26 de septiembre de 2022

Escenario de Sonorama Ribera 2021

Escenario de Sonorama Ribera 2021Twitter

La historia de los 25 años del Sonorama a través de sus artistas

Cordero, vino y rock and roll son las señas de identidad del festival de Aranda de Duero conocido en toda España

El cordero, el vino y ahora el festival de Sonorama es lo más conocido de este pueblo en la provincia de Burgos. Los fundadores solo quisieron montar el festival para reflotar una tienda de discos que no tenía mucho éxito y, cosas de la vida, así nació el Sonorama con tan solo 3 grupos en el cartel, Doctor Explosión, Chucho y Mercromina, 300 asistentes y sobre todo mucha ilusión.
El fenómeno del éxito tardó en llegar pero llegó y de que manera. En la actualidad, 25 años después de su primera edición, ha evolucionado hasta convertirse en un festival pionero de la música indie y no tan indie: 200 grupos y 26.000 asistentes por día, cuando la población de Aranda de Duero es de 32.000 personas. Nadie podía predecir el alcance de este festival.

Solo 300 personas en la primera edición

En 1998 la cosa no fue del todo bien. La entrada solo costaba 700 pesetas, unos 4,20 euros en venta anticipada. Sin embargo, apenas llegaron a las 300. A pesar de este primer tropiezo, los fundadores siguieron adelante. para ello contaron con la ayuda de la asociación Art de Troya, una organización cultural sin ánimo de lucro.
Escenario Sonorama Ribera 2022

Escenario Sonorama Ribera 2022Twitter

En la segunda edición, en 1999, el evento empezó a despegar. Esta vez fueron 11 grupos, entre ellos Los Enemigos, una de las bandas más importantes del rock español. Un año después se habilitaría una zona de camping que seguiría en el resto de ediciones. Con Los Planetas y Sexy Sadie la cantidad de asistentes empezó a ser notable: unas 5.000 personas acudieron a la edición del año 2000.
Fangoria llegó con Alaska y Nacho Canut en 2001, quienes repitieron en muchas otras ediciones. En 2002 se da la primera presencia internacional de renombre: el grupo francés Rinoceronte, que mezclaba música rock y electrónica. Fue uno de los mayores hitos del festival arandino hasta ese momento.
Vetusta Morla en concierto

Vetusta Morla en conciertoGTRES

De 2003 a 2006 fue una etapa de crecimiento y transición por la que pasaron grupos como: La excepción, Sideral, Sidonie, Lori Meyers, Molotov, Nacho Vegas o Iván Ferreiro. De 200 personas el primer año a 15.000 ocho ediciones después. En 2006 sucedió otro momento histórico: nace el escenario de la plaza del Trigo, donde los grupos neófitos subían como promesas y descendían como estrellas. Fue el caso de Vetusta Morla. También ese mismo año se trasladaba el escenario al recinto ferial, emplazamiento que se mantiene en la actualidad.
Por primera vez se celebraban tres días de conciertos en 2007, entre una Plaza del Trigo abarrotada y un recinto ferial que cada año se hace más pequeño. Dover, Delorean, Dorian, Nacha Pop se encargaron de poner el espectáculo. Llegó 2008 y al festival le ponen nombres y apellidos, pasando a denominarse Sonorama Ribera, los asistentes llegan ya a 20.000.
La siguiente etapa fue un éxito tras otro. Se ampliaron escenarios, se alargaron los días de los conciertos y se incorporaron nuevas actividades, como la ruta del vino. Pasan por el festival artistas como Kiko Veneno, Loquillo (que repite este año), Brett Anderson, Amaral, Supersubmarina, Coque Malla, Izal... hasta que llega otro año clave: 2014. El cabeza de cartel fue Raphael, un bombazo que situó el festival en lo más alto del panorama musical.
La M.O.D.A.

La M.O.D.A.Twitter

En 2020, un año antes del COVID, las cifras que se manejaban era de 110.000 asistentes, casi cuadriplicando la población de Aranda. Las bandas que asistieron durante estos años de auge fueron muy variopintas, se mezclaban artista de renombre con otros que estaban empezando a serlo. La M.O.D.A., Sidecars o el Niño de Elche por un lado, por otro El Duo Dinámico, Leiva o Camela. En el festival se mezclaba el aroma de la tradición rural con estas nuevas tendencias musicales que se buscaban cada año.
El público asistía al recinto ferial para ver sus grupos favoritos por las noches mientras se deleitaba con el pueblo por el día. ¿Quién no ha disfrutado del mítico DJ Pico y Pala en el centro del pueblo? Además de ver alguna cara conocida mezclada entre el público.
Liam Gallagher exvocalista de Oasis

Liam GallagherIan West

Otro hecho histórico fue la asistencia de Liam Gallagher en 2018, el excantante de Oasis protagonizó una noche casi brillante sino hubiera sido por su metedura de pata con la canción Wonderwall. Nacho Cano haría de las suyas un año después, que cumplió con creces la acometida de un público entregado, a pesar de los estragos que sufriría después. Otros artistas que han pasado estos últimos años por las tablas de Aranda son Tequila, Crystal Figthers, Miss Cafeina, la Orquesta Mondragón, Despistaos, Chimo Bayo, Tote King, Carolina Durante, The Vaccines, Zahara, Viva Suecia, Def con Dos, El kanka, Los Secretos, Ladilla Rusa y muchos otros que no se nombran para no convertirla en una lista interminable.
Son muchas las claves del éxito de este festival. La primera es que ha podido atraer a artistas y bandas internacionales que eran muy difíciles de ver en el territorio español. También ha sido el inicio de bandas muy asentadas en la actualidad y también ha sido el adiós de muchas otras.
Esta edición, del 10 al 14 de agosto, está marcada por la pasada pandemia y por las ganas de música en vivo del público. Los recintos serán los de siempre, El Ferial, El Picón y el centro histórico de Aranda. Es el 25º aniversario del festival y se espera un evento espectacular, de momento el cartel deja artistas como Amaia, Celtas Cortos, Rulo y la Contrabanda, Mikel Erentxun, Rayden y un tal C. Tangana.
El cantante C.Tangana (Puchito)

El cantante C.Tangana (Puchito)Sergio R Moreno

El festival cumple años, muy bien cumplidos y los que le quedan. Si hay algo que no falla en Aranda es la gastronomía de calidad, el buen vino y por supuesto el rock and roll.
Comentarios
tracking