Fundado en 1910

16 de julio de 2024

Roman Polanski y Sharon Tate, el día de su boda, el 20 de enero de 1968, en Londres

Roman Polanski y Sharon Tate, el día de su boda, el 20 de enero de 1968, en LondresGtres Online

¿Morbo o 'interés cultural'? Sale a subasta la puerta en la que Charles Manson escribió 'pig' con la sangre de Sharon Tate

El artículo es la última pieza de 'murderabilia' que se subastará, a pesar de las quejas de la hermana de la actriz, junto a objetos personales de Elizabeth Taylor, Humphrey Bogart o Audrey Hepburn

Una vida (dos, en realidad) y una carrera truncada en una sola noche. La gran oportunidad de Sharon Tate había llegado en 1966 de la mano del director J. Lee Thomson. En El ojo del diablo compartió reparto con actores tan consolidados como David Niven, Deborah Kerr, Donald Pleasence y David Hemmings. Durante el rodaje conoció al estilista Jay Sebring, con quien inició una relación amorosa, pero al finalizar la película viajó a Londres, capital de la moda y de las discotecas, que en esos momentos se hallaba en plena ebullición pop. En la ciudad del Támesis conocería al que se convertiría en su futuro marido, el director cinematográfico Roman Polanski.

Durante el rodaje de El baile de los vampiros, que acabó protagonizando Sharon Tate, ella y Polanski se convirtieron en amantes, y la actriz llamó a su entonces novio, Jay Sebring, para comunicarle que su relación se había terminado. Tras mostrarse muy reticente a ello, finalmente el estilista tuvo que aceptar la nueva situación y acabo convirtiéndose en un gran amigo de la pareja. Tate estaba «enamoradísima» de Polanski y él estaba totalmente fascinado por esa mezcla de mujer liberada y de bondad que emanaba Tate.

Sharon Tate y Roman Polanski en una escena de 'El baile de los vampiros'

Sharon Tate y Roman Polanski en una escena de 'El baile de los vampiros'

Roman Polanski y Sharon Tate se casaron en Londres el 20 de enero de 1968 en una improvisada ceremonia en la que se vistieron tal como mandaban los cánones de la época: de «hippies ricos». Pronto se convirtieron en una de las parejas de moda más solicitadas y admiradas del momento. Su vida era una fiesta permanente. En su círculo social había nombres tan mediáticos como Ruth Gordon, Warren Beatty, John y Michelle Phillips (cantantes de The Mamas and the Papas), Jay Sebring o Mike Nichols.

1969, el año del horror

En 1969, la pareja vivía en el número 10050 de Cielo Drive, en el lujoso barrio de Bel Air de Beverly Hills, en Los Ángeles. Antes que ellos, en la casa habían vivido el cantante y productor Terry Melcher. Sin saberlo, Melcher, que era el productor de la banda musical The Byrds, acababa de rechazar producir el disco de un personaje ansioso de fama y dinero llamado Charles Manson.

El 9 de agosto de 1969, a Sharon Tate le quedaban dos semanas para dar a luz y Polanski estaba en Londres ultimando los últimos detalles de su nueva película. Por la noche, Sharon fue a cenar al restaurante El Coyote en compañía de su expareja, el famoso peluquero Jay Sebring, de Wojciech Frykowski (un aspirante a escritor que, se dice, actuaba como camello) y la pareja de este, Abigail Folger. Tras la cena, todos se dirigieron a casa de Sharon.

Lo que ellos no podían saber entonces es que Charles Manson, frustrado y disgustado por el rechazo de su disco, envió a cuatro miembros de su «familia», Tex Watson, Susan Atkins, Linda Kasabian y Patricia Krenwinkel, a casa del productor Terry Melcher y les ordenó que mataran a todos los que encontraran en la mansión, desconociendo que el productor ya no vivía allí.

El asesino en serio Charles Manson durante su juicio, el 6 de agosto de 1970, con una cruz en la frente que se convertiría en una esvástica al año siguiente

El asesino Charles Manson durante su juicio, el 6 de agosto de 1970, con una cruz en la frente que se convertiría en una esvástica al año siguienteGtres Online

A las 22:30, y como si de un ritual satánico se tratara, se desató el horror. Los miembros de la secta de Manson sorprendieron a Sharon y sus amigos durmiendo, y tras cortar la línea telefónica, los reunieron a todos en el salón, donde Tex Watson se presentó: «Soy el demonio y he venido a hacer lo que hace el demonio». Con su sangre, escribió una palabra en la puerta: «pig», que significa «cerdo» en inglés.

