Fundado en 1910

18 de julio de 2024

Endrick, la joven promesa del fútbol brasileño

Endrick, la joven promesa del fútbol brasileñoPalmeiras

Endrick elige el Real Madrid y espera su oferta al Palmeiras

El equipo merengue ha tomado la delantera con el jugador y ahora le toca concretar una oferta para ganar la apuesta a PSG y City

Endrick Felipe Moreira de Sousa tiene solo dieciséis años pero la cabeza bien amueblada. El fútbol profesional te puede llevar por caminos desconocidos y opuestos, como le ha sucedido a Lewandowski, que deseaba militar el Real Madrid. Sin embargo, hay jugadores que se empeñan en cumplir su deseo siempre que sea posible. Endrick es uno de ellos. Desde hace un lustro, cuando comenzó a destacar sobremanera en la cantera del Palmeiras, su sueño era jugar en el Real Madrid, en el equipo donde Casemiro y Marcelo ganaban Copas de Europa, en el club donde compatriotas parecidos a él triunfan con heroicidades como la remontadas de la pasada temporada frente al PSG, el Chelsea y el City.

Desea vestir de blanco

Vinicius y Rodrygo vivieron esas gestas en el campo y Hendrick sintió una de esas renontadas del Bernabéu en directo, en la tribuna. Fue el 3-1 al Paris Saint Germain después del gol inicial de Mbappé y de una eliminatoria que a la hora de juego del segundo partido estaba con dos goles a favor del cuadro parisino. La explosión de los tres tantos madridistas y el estruendo del estadio le dijo admirado al chaval. Alguien le comentó: «Estas victorias las puedes vivir tú aquí también si vienes al Real Madrid». Al chico los ojos le hicieron chiribitas porque era lo que deseaba. Los profesionales del Real Madrid estaban cerca del muchacho en la grada y lo vieron claro, lo sintieron, lo constataron y lo comprobaron: quiere venir, lo desea.

Su padre estuvo a su lado en aquel triplete de Benzema en el coliseo madridista. Y es aún más tajante en su posición. Manifiesta descaradamente que quiere que su hijo firme por el Real Madrid. Juni Calafat, el jefe del fútbol internacional del campeón de Europa, y Wagner Ribeiro, apoderado de gran prestigio en Brasil, bueno amigo de Florentino Pérez y protagonista de la llegada de Vinicius, han sido dos hombres fundamentales para consolidar el anhelo del padre y del hijo por recalar en el Real Madrid dentro de dos años, el 21 de julio, cuando cumpla oficialmente los dieciocho años.

Calafat y Ribeiro han ha trabajado bien para mimar a Endrick y su familia. Ahora falta que el Real Madrid haga una oferta oficial al Palmeiras y abrir la negociación total, porque el PSG y el City también han observado al niño y pujan por ficharle. Hay que dar el paso adelante desde la casa blanca.

Una cláusula prohibitiva

La cláusula de rescisión de la joven promesa es el primer escollo. El chico renovó con el Palmeiras hasta 2025 con una cláusula de 60 millones. La entidad madridista no quiere superar los 35 o 40 millones de pago, aunque después haya bonus que abonar posteriormente. Alcanzar un acuerdo con el club brasileño es el punto de partida de la operación por un juvenil superdotado que tiene unas piernas musculosas que muestran su potencia y que recuerdan a las de Roberto Carlos.

A sus 16 años, el chaval es un delantero de una técnica colosal. Posee un arte que rememora en sus gestos a Garrincha. Regate, finta y buen disparo de gol, el chico es un orfebre del balón.

El gran dilema para su padre es que le pretenden los grandes de Europa y él solo quiere que venga a uno. El Palmeiras tiene mucho que decir en este asunto. El quid de la cuestión es si solo piensa en cobrar más dinero o si atenderá a los deseos de Endrick y de su familia y le permitirá irse al Real Madrid aunque sea por menos dinero.

La entidad del Bernabéu lleva la delantera a sus rivales europeos en este codiciado botín por la cercanía con el futbolista que han labrado Calafat y Ribeiro. Ahora falta rematarlo a la hora de la verdad con un pacto económico con el equipo que es propietario de sus derechos. La corta renovación del chico por tres años desvela el interés por traspasarlo muy pronto.

Endrick milita hoy en la primera plantilla del Palmeiras tras cinco cinco años de brillar en todas las categorías de las selecciones brasileñas. Marcar con 16 años en su equipo ya le he dado plusmarcas de precocidad. Por normativa de la FIFA, el chaval no puede jugar fuera de sus fronteras hasta los 18 años. Hay que ficharlo para asegurarse ese futuro. Así se hizo con Vinicius y Rodrygo, dos ejemplos que Endrick conoce muy bien.

El hipotético fichaje de Haaland dentro de dos años no afectaría a su situación. En el Real Madrid siempre habrá competencia para jugar. Vinicius y Rodrygo lo saben bien. Esperaban a Mbappé hace dos meses. Endrick tendrá que venir al Real Madrid para ganarse el puesto. Falta que la entidad madridista gane la partida del pacto con el Palmeiras.

Comentarios
tracking