30 de noviembre de 2022

Belén Esteban, junto a  Lydia Lozano, antes de su caída en Sálvame

Belén Esteban, junto a Lydia Lozano, antes de su caída en Sálvame

Televisión

Belén Esteban se fractura la tibia y el peroné por una caída en 'Sálvame'

La colaboradora sufrió un aparatoso accidente en el plató que le hará estar entre seis y ocho semanas de baja

Belén Esteban ha empezado la semana con mal pie de manera literal. La colaboradora acudió el pasado lunes a Sálvame dispuesta a cumplir con su jornada y sin pensar que iba a salir de allí con la baja laboral.
La nueva edición de Supervivientes acaba de comenzar y ya es un habitual que el programa de las tardes de Telecinco invite a sus colaboradores a realizar las pruebas más extremas del reality. Este lunes no fue una excepción. En un intento de amenizar la tarde y sorprender a la audiencia con un divertido reto de resistencia, Jorge Javier Vázquez les explicaba que todos ellos tendrían que colgarse de una barra y aguantar el máximo tiempo posible, puesto que el transcurso de su tarde dependería de los tiempos registrados. Quien se hiciese con la victoria tendría el privilegio de elegir a otros dos compañeros con los que pasar el resto del programa en la playa VIP Royal, un espacio habilitado en plató con todo lujo de detalles y comodidades. Por el contrario, al resto no les quedaría otra que soportar las pésimas condiciones de playa Fatal, donde ni si quiera se habían colocado asientos.
Sin más preámbulo, el presentador anunciaba que Lydia Lozano y Belén Esteban serían las primeras en enfrentarse al complicado reto. Nerviosas, aunque decididas a clasificarse, las tertulianas se subieron a la barra dispuestas a sacrificarse todo lo que hiciera falta con tal de conseguir todos los privilegios. Sin embargo, al cabo de seis segundos, la de Paracuellos perdió el equilibrio, se resbaló y cayo al suelo sufriendo un aparatoso accidente que generó la preocupación de propios y extraños.
Al ver que ni si quiera se podía levantar y que se había hecho daño de verdad, Jorge Javier, Adela y los colaboradores presentes corrieron a atenderla. Mientras unos trataban de tranquilizarla, otros se dedicaban a solicitar asistencia médica de manera urgente. Ella solo decía aquejada: «El tobillo, me he roto el tobillo». Su dolor casi traspasaba la pantalla, es más, fue tanto el daño que se hizo que ni si quiera fue capaz de contener las lágrimas.
Minutos más tarde entraba en plató un equipo médico que se encargó de estudiar su estado mientras el conductor del formato optaba por dar paso a publicidad. A la vuelta, Belén no estaba y nada se supo de ella hasta que tiempo después Jorge Javier anunció a la audiencia la última hora sobre el estado de salud de su amiga y compañera: «Ya hay diagnóstico, se ha roto la tibia y el peroné. La buena noticia es que no va a tener que ser operada, pero va a tener que estar inmovilizada unas 6 u 8 semanas más o menos», confesó.
Sin embargo, la fuerte caída de Belén Esteban no impidió que el resto de los colaboradores participasen en la ya temida prueba. El programa dio su aprobación y ellos, dispuestos a ganarse su hueco en playa Royale, se subieron a la barra decididos incluso a batir récords. Contra todo pronóstico, fue Gema López quien consiguió alzarse con la victoria, y dado que esta eligió a Lydia Lozano y a Rafa Mora para compartir privilegios, a Miguel Frigenti y a Antonio Montero no les quedó más remedio que pasar parte del programa sin asientos.

Temas

Comentarios
tracking