Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Vinicius, en un entrenamiento esta temporada con el Real Madrid

Vinicius, en un entrenamiento esta temporada con el Real MadridGTRES

Hay que frenar a Vinicius: quiere estar ante el Atlético, pero los médicos le piden prudencia

  • Ya se entrena en el césped y adelanta plazos de recuperación; quiere disputar el derbi ante el Atlético en dos semanas

  • El brasileño se ríe de las ofertas que le colocan en el extranjero, la última procedente del Liverpool: «¡Pero si yo solo quiero jugar el Real Madrid!»

Su masa muscular es un torbellino envidiable. Su potencia le permite realizar arrancadas imparables y mantenerlas en el espacio y en el tiempo. Vinicius nunca se había lesionado y la rotura en el bíceps femoral derecho sufrida en Vigo frenó una evolución constante que se define en la acumulación de 228 partidos en cinco temporadas, con 61 goles y 51 asistencias. Cifras apabullantes para un chaval de 23 años.
Es la acumulación de encuentros y de esfuerzos la razón de esa dolencia producida en el centenario celtiña. Porque el brasileño no puede funcionar a medio gas. Su poderío se centra en la velocidad punta que su genética le permite alcanzar. Se rompió hace veinte días y ya se ejercita en el campo. Ahora pretende reaparecer ante el Atlético en dos semanas. A ver quien le para.
Pues hay que frenarle, reflexionan en Valdebebas. Para el Real Madrid es muy atractivo contar con Vinicius ante Simeone. Pero las seis semanas que exigen su recuperación advierten que el retorno a la competición debe producirse en Nápoles a principios de octubre. El chico quiere estar en el Metropolitano y los médicos aconsejan al entrenador no correr riesgos, ya que estas roturas son traicioneras y un retorno precipitado puede destrozarle.
Las lesiones de Courtois y Militao, de larga duración, hacen soñar al madridismo con la participación de Vinicius ante los rojiblancos. Sería también una inyección de reafirmación interna del equipo, una manera de responder psicológicamente a la plaga de lesiones soportada este verano por la plantilla madridista.
Para Ancelotti sería magnífico tener al suramericano frente al eterno rival de la capital. Expuestos los deseos, hay que pensar con realismo. El italiano es zorro viejo, ha sufrido lesiones importantes en su carrera como jugador y sabe que el futbolista puede sentirse muy bien y recaer. Es joven, posee una potencia descomunal y esa sensación de poder engaña. Su cuerpo es novato en dolencias musculares y el extremo izquierda no piensa que puede pagarlo si comete una imprudencia.

Siempre juega al máximo

El análisis del cuadro técnico es que el derbi es un duelo muy duro y existe preocupación ante la ilusión que el delantero demuestra el por jugarlo. El veredicto es que si Vinicius disputa ese partido forzará su musculatura, nunca sabe rendir sin darlo todo, y ese es el dilema.
Ancelotti valora que la prioridad es contar con el brasileño a lo largo de la temporada y no obsesionarse con el derbi, aunque sea muy importante. A ver si le convencen.
Vinicius, lesionado: solo duró un cuarto de hora en el partido ante el Celta

Vinicius se lesionó en el partido ante el Celta de Vigo, hace ya tres semanasEFE

El plan idóneo para la estrella era disfrutar de minutos paulatinamente ante Las Palmas y Girona, a finales de septiembre, para atacar al Nápoles en buenas condiciones. Su anhelo por estar en el Metropolitano rompería esa programación médica previa. No se cambiará el planning. El atacante más importante del Real Madrid deberá aceptar el dictamen de los médicos y la decisión de Ancelotti. El italiano le quiere al máximo rendimiento en los grandes partidos, citas en las que no se admiten probaturas. Y el derbi no es un banco de pruebas. Solo jugará en territorio comanche si se encuentra en perfectas condiciones.

Las ofertas le alucinan

Vinicius trabaja para reaparecer cuanto antes y está sorprendido ante las presuntas ofertas que le colocan en el Liverpool y en Arabia Saudí. «¡Pero si yo solo quiero jugar en el Real Madrid!», comenta el jugador en Valdebebas con una sonrisa de punta a punta.
Renovó hace unos meses por cuatro temporadas y nunca ha escuchado propuestas exteriores en este lustro que lleva ligado a la casa blanca. El brasileño tiene claro que el mejor sitio para hacer una carrera a escala mundial es el Real Madrid. Lo dice él mismo. No hay más que hablar. Vinicius habla en la hierba.
Comentarios
tracking