Fundado en 1910

16 de abril de 2024

Al Sheikh Mansour, propietario del Manchester City, es de Emiratos Árabes Unidos

Al Sheikh Mansour, propietario del Manchester City, es de Emiratos Árabes UnidosEFE

Cómo la Premier League creó su propia Superliga y domina el fútbol sin necesidad de depender de nadie

La Premier League siempre ha tenido un sello británico que la ha hecho tremendamente especial. Los modestos estadios edificados de ladrillo, los cánticos de las aficiones, la lluvia, la niebla londinense, los momentos de descontrol de los partidos...todo son sellos característicos de una competición que ha hecho de esas peculiaridades una marca propia.
La liga inglesa siempre se ha enorgullecido de su particularidad, de aquello que la hacía única. Hasta el punto de que el aficionado podía distinguir entre querer ver fútbol y querer ver fútbol inglés, como si fuesen conceptos casi separados. Pero, en los últimos años, con la explosión millonaria de la Premier League gracias al dinero procedente de los derechos televisivos, la liga inglesa le ha dejado de pertenecer a los ingleses. Han perdido identidad.
El 75% de los equipos de la Premier League, 15 de los 20 que forman la liga, pertenecen a un propietario extranjero, en la mayoría de casos a través de holdings que buscan la multipropiedad de varios equipos repartidos a lo largo del mundo y que cuentan con ese club inglés como cabeza visible de la marca.
Para hacer una comparación, en España apenas el Girona, perteneciente al City Group -que tiene como joya de la corona al Manchester City- y el Atlético de Madrid tienen participación en clubes extranjeros y expanden sus fronteras más allá de su propio club. En Inglaterra son la gran mayoría.

Las causas

Hay muchos motivos que explican por qué la Premier League es el destino elegido para estos millonarios empresarios que quieren poner sus manos en el negocio del fútbol. En primer lugar, el reparto de derechos televisivos ha llenado lar arcas de los clubes ingleses. Es la liga con más repercusión a nivel mundial, habiéndose sabido colocar perfectamente alrededor de todo el mundo gracias a estrategias de marketing y publicidad, y atrae más audiencias que ninguna otra. Por tanto, mientras el resto del mundo se pelea por las migajas del dinero que reparte la televisión, en Inglaterra se bañan en dinero.
Empresarios de todo el mundo han encontrando ahí su lugar para invertir. Como consecuencia de esto, y del prestigio internacional que se ha ganado, la Premier está atrayendo a los mejores del mundo, tanto jugando como entrenando. Clubes que se apoyan en su peso histórico aún están pudiendo sobrevivir, atrayendo a jugadores con promesas de gloria, pero son casos limitados. Que los dos mejores jugadores ingleses de la actualidad -Jude Bellingham y Harry Kane- jueguen fuera de Inglaterra -Real Madrid y Bayern Múnich respectivamente- se explica desde esa atracción que aún generan los gigantes europeos.
Jude Bellingham es, sin duda, la gran figura de la Liga

Jude Bellingham descartó ir a la Premier, su país natalAFP

Por debajo las diferencias son mucho más notorias y explican el éxodo masivo de talento a la Premier. Casos como el de Unai Emery, habiendo ganado una Europa League y alcanzado semifinales de Champions con el Villarreal, marchándose al Aston Villa -que, aunque ahora le ha resucitado e impulsado cuando lo cogió estaba hundido en la clasificación- explican esta nueva realidad. La gente, en su mayoría, prefiere ir a Inglaterra, aunque no sea uno de sus grandes clubes, que estar fuera de la Premier y, por tanto, del primer ojo mediático.
Los casos de multipropiedad del fútbol siempre tienen como destino final la Premier. Son grupos de equipos, repartidos por todo el mundo que pertenecen a un mismo dueño y que facilitan los movimientos entre los jugadores de esos clubes. Los equipos de otros países se ven beneficiados por el impulso económico que les da tener a un club inglés detrás, mientras que los equipos de la Premier establecen, de esa manera, una red que caza y descubre talento por todo el mundo, además de abaratar los costes de traspaso.
Mientras la Premier está en uno de sus grandes momentos históricos, siendo referencia a nivel mundial, le ha dejado de pertenecer a los ingleses. Ahora son empresarios de otros países, ajenos a las raíces culturales de los clubes que representan, los que toman las decisiones que involucran a miles de aficionados. Todo mientras la rueda del dinero en el deporte sigue girando y la burbuja se va incrementando, acercándose al momento de no retorno.

Equipos Premier con dueños extranjeros

  • Arsenal: Stan Kroenke (Estados Unidos)
  • ​Aston Villa: Wes Edens (Estados Unidos) y Nassef Sawiris (Egipto)
  • Bournemouth: William Foley (Estados Unidos)
  • Burnley: Alan Pace (Estados Unidos)
  • ​Chelsea: Todd Boehly (Estados Unidos)
  • Crystal Palace: John Textor (Estados Unidos)
  • ​Everton: Farhad Moshiri (Irán)
  • ​Fulham: Shahid Khan (Pakistán)
  • ​Liverpool: John Henry (Estados Unidos)
    ​Manchester City
  • ​Manchester City: Abu Dhabi United Group (Emiratos Árabes Unidos)
  • ​Manchester United: Familia Glazer (Estados Unidos)
  • Newcastle: Public Investment Fund (Arabia Saudí)
  • Nottingham Forest: Evangelos Marinakis (Grecia)
  • ​Sheffield United: Abdullah bin Musa´ed (Arabia Saudí)
  • Wolverhampton: Guo Guangchang (China)
  • ​Brentford, Brighton, Luton Town, Tottenham y West Ham son los únicos con dueños británicos
Comentarios
tracking