Qatarí que te viTomás Guasch

¡Viva la bandera de Palma!

Una maestra de apellido Cunill, sonido parecido a conejo en catalán, se irritó porque sus alumnos pusieron una bandera española en clase. Con estos bueyes hay que arar.

Actualizada 16:51

Los chicos de Palma deberían presentarse este lunes en su colegio con la réplica del bombo de Manolo, 30 espantasuegras y la bandera, claro. Seguro que lo estarán pensando. Deben ser gente muy divertida. España empató y casi clasificó también por ellos.

Ya saben. Una maestra de apellido Cunill, sonido parecido a conejo en catalán, se irritó porque sus alumnos pusieron una bandera española en clase. Con estos bueyes hay que arar. Fueron expulsados del centro La Salle de Mallorca, tras hacer lo inevitable: cachondearse de la censora.

Hicieron, en fin, lo que pensaban que era normal: lucir la bandera de tu país en tu país porque se juega el Mundial. Bienvenidos. Fueron un chute de moral y esperanza para mucha gente como aquí servidor. España huele a octavos también por ellos.

El asunto acabó 1-1. Iba para 0-0 y los técnicos decidieron poner un '9' cada uno. Casualmente marcaron los dos. El fútbol cambia, dicen que se moderniza, pero hay leyes, normas, costumbres implacables. Un equipo sin '9' es una bicicleta sin cadenas. 1-1 y resumen claro: estamos donde estábamos, capaces de ganar a cualquiera y sufrir con los buenos. Con esta Alemania más honrada que brillante.

En el primer cruce, Courtois y Hazard, Achraf o Modric, ese hombre. El madridismo empezará a interesarse por el Mundial.

Comentarios
tracking