta nueva EBAU «de forma unilateral, sin contar con las CCAA».

Muñoz contradice a Alegría y asegura que esta ley no va a «homogeneizar absolutamente nada». Para la popular la nueva PAU de 2025 «lo único que hace es cambiar el nombre, lo volvemos a llamar PAU, y además pone un mínimo a las comunidades autónomas de un 10% para calificar con criterios de corrección, esto no homogeneiza absolutamente nada», ha aseverado.

Comentarios
tracking