Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Begoña Pérez presenta Los tips de La Ordenatriz en el canal Enfamilia

Begoña Pérez presenta Los tips de La Ordenatriz en el canal EnfamiliaAMC Networks International

Televisión

Begoña Pérez ('Los tips de La Ordenatriz'): «Todo el mundo, cuando se pone, gana la batalla del orden»

El Debate conversa con la presentadora del programa del canal Enfamilia, que este lunes (22:00) ofrece una edición especial de Navidad

Begoña Pérez, que acumula más de 1.200.000 seguidores en Instagram, nos ayuda a ordenar y limpiar nuestras casas –y, con ello, nuestras mentes– en Los Tips de La Ordenatriz, el programa de televisión del canal Enfamilia que este lunes 4 de diciembre, a partir de las 22:00, nos regala un especial de Navidad. La cercanía y la naturalidad que muestra en su conversación con El Debate son dos de los componentes esenciales de su otra fórmula mágica: la del éxito como madre de siete hijos, influencer y presentadora de televisión.
–¿Qué supone para usted volcar toda su experiencia y conocimientos en un programa de televisión como Los Tips de La Ordenatriz del canal Enfamilia?
–Hay muchísimo trabajo detrás y un equipazo maravilloso sin el que no sería posible sacar adelante un programa como este. Lo bueno que tiene La Ordenatriz es que se sabe rodear muy bien. Trabajar sobre unas manchas o unos arreglos, pensar qué contar y plasmarlo para que se entienda bien es algo muy complicado.
–¿Qué es lo mejor de poder compartir sus consejos con los espectadores del canal Enfamilia? ¿Qué parte del programa le gusta más o en cuál se siente más a gusto?
–Te diría que las entrevistas. Primero, porque son con gente cercana a mí e incluso famosos que no son cercanos pero que lo son en cuanto a que me hacen el favor de venir y de sacar tiempo de donde no lo tienen. Que vengan al canal Enfamilia a ser entrevistados durante un buen rato de la mañana o de la tarde es darme parte de ese tiempo que no tienen y eso me lo llevo en el corazón.
Begoña Pérez, junto a Carmen Morales, en una de sus entrevistas en Los tips de La Ordenatriz

Begoña Pérez, junto a Carmen Morales, en una de sus entrevistas en Los tips de La OrdenatrizAMC Networks International

–Está usted hablando con un auténtico desastre del orden. Dígame, ¿por dónde podría empezar La Ordenatriz no con una casa, no con la ropa, sino con alguien como yo?
–(Risas) Lo primero es que mentalmente no nos hablemos mal. Eso nos lleva a decir ‘bueno, como soy un desastre, eso no lo hago y ni lo lucho'. Si de verdad queremos cambiar un poco, a nosotros y al mundo, debemos empezar por nosotros y no decir 'no puedo', sino 'lo voy a intentar'. Si no lo consigo, entonces ya diré que he perdido esa batalla, pero la batalla del orden todo el mundo, cuando se pone, la gana.
–¿Cree que los españoles, por lo general, somos desordenados?
–No. Creo que, en general, somos una cultura ordenada. Y aunque tú digas de ti mismo que eres desordenado, seguramente es que estás en un momento en el que no estás priorizando el orden en tu vida pero, si te hace falta por lo que sea, lo pondrás en práctica. A los españoles aún nos da vergüenza que venga alguien a casa y que vean algo desordenado. Eso significa que todavía tenemos vergüenza torera y sabemos muy bien lo que está ordenado y lo que no, y cómo ordenarlo. Otra cosa es que quede muy bonito, de redes sociales, que eso sí que no lo sabe todo el mundo.
–Tiene siete hijos con edades, lógicamente, muy diferentes. Dígame, ¿los más pequeños se manchan con más tranquilidad sabiendo que después en casa todo tiene arreglo?
–Sí (risas), y me enfada muchísimo porque me dicen 'bueno, mamá, eres La Ordenatriz'... Y yo les digo que La Ordenatriz no es una cosa mágica. Yo también hay veces que no puedo con las manchas y tengo que tirar, por ejemplo, el polo del uniforme. Se ríen y se nota que están orgullosos de todo el trabajo que hay detrás y se alegran mucho conmigo.
–¿Ven sus hijos con usted Los Tips de La Ordenatriz? ¿Qué le dicen?
–Sí, todos, por supuesto. Si hay alguno que no quiere o no le apetece, su padre y yo le decimos: 'nos da igual, vas a verlo, lo siento, tenemos que ser piña'. Los más pequeños dicen '¡qué guapa, mamá!' y yo les digo: 'mira, ahí estaba congelada, o ahí estaba asada como un pollo'. Valoran el trabajo de la tele, que se tarda mucho en grabar para los 30 minutos de programa.
–¿En qué podría ayudar La Ordenatriz a Begoña Pérez? ¿Cuál es su aspecto menos ordenado o el que más le cuesta ordenar?
–La Ordenatriz nace porque Begoña no es muy ordenada, le cuesta mantener el orden. A mis clientes les digo: 'venga, cada cosa a su lugar y a parar un poquito'. Con esa tranquilidad, esos cinco o diez minutos que vamos a parar los vamos a ganar más adelante.
Begoña Pérez acumula más de 1.200.000 seguidores en Instagram con su perfil de La Ordenatriz

