17 de agosto de 2022

Ferrán Torres celebra junto a Gavi el primer tanto del encuentro

Ferrán Torres celebra junto a Gavi el primer tanto del encuentroAFP

España consuma su 'vendetta' y espera rival

Los goles de Ferrán, el trabajo de Gavi y el desborde de Pino llevan a la Selección a la final de la Liga de Naciones y rompen el récord de Italia

La España de las controvertidas convocatorias se plantó ante un San Siro que entonó el himno nacional con la misma pasión que Pavarotti interpretaba el Nessun Dorma. Empezaba rugiendo Italia desde la grada y avisando desde el césped. Chiesa puso a prueba a un Unai Simón que despejó el ajustado disparo del italiano. España tenía ganas de vendetta y se puso en manos de Gavi, que quiso devolver la confianza a Luis Enrique a base de piernas, desplegando un muestrario de sacrificio y esfuerzo. De una recuperación del de Los Palacios nació la ocasión más clara, hasta el momento, en las botas de Oyarzabal, gracias a un pase de Marcos Alonso. El propio Alonso se sumó a la fiesta de avisos y a punto estuvo de sorprender a Donnarumma. El meta italiano, inactivo en el PSG, se le resbaló un disparo del lateral del Chelsea que dio en el palo y despejó milagrosamente Bonucci a córner
España hacía méritos para abrir el marcador y la sociedad entre Alonso, Oyarzabal y Ferrán dio sus frutos en el minuto 19. El delantero del Manchester City remataba a la red un servicio del vasco desde la izquierda. En una España huérfana de un '9'puro, el ex del Valencia se ha convertido en la solución perfecta: 11 goles en 22 partidos.
Con este tanto, España recuperó su versión mas selecta. Sin embargo, el capítulo de los sustos no acabaría pese a la mínima ventaja del combinado nacional. El combinado español tenía de su lado al gol y a la suerte, porque el disparo de Insigne, pasada la media hora, se marchó rozando la portería española para desesperación de la grada. A cinco minutos del final, Bonucci se pasó de revoluciones con un Busquets que domina ese tipo de lances. Segunda amarilla e Italia se quedaba con diez jugadores. El guion salía mucho mejor de lo esperado.
La selección tenía en sus botas la oportunidad de cerrar un partido que se le había puesto de cara. Los de Luis Enrique no quería improvisaciones y, de nuevo, esta vez justo antes del descanso, la sociedad formada por Alonso, recuperando, y Oyarzabal, centrando, encontraban, ahora, la cabeza de un Ferrán que con su doblete apaciguaba la batalla del '9' nacional, por lo menos por el momento. Máximo goleador con 12 goles en 22 partidos.
España se salpicaba las críticas y la poca ilusión que generaba en el aficionado con dos goles y un primer tiempo para enmarcar.

El 'efecto Pino'

Un inoportuna molestia en el tobillo derecho privó a Ferrán de seguir jugando. Le sustituyó Yeremi Pino que debutaba con el combinado español. El del Villarreal recogió el testigo del protagonista desde el principio. Por sus botas pasaron las ocasiones más claras y las jugadas más desequilibrantes del combinado nacional. El canario no se escondía, se gustaba y en el minuto 79 regaló un balón a Alonso, tras irse de dos italianos, con el pudo sentenciar el encuentro, pero Donrarumma lo impidió.
La emoción al choque la puso Pellegrini que aprovechó un error a partes iguales entre Yeremi y Pau Torres para recortar distancias. Ni el juego trabado que impusieron los italianos, ni los últimos cinco minutos de añadido cambiaron el signo del partido. Italia hincaba la rodilla 3 años después. La España de Luis Enrique ponía fin a la racha de 37 partidos consecutivos sin perder de la azzurra y se vengaba de lo ocurrido en la Eurocopa. La final y la Copa de Naciones esperan a España el domingo. 
Comentarios
tracking