Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Pau Gasol toma la palabra durante el homenaje

Pau Gasol vio su camiseta retirada en el pabellón de Los Angeles LakersAFP

Resumen del 2023 en el deporte (IX)  El año en el que se consumó el fin de la generación dorada del baloncesto español

Lo que nadie te enseña del éxito, y más cuando estás en la cresta de la ola, es que, irremediablemente, en determinado momento llegará la caída. Por desgracia, o por suerte, nada es eterno. Y a la generación dorada del baloncesto español, que tantos momentos inolvidables nos ha dado, le ha llegado su definitiva caída.

No se trata de recordar los logros de esta generación, que han sido muchos, pero por poner en contexto: cuatro veces campeona de Europa (2009, 2011, 2015 y 2022), dos veces campeona del mundo (2006 y 2019) y tres veces medallista olímpica (plata en Pekín y Londres, bronce en Río de Janeiro). En este 2023, en el Mundial celebrado en Japón, Filipinas e Indonesia, España terminó en el noveno lugar. Su peor resultado en esa competición desde 1994.

El primer golpe para las aspiraciones españolas de revalidar el campeonato mundial llegó antes de que comenzara el torneo: Ricky Rubio, gran estrella del equipo y MVP de la victoria en 2019, ponía en suspenso su carrera deportiva para cuidar su salud mental. Fue el último miembro en caerse de un equipo que, poco a poco, se ha ido quedando sin los pilares que les llevaron a la gloria: los Gasol, José Calderón, Juan Carlos Navarro...

De hecho, mirando la convocatoria de la selección en el campeonato del mundo, tan solo Rudy Fernández y Sergio Llull se mantenían como representantes de la vieja guardia gloriosa. Los hermanos Hernangómez, Willy y Juancho, representaban esa nueva generación que ayudó a los campeonatos de 2019 y 2022 y que sigue ofreciendo buen rendimiento pero a la que, sola, le falta nivel para aspirar a ganar.

El Mundial empezó bien, con España respondiendo a las expectativas en un grupo sencillo, venciendo a Brasil, Costa de Marfil e Irán para avanzar a la segunda fase. Ahí empezó la debacle.

El equipo español de baloncesto en este Mundial

España cayó eliminada en la segunda ronda del MundialAFP

Una inesperada derrota ante Letonia (69-74) complicaba las cosas y dejaba el siguiente partido, ante Canadá, como una auténtica final. Perder era decir adiós.

Ante los norteamericanos las cosas empezaron bien, con España llevándose una ventaja de diez puntos al descanso y de doce a falta del último cuarto, pero ahí se consumó el desastre. La selección canadiense, entrenada por el español Jordi Fernández y con estrellas de la NBA como Shai Gilgeous-Alexander o Dillon Brooks, dejó a España en 12 puntos en el último cuarto, 15 menos que ellos, lo que propició la derrota española y, por consiguiente, su eliminación del Mundial sin ni siquiera llegar a cuartos.

Fue el triste final de una generación que tantas alegrías nos ha dado y que, además, le complica el futuro. Sin presencia en las rondas finales del Mundial, España ahora tendrá que competir en un preolímpico durísimo si quiere estar presente en los Juegos de París del próximo verano.

Inmortal Pau Gasol

Lo bonito de todo esto ha sido que el destino ha hecho coincidir el final de los buenos resultados en pista con la inmortalización en el recuerdo de todos los aficionados de uno de los miembros de esa generación gloriosa. Pau Gasol, mejor jugador español de siempre, ya retirado, ha vuelto a entrar en la historia por motivos relativos al baloncesto. Y por partida doble.

El pasado 8 de marzo, en una solemne ceremonia celebrada en el pabellón de Los Angeles Lakers, equipo en el que Pau militó entre 2008 y 2014 y donde obtuvo dos campeonatos, la franquicia angelina retiró su dorsal y colgó su camiseta, para siempre, en lo alto del pabellón. Allí, el número 16 de Pau descansará de manera eterna junto a los de tantas otras estrellas históricas del baloncesto.

Ver el nombre y dorsal de un chico de Sant Boi de Llobregat junto a auténticas leyendas del deporte, de Wilt Chamberlain a Kobe Bryant pasando por Kareem Abdul-Jabbar, Jerry West, Magic Johnson o Shaquille O´Neal, es un hito del deporte español. Un recuerdo de que un español siempre será un icono venerado en el pabellón de la franquicia más importante del baloncesto norteamericano.

La camiseta de Pau Gasol, retirada entre las de referentes históricos del baloncesto

La camiseta de Pau Gasol, retirada entre las de referentes históricos del baloncestoRedes sociales

Por si fuese poco, el pasado mes de agosto se confirmó que Pau también pasará a formar parte del Salón de la Fama en la NBA, ese homenaje reservado para los mejores jugadores. Se convirtió en el primer, y por ahora único, jugador español en hacerlo y como reconocimiento a una carrera llena de éxitos e imágenes memorables, que alcanza más que, los ya de por sí legendarios, trofeos conseguidos con la selección y con los Lakers. Pau fue elegido en el número tres del Draft de 2001 y, desde entonces, ha sido elegido Rookie del año, seis veces All-Star y dos veces campeón del título (2009 y 2010).

Estos dos reconocimientos han servido para recordarnos e inmortalizar la trayectoria de un jugador que derribó todas las barreras, rebasó los límites conocidos y alcanzó la inmortalidad. Al igual que la selección española. No se puede ganar para siempre, pero sí se puede recordar eternamente a aquellos jugadores que te hicieron sentir grande, orgulloso y capaz de todo.

Comentarios
tracking