25 de septiembre de 2022

El uruguayo volvió a marcar, pero no fue suficiente

El uruguayo volvió a marcar, pero no fue suficienteAFP

Atlético de Madrid 1-2 Athletic Club

El Athletic Club remonta a un Atlético de Madrid víctima de su sangría defensiva

El conjunto de Marcelino saca provecho de un Atlético de Madrid al que cada vez sus rivales remontan con mayor facilidad

Athletic Club y Atlético de Madrid se dieron cita en la segunda semifinal de la Supercopa de España. Dos equipos que se encuentran en horas bajas, pero que han presentado credenciales de mejoría. El Athletic se presentaba como el vigente campeón del torneo y los colchoneros como campeón de Liga
Joao Félix tardó nueve segundos en intentar desequilibrar el choque y asustar a los leones que le dejaron pensar y poner el balón en la escuadra de Unai Simón, pero el VAR impidió que subiera al marcador tras un claro fuera de juego.
El luso, hambriento de titularidad y regularidad volvió a incomodar a la portería bilbaína con un disparo que, a punto estuvo de volver a sorprender al portero vasco
El encuentro fue disputado desde el principio

El encuentro fue disputado desde el principioEFE

O Menino sabía que los ojos estaban hoy puestos sobre él y quiso marcar los tiempos del ataque de su equipo desde el primer momento.
El rugido vasco llegó a los diez minutos con una jugada de Sancet que habilitó a Iñaki Williams y que solo Oblak impidió que el gol subiera al marcador. De nuevo, el conjunto de Simeone hacía público que están lejos de ser el equipo fiable en defensa de las últimas campañas.
Simeone: «El equipo no tiene fortaleza defensiva en el juego aéreo»

El Athletic mimaba el balón e intentaba jugar por dentro. Los colchoneros, cómodos ante esa decisión de los de Marcelino, intentaban sorprender a la contra. Era tan solo un intento, una utopía porque mientras la primera parte llegaba a su ecuador, el partido permanecía extenuado por la falta de chispa de ambos conjuntos. Madrileños y vascos conjugaban jugadas dejando pasar el tiempo sin ninguna profundidad. Ningún equipo quería que les hicieran gol y estaban más pendientes de no generar ocasiones al equipo rival que en finalizar las suyas.
El Athletic Club encontró el hueco que decidió dejar Carrasco y optaron por profundizar sus ataques por banda izquierda, pero el disparo de Dani García se fue al cielo de Riad. En el otro área, una buena jugada de Carrasco acabó en un tiro lejano en una jugada que iba perdiendo peligro cada vez que avanzaba el conjunto rojiblanco. El mismo peligro que perdió Joao Félix con el paso de la primera parte. Del gol anulado, se asomó al balcón del área para chutar , y ya no volvió a aparecer hasta cuarenta minutos después. El luso pierde muy rápido las burbujas y juega con cara de tristeza, pese al talento que posee.
Marcelino: «Fuimos superiores a los puntos y merecimos la victoria»

Se llegaba al descanso y ambos conjuntos parecían contentos con el resultado.
La segunda parte comenzó igual de cerrada que la primera. Los dos equipos defendían con seis efectivos y así era muy difícil sorprender al rival.
El Cholo acudió a Rodrigo de Paul por un Kondogbia que se fue mareado. Carrasco se perdió en regates en el área bilbaína temerosos de hacer penalti al belga y optó por un disparo con la izquierda que se fue alto. Los bostezos volvieron a hacer acto de presencia en un encuentro en el que ambos conjuntos parecían pretender llevar el encuentro por la senda del empate.
Sin embargo, los colchoneros decidieron que el periodo de empate había llegado a su fin y apareció Joao Félix, en el minuto 61, para picar con la cabeza un envío de Lemar que tocó en el palo y se metió en la portería de Simón. Cuarto gol del luso esta temporada
El luso volvió a abrir el marcador colchonero

El luso volvió a abrir el marcador colchoneroEFE

El Athletic se contagió del gol colchonero y tuvo su ocasión con un cabezazo a quemarropa de Íñigo Martínez que fue al centro de la portería donde Oblak se quedó con el balón en la misma línea de gol .
El conjunto de Marcelino sabía que era el momento de arriesgar y optó por salir de su área en busca del empate.

Una remontada en cuatro minutos

El Cholo, sabedor de la necesidad de cerrar el choque, dio entrada a Luis Suárez que sustituyó a un Correa que no fue el que acostumbra.
Oblak volvió a salvar a su equipo con una gran intervención a tiro de Williams. El esloveno volvía por sus fueros y se convertía en el jugador más destacado de su equipo.
El Athletic asomaba y, en un balón áreo -cómo si no- conseguía el empate gracias a un gran remate de Yeray, que acababa de saltar al campo. El Atlético volvía a exhibir su debilidad defensiva y la igualada volvía al luminoso. No contentos con eso, el pequeño de los Williams volvía a probar al portero del Atlético de Madrid que volvía a salvar a sus compañeros.
Sin embargo, no hay salvación eterna y, de nuevo, en un córner el Atlético volvió a naufragar. Nico Williams remataba a la red un rechace que recogió en el área pequeña.
El Atlético de Madrid se volvía a dejar remontar y en cuatro minutos vio cómo el resultado daba la vuelta y le privaba de la final. El Athletic, actual campeón de la competición y el equipo por el que nadie apostaba, será el rival del Real Madrid.
Comentarios
tracking