Begoña Pérez acumula más de 1.200.000 seguidores en Instagram con su perfil de La OrdenatrizAMC Networks International

–Hábleme de la importancia que tiene la limpieza y el orden para la mente. ¿Qué primer paso podemos dar en una época en la que a lo mejor no estamos en las mejores condiciones y todo se nos hace un mundo?
–Sí, dices bien. Al final el orden se plasma en nuestra vida. No necesitamos lo mismo en cuestión de orden a los 20 años que a los 40 o los 60. Tenemos prioridades distintas y podemos atravesar crisis vitales por la pérdida de un ser querido o, todo lo contrario, por el nacimiento de un hijo, que lo cambia todo. Es importante pararse para priorizar y saber qué quiero en la vida, qué quiero transmitir y qué quiero que recuerden de mí. Párate y prioriza porque no vas a llegar a todo. Y a lo que llegues ese día a lo mejor era lo importante. Así nos vamos a sentir mejor y esa paz se traslada también a los demás. Lo que tenemos en nuestro corazón lo trasladamos a nuestras cosas materiales. Cuando digo a la gente que en realidad no soy especialmente ordenada, y tampoco especialmente desordenada, pero que en algún momento vital me sentía perdida y no encontraba nada, me dicen '¡qué identificada me siento contigo!'.
–¿Cuánta gente le escribe al día para pedirle consejos?
–Ya he dejado de contar mensajes, pero unas 1.500 personas al día.
–¿1.500?
–1.500 mensajes al día, sí. Es una de las cosas que me ha costado aceptar de mí misma: que no llego a esas 1.500 dudas. Hay gente que se enfada porque no contestas y te deja de seguir, pero lo siento en el alma, estoy yo sola, esto es personal. Contesto yo. Pero tengo que agradecer que la gran mayoría se hace cargo. Es una maravilla cuando te agradecen que les has contestado.
La Ordenatriz, con su famosa fórmula mágica

La Ordenatriz, con su famosa fórmula mágicaAMC Networks International

–Tengo seis hijos menos que usted y también 1.500 preguntas menos que responder al día y tampoco llego. Cuénteme su fórmula mágica para llegar a casi todo...
–Una cosa de la que me vanaglorio es que siempre me he rodeado de muy buena gente. Gracias a Dios he tenido mucha suerte con mi familia, con mis amigos, con la gente del trabajo. Saber delegar, saber apoyarse en eso, es un don que he tenido, gracias a Dios, y a esto se llega entre todos. La Ordenatriz no sería nadie sin su marido, sin su familia, y el programa del canal Enfamilia, tampoco sin el equipazo que hay detrás.
–¿Qué vamos a ver en el especial de Navidad de Los Tips de La Ordenatriz en el canal Enfamilia?
–El especial de Navidad va a ser muy bonito. En casa nos juntamos 50 personas el día de Nochebuena y me hace falta mucha organización pero, en vez de verlo como un problema, y eso lo traslado en el programa, hacemos un calendario de Adviento de la limpieza y el orden: planifico cuándo poner el árbol, la mesa… Todo eso lo hacemos toda la familia con el mayor amor posible, como en todas las casas, porque estamos agradecidos de tener a nuestros seres queridos cerca, aunque sea mucho trabajo. Con este programa queremos trasladar eso, que no nos va a salir todo perfecto, que la vida no es perfecta, pero que debemos agradecer y celebrar que tenemos a nuestra familia cerca.
–Su famosa fórmula mágica vale para casi todo. ¿Vale también para la España actual?
–Sí, totalmente, es una herencia de nuestras abuelas. Soy la divulgadora de la fórmula mágica, que no es mía, y es muy gratificante hacer hogar así.
Comentarios
tracking