Fundado en 1910

01 de marzo de 2024

Geoffrey Hinton, el 'padrino de la IA'

Geoffrey Hinton, el 'padrino de la IA'Universidad de Toronto

Geoffrey Hinton, el 'padrino de la IA', abandona Google para alertar de los riesgos de esta tecnología

El prestigioso informático asegura arrepentirse de haber dedicado su carrera a ese ámbito

El informático británico Geoffrey Hinton, eminencia de las ciencias computacionales y uno de los grandes pioneros en el desarrollo de la inteligencia artificial (IA), ha dejado su trabajo en Google para poder advertir con mayor libertad de los peligros que entrañan estas nuevas tecnologías, según reveló en una entrevista publicada este lunes por The New York Times.
A menudo llamado el 'padrino de la IA', Hinton es conocido por sus contribuciones en el campo del aprendizaje profundo, que permite por ejemplo que una máquina identifique seres u objetos a través de algoritmos. Ahora, sin embargo, asegura arrepentirse de haber dedicado su carrera a ese ámbito. «Me consuelo con la excusa normal: si no hubiese sido yo, otro lo habría hecho», señaló al diario neoyorquino.
La decepción e inquietud de Hinton, ganador del prestigioso Premio Turing en 2018 y del Princesa de Asturias el pasado año, estriba fundamentalmente en el desconocimiento de hasta dónde pueden llegar las máquinas, por un lado; y en los temores de los usos perversos que se pueden hacer de las IA en caso de caer en las manos equivocadas, por otro.
«Es difícil ver cómo se puede evitar que los malos actores lo usen para cosas malas», dice Hinton en la entrevista, en la que también avisa sobre la excesiva velocidad con la que se están logrando avances. «Mire cómo era hace cinco años y cómo es ahora. Tome la diferencia y propáguela hacia adelante. Eso asusta», señala.
En este sentido, al experto le preocupa que, a corto plazo, internet se vea inundada de falsos textos, fotos y vídeos (como ya está ocurriendo), y que los ciudadanos no sean capaces de distinguir lo que es real. Pero también cree que estas tecnologías pueden reemplazar a muchos trabajadores y, más adelante, suponer incluso una amenaza para la humanidad.
«Algunas personas ya creían que estas cosas en realidad podrían volverse más inteligentes que los humanos», apunta. «Pero la mayoría de la gente pensaba que esto estaba todavía muy lejos. Yo mismo pensaba que estaba muy lejos. Creía que faltaban entre 30 y 50 años o incluso más. Obviamente, ya no pienso eso», añadió.

Es difícil ver cómo se puede evitar que los malos actores usen la IA para cosas malasGeoffrey Hinton

Hinton se unió a Google en 2013 después de que el gigante de Silicon Valley comprase la empresa DNNresearch, que Hinton fundó junto a algunos de sus estudiantes de la Universidad de Toronto. Aunque considera que su ya antigua empleadora está actuando de «forma responsable», asegura que la irrupción del chatbot ChatGPT a finales de noviembre cambió la manera en la que Google pasó a desarrollar sus herramientas de IA para competir con OpenAI, autora de la tecnología GPT.
En opinión de Hinton, se deberían frenar los trabajos en este ámbito hasta que se entienda bien si será posible controlar la IA, una idea en consonancia con la carta abierta publicada en marzo por 1.800 empresarios, entre ellos Elon Musk o el confundador de Apple Steve Wozniak, en la que se pedía una moratoria de seis meses en su desarrollo con el fin de comprender mejor sus posibilidades.

Temas

Comentarios
tracking