Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Máquinas de excavación trabajando en una mina alemana

Máquinas de excavación trabajando en una mina alemanaFreepik

Descubren una roca en Noruega cuyos minerales cubren la demanda mundial para los próximos 50 años

Servirá para la fabricación de baterías, paneles solares y fertilizantes y tiene un valor de al menos 70.000 millones de toneladas

La dependencia europea de China en materia de minerales estratégicos incrementa la fortaleza del gigante asiático, y es que tanto las tierras raras como otro tipo de elementos son esenciales para la construcción de baterías, paneles solares, aerogeneradores y otros componentes que forman parte de la transición ecológica que se está llevando a cabo en todo el mundo.
Pero esto puede empezar a cambiar. Hace unos meses contábamos que Suecia había descubierto el mayor depósito de tierras raras de la Unión Europea (UE), que podía contener hasta 585 millones de toneladas de mineral que supondrá una parte sustancial de las necesidades europeas en la producción de vehículos eléctricos y aerogeneradores eólicos.
Pues bien, ahora son sus vecinos noruegos los que dicen haber encontrado una enorme roca de fosfatos, vanadio y titanio capaz de cubrir la demanda mundial durante 50 años de este tipo de minerales utilizados para fabricar placas fotovoltaicas, baterías y fertilizantes.
Así lo asegura el medio especializado en asuntos de la UE Euractiv, que lo recoge como «un enorme depósito subterráneo de roca fosfórica de alto grado presentado como el más grande del mundo».
La estimación inicial es que el depósito tiene un valor de al menos 70.000 millones de toneladas, lo que superaría a los del Sáhara Occidental de Marruecos –con 50.000 millones–, a los de China –con 3.200 millones– y a los de Egipto y Argelia –con 2.200 millones–.
Aunque la mayor parte de las extracciones de las rocas de fosfato se destina a la industria de los fertilizantes para utilizarlos posteriormente en la agricultura, en los últimos años se ha incrementado su uso para la fabricación de baterías de fosfato de hierro y litio para coches eléctricos –cuyo mercado se encuentra en pleno auge–, paneles solares y semiconductores y chips.

Apoyo de las instituciones

Desde la Comisión Europea acogen este hallazgo con positivismo. Así lo expresó un portavoz de la misma, que se mostró esperanzado en un correo enviado al citado medio: «El descubrimiento es una gran noticia, que contribuiría a los objetivos de la propuesta de la Comisión sobre la Ley de Materias Primas Críticas».
Sin embargo, la Comisión ha clasificado el fósforo y la roca fosfórica como minerales críticos, pero no estratégicos, lo que podría ralentizar su extracción. Desde Europa reconocen que es un material muy relevante pero, debido a que las reservan son abundantes, evitan clasificarlo como estratégico.
Por su parte, el gobierno noruego ha brindado un gran apoyo al proyecto y el pasado mes de diciembre difundió que todos los proyectos críticos de materias primas en Noruega estarían sujetos a una aprobación acelerada.

Adiós a la escasez de fósforo

En 2018 la empresa británico-noruega Norge Mining descubrió el depósito y estimó que se extendía unos 300 metros bajo tierra. Sin embargo, tras años de exploración se ha llegado a la conclusión de que llegaba a 4.500 metros de profundidad, convirtiendo a Noruega en el país del mundo con mayor cantidad de reservas de fósforo.
Pero no solo de este elemento. El país escandinavo tiene amplias reservas de petróleo, hierro, zinc, gas natural, plomo, níquel o titanio, convirtiéndolo en un territorio muy rico en todo tipo de recursos naturales que no dudan en explotar.
Aunque la extracción de fósforo no será inmediata, abre la puerta a que desaparezca el miedo a su escasez y, sobre todo, a que la Unión Europea deje de depender de China, Marruecos o Egipto para abastecerse de este elemento y poder ser autosuficiente.
Comentarios
tracking