Una subasta «inmoral»

Ahora, la puerta principal de la casa donde los seguidores de Charles Manson grabaron crudamente el insulto sale a subasta. De estilo rústico y repintada desde entonces, la puerta ha salido a subasta en Julien's Auction y ya está recibiendo pujas superiores a los 35.000 dólares, aunque permanecerá en el mercado hasta el 8 de setiembre.

Según la firma, la puerta blanca era parte original de la infame casa de Cielo Drive, en el barrio de Benedict Canyon de Los Ángeles, cuando fue terminada en 1944 por el arquitecto Robert Byrd. Aunque por esta puerta de nueve cristales pasaron muchos famosos –como Cary Grant, Terry Melcher y Candice Bergen–, tanto ella como la casa de estilo europeo son recordadas como el lugar de uno de los asesinatos más horripilantes de Hollywood.

La puerta de la residencia de la casa de Sharon Tate y Roman Polanski subastada por Julien's Auctions

La puerta de la residencia de la casa de Sharon Tate y Roman Polanski subastada por Julien's Auctions

«Esa noche fueron trágicamente asesinados Tate y su hijo nonato, su ex prometido y peluquero de famosos Jay Sebring, la heredera del café Folger Abigail Folger y su novio Wojciech Frykowski, y Steven Parent, de 18 años. La puerta sirvió como punto de salida para Frykowski, que fue descubierto en el jardín delantero», dice el anuncio de la subasta.

La puerta permaneció unida a la casa maldita durante las décadas siguientes, cuando su último residente, el líder de Nine Inch Nails, Trent Reznor, la alquiló en 1992 para grabar su segundo álbum, Downward Spiral. El cantante vivió y grabó el álbum dentro de la casa hasta que habló con la hermana menor de Tate, Debra, quien le preguntó si vivía allí para aprovecharse de la muerte de la actriz.

Reznor se mudó de la casa en diciembre de 1993, pero se llevó la puerta como recuerdo y la instaló en la fachada de sus «Nothing Studios» en Nueva Orleans, Luisiana, donde permaneció hasta que la propiedad fue abandonada, según el sitio de subastas. Es posible que se trate del único elemento que sobreviva de la casa del asesinato tras su destrucción en 1994.

Debra Tate ha calificado esta subasta de «inmoral» y ha afirmado que la casa de subastas debería «avergonzarse por tratar de sacar provecho del asesinato» de la actriz. Según las declaraciones que recoge TMZ, la hermana afirma que la puerta «debería ser destruida», y que «la única razón por la que se vende y genera interés es por el factor de shock», algo que Debra lamenta.

De Humphrey Bogart a Lady Di

En el lote subastado, llamado Legends: Hollywood & Royalty, hay también objetos que pertenecieron a otras celebridades, como tres vestidos de Lady Di, la túnica rosa que Audrey Hepburn lució en Desayuno con diamantes o el vestido morado con el que Grace Kelly brilló en Mogambo.

El colgante que Humphrey Bogart le regaló a Lauren Bacall y que subasta Julien's Auction

El colgante que Humphrey Bogart le regaló a Lauren Bacall y que subasta Julien's Auction

Además, en la colección de más de 1.400 objetos se incluyen piezas que pertenecieron a Elizabeth Taylor, Judy Garland, Greta Garbo, Anne Baxter y Vivien Leigh. Un lote llama especialmente la atención: el que perteneció a Humphrey Bogart y Lauren Bacall, que incluye sus alianzas matrimoniales, el brazalete con silbato grabado de Lauren Bacall que Bogart le regaló o el colgante con forma de corazón en el que se lee «Baby, aquí está mi corazón. Bogie».

También se encuentran a la venta elementos originales de los rodajes de Star Trek, Star Wars, Alien, Harry Potter, James Bond o Iron Man, entre muchas otras piezas de memorabilia para los cinéfilos (o los coleccionistas).

Comentarios
tracking