25 de septiembre de 2022

Los datos de momento no son buenos, a pesar de lo que digan los gobernantes. En la imagen, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto

Los datos de momento no son buenos, a pesar de lo que digan los gobernantes. En la imagen, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes MarotoIsaac Buj - Europa Press

Análisis económico

La realidad hasta ahora: ocho millones menos de turistas a mitad de año

A la espera de lo que ocurra a partir de julio, los datos hasta junio no son positivos

Me encanta leerme las notas de prensa que emiten nuestros gobernantes. Son dignas para empapelar el cuarto de baño de cualquier economista serio de este país.
Soy economista, soy serio y por lo tanto voy a seguir empapelando mi lugar más privado para cuando entre en depresión, que motivos tengo de momento para leerme esas notas de prensa y, con perdón, partirme de risa.
«España recibe 7,5 millones de turistas internacionales en junio, frente a los 2,2 millones del mismo mes en 2021».
Claro, que se les escapa decir que, hasta junio, la mitad del mundo seguía con restricciones de viajes por la Covid: se tenía que llevar el pasaporte COVID, se tenía que presentar una PCR de antes de 72 horas al llegar y en los viajes era absolutamente necesaria la mascarilla.
¿De verdad es esta una nota de prensa seria? ¿O simplemente es una mofa y escarnio para que los españoles de a pie se crean que al menos lo del turismo está funcionando? Tratar de manipular a la gente es peligroso, porque el día que te das cuenta de que te manipulan, a partir de aquí ya no te crees nada.
Si al menos hubiesen dicho lo mismo con una frase como esta a continuación: «Pero 1,4 millones menos que en 2019, año que se consiguió el récord de turistas extranjeros», daría lugar a pensar que quien la ha elaborado es una persona imparcial.
Pero como nuestros gobernantes parece que creen que les pagamos para que nos mientan, pues así nos tratan. Si mañana por cada mentira pillada tuviesen una penalidad económica y a la tercera mentira se fuesen a la calle, otro gallo nos cantaría.
Hoy no tendríamos a Sánchez de presidente y de los ministros no quedaría ni uno; es más: sería difícil crear Gobierno, porque en este socialismo la mentira es la clave del crecimiento personal.
Pero vayamos a la realidad:
El mes de junio no ha sido bueno. En el mes de mayo llegaron a España casi siete millones, que fueron 952.000 turistas menos. En junio, aunque se ha incrementado en 500.000 turistas sobre mayo, la comparativa con junio de 2019 es que han llegado 1.373.616 turistas menos, que son una bajada del 15,5 % .
Cuando parecía que íbamos reduciendo el gap mes a mes y que cada mes perdíamos menos turistas, llega junio y nos pone cara de problemas y recesión.
El problema es que todos los países han reducido su número de turistas viajando a España, excepto Portugal, nuestro país vecino, que nos ha enviado 4.419 turistas más que en junio de 2019.
Quien realmente nos está haciendo mucho daño es Reino Unido, que en el mes de mayo nos envió 300.000 turistas menos, y en junio han sido 270.397. El segundo, y que ya sabíamos que nos iba a doler el zapato, es Rusia, con quien en este mes hemos perdido 182.043 turistas.
Alemania nos vuelve a hacer un agujero con 166.180 menos, y los países nórdicos, que en algún momento parecía que nos ayudarían a recuperarnos, nos dejan de enviar 118.054 turistas.
Francia, nuestro vecino y tercer país en importancia, solo cae un 9,6 %, cuando la media de caída es un 15,5 %.
Pero si este análisis lo llevamos al primer semestre del año nos encontramos que la caída acumulada con respecto al 2019 es de un 20,8 %, que equivale a que han dejado de venir casi ocho millones de turistas en lo que va de año: exactamente, 7,9 millones.
Sólo tenemos un país en positivo, que es la antigua Holanda. Hoy Países Bajos ha crecido un 2,8 %, y nos suma casi 37.000 turistas.
En valor absoluto, quien más daño nos está haciendo es Reino Unido. Con 1,8 millones de turistas menos, equivale a una bajada del 22,0 %. Le sigue Alemania, con 0,95 millones menos y un 18 %. El tercer país son los países nórdicos, con 0,8 millones menos y una bajada del 29,4 %. Así podemos seguir enumerando los países hasta que sumen los 7,9 millones que hemos perdido.
Llevo publicando datos y números sobre el turismo muchos meses, y todos los meses avisando de que hay que tomar medidas para paliar estos efectos. Para ser completamente imparcial, tecleo en San Google : «medidas tomadas por el gobierno para incrementar el turismo en 2022», y me salen:
Del 28 de junio: «Turismo aprueba 28 planes de Sostenibilidad Destino inversión con 61 millones». Nada.
Del 26 de julio: «El Gobierno dedica 35 millones de euros para la rehabilitación y mantenimiento de patrimonio histórico y cultural». Nada de nada.
El resto ya no es de este año. Conclusiones para no intelectuales:
1) A este Gobierno le importa el turismo lo que a mí el ministro de Universidades, que no sé ni cómo se llama.
2) No sabe hacer nada si no habla de gastar.
3) En seis meses dos noticias con medidas para incrementar el turismo significa que tenemos una Secretaría de Estado, que si estuviese en un país tipo Cuba, lo detendrían por vago y maleante. No es posible hacer menos, aparecer menos en Google, que lo encuentra todo.
4) Al Dr. en Economía y presidente del Gobierno se le ha olvidado que el Turismo ha llegado a representar el 12 % del PIB de nuestro país. No preocuparse por este negociado demuestra lo que le interesa la economía.
En definitiva, podría seguir dando cera y puliendo cera, pero iba a darme lo mismo.
La única verdad es que este país funciona solo: no tiene jefe, no tiene piloto, no tiene a nadie al frente, pero cuando en octubre estemos en recesión, con una inflación cercana al 10 %, a lo mejor los españoles nos echamos a la calle a pedir explicaciones y ese día quizás empiecen a cambiar las cosas.
De momento, 7,9 millones menos de turistas, y el dinero que se dejaban.
Comentarios
tracking