07 de octubre de 2022

Portada de «Job» de Josepth Roth en su edición de Alianza Editorial

Portada de «Job» de Josepth Roth en su edición de Alianza Editorial

«Job»: el milagro de Joseph Roth en Nueva York

La novela del escritor austriaco carga en los hombros del judío Mendel Singer las desesperanzas de un mundo roto y el brillo último de la fe

Ya el Antiguo Testamento, en el libro que cuenta la historia del justo Job, se plantea una pregunta que ronda la cabeza del hombre desde los tiempos más pretéritos: ¿por qué le pasan cosas malas a las personas buenas? Joseph Roth publicó en 1930 esta novela que actualiza la cuestión de fondo y la personifica en una humilde familia judía que emigra a Estados Unidos en medio de un mundo que agoniza.
El protagonista de la novela, Mendel Singer, es un pobre maestro que malvive en la Rusia zarista junto a su mujer y sus cuatro hijos, el último con problemas y malformaciones de nacimiento. Un hombre «devoto, temeroso de Dios y común y corriente, un judío de lo más normal». Con el nacimiento del pequeño Menuchim se abre paso la desgracia en la vida de Singer. Una sucesión de reveses que involucran a toda la familia, empezando por su mujer y continuando por sus otros tres hijos.
Portada de 'Job' en su edición de Alianza Editorial

Alianza Editorial / 224 págs.

Job

Joseph Roth

Pese a todo, una promesa sostiene la esperanza, una promesa que es la propia de Dios: «Menuchim, hijo de Mendel, sanará». Pero también una duda, que es la propia del hombre: «¿Qué ayuda esperas tú cuando Dios nos ha castigado?» Sostener la fe en la promesa se tornará cada vez más complicado para un simple judío que ve como su pena cada vez es mayor.
Esa lucha se desplazará a Estados Unidos, un viaje sin retorno en el que Joseph Roth refleja los padecimientos del pueblo Israel en aquellos primeros años del siglo XX. La novela deja entrever en algunos pasajes el ambiente antisemita que se vivía entonces y que alcanzaría su mayor grado de horror pocos años después. Las penurias de Mendel son las de un mundo que se resquebraja en las trincheras de la Gran Guerra.

Algunos pensaban en él y rezaban por él. Mendel Singer, empero, permanecía erguido junto a la puerta, enfadado con DiosJoseph Roth, 'Job'

La narración de Job avanza en paralelo al relato bíblico. Presenciamos la caída, el rechazo a un Dios cruel e inmisericorde y hasta el diálogo que marca la estructura del libro en el Antiguo Testamento. Todo escrito con maestría, sobriedad, crudeza y ternura.
En la Pascua, la noche del paso como se traduce en hebreo, se producirá el momento determinante y en el que Joseph Roth nos hace saltar –otra posible traducción para el Pésaj judío– al Nuevo Testamento y a esa montaña desde la que se nos asegura que los lloran son dichosos, «porque serán consolados».
Reseñar un clásico es difícil y conlleva una gran responsabilidad, pues el autor debe tener cuidado para no escribir nada que lleve a un posible lector a descartar la obra comentada. Ponerse frente Job, libro más que asumible por sus escasas 220 páginas, abre la puerta a una reflexión profunda sobre el sentido del sufrimiento. Al mismo tiempo, Roth describe y refleja de forma magistral las miserias de la Rusia zarista que acabarían por derribarla y los contrastes de un Nueva York emergente que son las luces y las sombras del nuevo mundo surgido de la Primera Guerra Mundial. Argumentos suficientes, espero, para apostar por este clásico.
Comentarios
tracking