Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Un hombre talando un tronco

Un hombre talando un troncoFreepik

Denuncian la tala de 11.000 árboles en País Vasco por sabotajes de ecologistas radicales

Los colectivos agrarios y forestales de Guipúzcoa han denunciado que estos ataques han adquirido «otra dimensión»

Colectivos agrarios y forestales han denunciado la tala de 11.000 árboles en Azpeitia (Guipúzcoa) y Berango (Vizcaya) por parte de un grupo de «ecologistas radicales» cuyos «sabotajes» en contra del destino de la materia prima a la industria maderera han «proliferado» en los últimos meses.
Representantes de EHNE, ENBA y Gipuzkoako Baso Elkartea han explicado este jueves en una rueda de prensa en San Sebastián que este último ataque fue reivindicado por Lurraren Atxamendua, un grupo vinculado al movimiento de los Levantamientos de la Tierra, que protagonizó numerosas protestas en Francia.
Estos colectivos guipuzcoanos aseguran que este tipo de episodios «no son algo nuevo» en los montes del territorio, ya que durante años los saboteadores han talado y anillado árboles para que «mueran poco a poco» y atacado diversas especies causando también daños en las fincas como la rotura de cerramientos.
Sin embargo, los colectivos agrarios y forestales de Guipúzcoa han denunciado que estos ataques han adquirido «otra dimensión», puesto que el colectivo de Lurraren Atxamendua reivindicó la semana pasada la tala de 11.000 árboles en unas nueve hectáreas de monte en los municipios de Azpeitia y Berango. Han explicado que ellos mismos han comprobado que en el caso de Guipúzcoa la tala afectó a 7.000 árboles –criptomerías– plantados en los últimos años tanto en Azpeitia como en Cestona.
EHNE, ENBA y Gipuzkoako Baso Elkartea han denunciado estos «acontecimientos vergonzosos» que les «enfadan y llenan de incomprensión» y han reivindicado la labor forestal como la «actividad más verde» que se lleva a cabo en País Vasco.
Han explicado que los propietarios privados han presentado denuncias, al tiempo que se han preguntado dónde están las instituciones para denunciar y esclarecer los ataques y castigar a sus responsables. Han opinado que los afectados deben recibir indemnizaciones cubriendo la totalidad de la pérdida y que la Diputación debe apoyar las «replantaciones al 100 %».
La institución foral ha hecho público un comunicado en el que expresa su «firme condena ante las talas indiscriminadas» y muestra su «solidaridad total» con los propietarios forestales que han sufrido las consecuencias de estos actos «vandálicos».
El diputado foral de Equilibrio Territorial Verde, Xabier Arruti, ha asegurado que este tipo de acciones son «inaceptables» porque «vulneran los derechos de las personas» y las normas que se comparten «como sociedad», además de dañar el «medioambiente, escudándose en la defensa de la naturaleza y el ecologismo».
Comentarios
tracking