09 de agosto de 2022

Alejandro Davidovich, en el encuentro de segunda ronda en Wimbledon

Alejandro Davidovich, en el encuentro de segunda ronda en WimbledonEFE

Cuatro horas de partido, cinco sets y Davidovich pierde por dar un pelotazo

Cae de forma cruel en segunda ronda de Wimbledon: lanzó una pelota al público en señal de disgusto y fue sancionado con un punto, que era de partido

Alejandro Davidovich tardará mucho en olvidar el partido de segunda ronda que disputó en Wimbledon. Tras dar la sorpresa en su estreno y 'cargarse' al polaco Hubert Hurkacz, uno de los favoritos, el malagueño rozó la épica ante el checo Jiri Vesely, al que llevó al quinto set.
Pero Davidovich no perdió: fue sancionado. Tras más de cuatro horas de partido y con el quinto set en el super tie-break, el español tiró la pelota fuera de la pista en un gesto de rabia. Tenía bola de partido su rival y se había desesperado, por lo que cuando le llegó la pelota ya sin estar en juego la lanzó al público. Se la dio un recogepelotas y él cabreado porque estaba al límite de perder no la recogió. Fue un gesto no de agresión, sino de disgusto. Pero conllevaba sanción de un punto. Y lo peor: ese punto ya significa la victoria de Vesely.
Davidovich había superado un mal primer set (6-3) para ganar la segunda y tercera manga de forma sufrida (5-7 y 6-7). La cuarta la perdió (6-3) y todo se decidió en un super tie-break que no se llegó a terminar debido a esta sanción. El español recibió un warning, que en realidad era el segundo. Ya había sido avisado con anterioridad por lenguaje obsceno. En el tenis sí se ponen muy serios con este tipo de actitudes.
Desolado en su banquillo, Davidovich acabó por aceptar la sanción. «Si he cometido un error tengo que asumir. Ha tocado en la bola de partido como podía haber tocado en el 5-4. Da igual. No sabía que me iba a pitar un 'point penalty' (la sanción que conllevaba ese segundo warning). Pensaba que eran diferentes conductas y me lo ha explicado luego», comentó un Davidovich que prometió que «de estas cosas se aprende e intentaré que no pasen en el futuro».
Lo más duro de todo fue que la situación ocurrió en el super tie-break de un quinto set, es decir, después de una tremenda lucha que le había llevado a más de cuatro horas de partido. «Un poco de retraso mental es lo que he tenido», explicaba un Davidovich que por juego mostró un gran nivel en esta edición de Wimbledon.

Temas

Comentarios
tracking