04 de febrero de 2023

Joan Laporta, presidente del Fútbol Club Barcelona

Joan Laporta, presidente del Fútbol Club BarcelonaAFP

150 euros, la multa que se lleva Laporta por ir a protestar al árbitro en el Bernabéu

El Barcelona pidió perdón en sus alegaciones y se le coloca un castigo leve

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha castigado con 150 euros a Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, por sus protestas al árbitro Sánchez Martínez tras la finalización de El Clásico jugado en el Santiago Bernabéu el pasado domingo.
Nada más acabar el duelo, que ganó el Real Madrid por 3-1, Laporta bajó al vestuario del árbitro para recriminarle sus decisiones durante el partido. En concreto, el presidente azulgrana le protestaba dos acciones: un posible penalti de Carvajal a Lewandowski con 2-0 por un levísimo empujón y la pena máxima que el árbitro Sánchez Martínez -previa revisión en el VAR- sí señaló por un claro pisotón de Eric García a Rodrygo, jugada que supuso en el tramo final del encuentro el 3-1 definitivo.
Ahora, el Comité de Competición le pone una multa de 150 euros porque entran dentro de la infracción tipificada en el artículo 133 del Código Disciplinario: «incumplimiento de órdenes, instrucciones, acuerdos u obligaciones reglamentarias, en concreto de cuanto establece la Disposición General duodécima de las Normas reguladoras y Bases de la Competición respecto a las personas que tendrán acceso a los recintos de los vestuarios». Así, se sanciona al FC Barcelona con una «sanción graduada adecuadamente de forma leve, esto es en 150 euros».
El Barcelona había alegado que «la intención del Sr. Presidente del club no fue protestar a los árbitros, habiéndose dirigido a los mismos en términos respetuosos y educados y con la única intención de conocer su opinión respecto a sus decisiones». Reconociendo los hechos, el club azulgrana remitió al Comité de Competición sus alegaciones que también recogía que Laporta «abandonó el vestuario tan pronto fue requerido al efecto y además expresó sus disculpas al Presidente de la RFEF, reiterándolas en el propio escrito presentado».
Por todo ello, el FC Barcelona solicitó «que no se imponga sanción alguna por tales hechos o, subsidiariamente, que se imponga la sanción mínima aplicable». Eso ha sido finalmente lo que ha aplicado el Comité: una sanción de 150 euros que se entiende como falta «leve». En el acta del partido, el colegiado Sánchez Martínez recogió que «una vez finalizado el partido y encontrándonos el equipo arbitral dentro del vestuario, accede a él el presidente del FC Barcelona D. Joan Laporta Estruch solicitando explicaciones de forma reiterada sobre algunas situaciones del partido».
Comentarios
tracking