Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Rafael Nadal y Novak Djokovic

Rafael Nadal y Novak DjokovicAFP

La estadística en la que Nadal arrasa a Djokovic y que más duele al serbio

La rivalidad Novak Djokovic - Rafa Nadal ha vivido un parón en este 2023 por la lesión del español, pero todo indica a que en 2024 volverá a tener nuevos capítulos y además es muy posible que sean los últimos en la historia. Rafa comentó el pasado mes de mayo que seguramente sería «su última temporada en activo». Por ello, son muchas las noticias que se han hecho a lo largo de este año comparando el palmarés de ambos y tratando de zanjar el eterno debate sobre quién de los dos es mejor.
Realmente, es difícil inclinarse por uno u otro, ya que ambos tienen argumentos más que de sobra para ser considerados como el mejor tenista de la historia del tenis. Sin embargo, lo cierto es que Djokovic vive obsesionado con no dar lugar a debate y romper todos los récords que lograron antes otros jugadores. Un objetivo que en gran medida está logrando, pues es el tenista con más semanas en el número 1 (401), con más Grand Slams (24) y también con más Masters 1.000 (40) y Copas de Maestros (7).
En cambio, hay en una estadística donde Nadal es muy superior y que en este final de temporada ha vuelto a tomar relevancia. Novak Djokovic llegó a Málaga con el objetivo de conquistar su segunda Copa Davis y vimos algo impropio de él cuando juega para sí mismo, pero a lo que nos está acostumbrado cuando lo hace con la camiseta de Serbia.
Nole desperdició tres puntos de partido ante Sinner para sellar el pase de los suyos a la final del torneo y después perdió de manera clara el dobles decisivo, lo que llevó a Italia a la final y no a Serbia a pesar de que estaban en manos de Djokovic. Una decepción más con los colores de su país y que le deja especialmente tocado porque se suma a otras tardes amargas de Copa Davis y en los Juegos Olímpicos, su torneo maldito.

Nadal, un seguro para España

Si comparamos lo que suele vivir Djokovic en cada competición por países con lo hecho por Nadal, vemos una diferencia abismal. Para empezar, el balear ha conquistado dos oros olímpicos, uno en individuales, en Pekín 2008 y otro en dobles junto a Marc López, en Río de Janeiro 2016. Por su parte, el serbio solo ha logrado un bronce, en Pekín 2008, mientras que sus demás participaciones han acabado en lágrimas, siendo las de Rio de Janeiro y Tokio las más destacadas.
En Brasil, Nole perdió en primera ronda ante Juan Martín Del Potro y se marchó llorando de la pista. Sin embargo, lo peor le ocurrió en Japón, cuando tenía el partido de semifinales ante Zverev en su mano y colapsó mentalmente hasta el punto de que terminó perdiendo incluso el bronce –ante Pablo Carreño–. En aquel un encuentro acabó totalmente fuera de sí rompiendo varias raquetas y gritando sin parar a su box.
Djokovic, fuera de sí en los JJOO de Tokio 2020

Djokovic, fuera de sí en los JJOO de Tokio 2020 (celebrados en 2021)AFP

Eso no fue todo y también perdió junto a Nina Stojanovic en el tercer y cuarto puesto del dobles mixtos al no presentarse por una supuesta lesión en el hombro, aunque en realidad fue más por un fruto de la desesperación de irse de vacío en la categoría que realmente quería. Por un momento se vio con dos oros y terminó yéndose sin metal y con la sensación de haber perdido su mejor oportunidad para conseguir lo único que le falta en su palmarés.
La cosa tampoco mejora en la Copa Davis. Serbia únicamente ha conseguido una 'ensaladera', en 2010, y ha desaprovechado los mejores años de Nole, en los que podrían haber conseguido ser una potencia, pero donde finalmente se han tenido que consolar con tener una de estas copas en sus vitrinas.

Nadal tiene cinco Davis

Mientras tanto, Nadal ha conquistado cinco veces este histórico torneo siendo el gran protagonista en la mayoría de ellas. Rafa ha sido siempre una garantía en las eliminatorias, con 29 victorias y solo una derrota en individuales, además de haber dado la talla en dobles siempre que se le ha necesitado.
Djokovic no puede decir lo mismo, y es que, aunque haya logrado 40 victorias en la competición, ha perdido todos los partidos jugados ante el top 5 (0-4), algo que también le pasa en los JJOO (0-3). Dos competiciones que se están convirtiendo en una tortura para el serbio y en las que Nadal claramente le supera.
Esto tiene un gran significado para Nole. El tenista de Belgrado es el ídolo de su país y aunque a nivel individual ha conseguido todo y más, jamás ha podido brindarle a su país demasiadas alegrías en las competiciones internacionales.
Comentarios
tracking