Fundado en 1910

18 de julio de 2024

Joan Soteras, presidente de la Federación Catalana de Fútbol (izquierda), junto a Luis Rubiales

Joan Soteras, presidente de la Federación Catalana de Fútbol (izquierda), junto a Luis RubialesRFEF

La Generalitat se queda sin el ansiado control de la Federación Catalana de Fútbol

Joan Soteras, también vicepresidente de la Federación Española, seguirá en el cargo tras ganar las elecciones, repetidas ante la intromisión del gobierno catalán

La Federación Catalana de Fútbol seguirá en manos de Joan Soteras, dirigente muy cercano a Luis Rubiales, y de esta forma no estará bajo el control de la Generalitat. Esa es la principal conclusión que se saca de la repetición electoral en esta federación, un proceso lleno de reproches y marcado por el intento de control del Gobierno independentista catalán de este ente futbolístico.

Así, Joan Soteras, presidente de la Federación Catalana de Fútbol desde 2018, seguirá al frente del organismo tras imponerse en la repetición de las elecciones con 503 votos a Juanjo Isern (335) y Pep Palacios (12). Isern, alto cargo de la Generalitat, era la baza de la Generalitat para lograr el ansiado control que querían de una Federación clave en el engranaje del fútbol español.

Derrota de la Generalitat

La victoria de Soteras, que es es una persona muy cercana a Rubiales, actual vicepresidente en la Federación Española, supone un golpe a los planes de la Generalitat, que hace unas semanas había conseguido repetir los comicios. El Tribunal Catalán del Deporte (TCE) mandó repetir estas elecciones al considerar que hubo irregularidades documentadas en varios puntos de votación.

En unos audios desvelados hace unos meses por Vozpópuli se comprobó como Juan José Isern, ahora segundo en las elecciones, se había reunido con miembros de ese Tribunal con el objetivo de que se repitieran esas elecciones, tal y como ha ocurrido. «La clave es que el Tribunal repita las elecciones», decía en esos audios Isern. Se han repetido y ha vuelto a perder.

«Hemos ganado con diferencia y con esto demostramos que el fútbol catalán quiere que lo gobernemos nosotros. Debemos seguir quitando la corrupción que había dentro del fútbol catalán», ha dicho Soteras, acusando de «rabieta de no saber perder» las reivindicaciones de Isern, que se quejó que durante la jornada electoral «interventores miembros de la candidatura de Joan Soteras están dando actas notariales a los clubes en la puerta de la calle y hasta en la misma sala».

Comentarios
tracking