Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

Campo de girasoles

Campo de girasoles

Este es el sorprendente mecanismo por el que los girasoles siguen al sol

Los girasoles tienen la capacidad para seguir la trayectoria del sol de este a oeste durante el día y reorientarse hacia el este antes del siguiente amanecer, pero esta respuesta depende de un mecanismo hasta ahora desconocido

La capacidad de los girasoles para seguir la trayectoria del sol, de este a oeste, durante el día, reorientándose hacia el este antes del amanecer, se produce por un sorprendente mecanismo que depende del crecimiento o elongación para maniobrar.
Dado que las plantas enraizadas no pueden levantarse para moverse cuando algo o alguien impide el paso de la luz, se sirven de varios sistemas moleculares que facilitan estas respuestas, siendo el más conocido el denominado como respuesta fototrópica. Así, la luz azul que incide de forma desigual sobre una plántula es detectada por unas proteínas denominadas fototropinas, que provocan la redistribución de una hormona vegetal, y en última instancia, hacen que la punta en crecimiento se doble hacia la luz.
Este mecanismo se describe en un nuevo estudio publicado en la revista de acceso abierto ‘PLOS Biology’ por Stacey Harmer y otros investigadores de la Universidad de California Davis.
Growing Sunflower Tracks the Sun

Growing Sunflower Tracks the Sun

Respuesta fototrópica

Hasta ahora, no se sabía si el heliotropismo, es decir, la capacidad de seguimiento del sol del girasol, era una forma de respuesta fototrópica en la que intervenían los mismos receptores y la misma hormona. Por tanto, los autores quisieron explorar los patrones de esa actividad genética comparando a los girasoles que se inclinan hacia la luz azul en el laboratorio con los girasoles del campo.
Solo unos pocos de los genes cuya rápida regulación al alza es responsable de la flexión fototrópica en el laboratorio mostraron diferencias significativas de actividad en respuesta al movimiento del sol.
Los autores encontraron un sistema de evitación de la sombra que se activó en el lado oeste del tallo del girasol a primera hora del día, cuando el sol está al oeste, demostrando que la disminución de la luz roja o la luz lejana apenas afectaba a la capacidad del girasol para seguir al sol, lo que sugiere que varios sistemas pueden coordinarse para producir la respuesta heliotrópica.
Comentarios
tracking