Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Las poblaciones urbanas son un ejemplo de la huella humana

Las poblaciones urbanas son un ejemplo de la huella humanaDuncan Rawlinson

Qué es el Antropoceno, la época geológica de impacto humano que los ecologistas proponían y ha sido rechazada

El Holoceno, una época geológica que comenzó hace unos 11.700 años y que se caracteriza por el desarrollo de la agricultura, la formación de las primeras civilizaciones y un clima relativamente estable que continúa desde el final de la última glaciación, es oficialmente y desde 2008 la era geológica actual.

Así lo decidió entonces la Unión Internacional de Ciencias Geológicas (UICG), entidad encargada de estandarizar, definir y clasificar tanto la terminología como las unidades con las que esta disciplina divide la historia del planeta Tierra. Aunque el término fue designado y propuesto en 1885 por el geólogo y paleontólogo británico Charles Lyell, no fue hasta 123 años más tarde cuando fue aceptado formalmente por el organismo pertinente.

Desde los años 70, y mucho más ampliamente a partir del 2000, una nueva propuesta de era ha resonado en los círculos científicos, primero, y sociales, más tarde, como sucesora del Holoceno. Se trata del Antropoceno, cuyo punto de partida se ha debatido entre la Revolución Industrial, la llamada ‘Gran Aceleración’ demográfica y económica surgida a mediados del siglo XX o el lanzamiento de la bomba atómica en 1945.

Su origen etimológico proviene de la combinación de las palabras griegas anthropos (hombre) y kainos (nuevo) y su planteamiento es que la influencia humana ha dado paso a una nueva era geológica marcada por el impacto de la industrialización, la urbanización, la agricultura intensiva y la quema masiva de combustibles fósiles, un cóctel de acciones que habría alterado sustancialmente tanto la geología como la ecología y el clima del planeta.

Sus defensores, entre los que se cuentan geólogos y científicos, pero también el colectivo ecologista, argumentan que la actividad humana está dejando huella en los sedimentos, la química atmosférica y otros aspectos del entorno terrestre. Se tratan, dicen, de indicadores que permitirán su identificación en los estratos geológicos en un futuro.

Tras años de intenso debate, esta semana la UICG ha hecho sin embargo pública su postura. Y no hay buenas noticias para sus proponentes: por una abrumadora mayoría de 12 votos en contra, cuatro a favor y dos abstenciones, la organización rechazó la propuesta de Antropoceno como una nueva era geológica, al considerar la definición sugerida demasiado limitada como para marcar el inicio de un acontecimiento tan determinante en los 4.550 millones de años que se le calculan a la Tierra.

En concreto, los integrantes de la Subcomisión de Estratigrafía del Cuaternario, el primero de tres comités que tenían que revisar la propuesta para darla por válida, han argüido que no es posible establecer un punto de inicio del Antropoceno –un criterio fundamental para establecer una era geológica– debido a que la huella del ser humano en el planeta en términos temporales no ha sido universal sino escalonada. En este sentido, el presidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, Manuel Regueiro, trasladó a El Debate sus dudas de que incluso pueda llegar a ser considerado como un evento, tal y como sugería en todo caso la subcomisión.

Temas

Comentarios
tracking