Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Muchas de las viviendas de la Sareb no tienen mercado ni compradores interesados

Muchas de las viviendas de la Sareb no tienen mercado ni compradores interesadosLu Tolstova

Sánchez 'nacionalizó' la Sareb por un euro para utilizarla como baza electoral

La mayor parte de viviendas disponibles por este organismo está en provincias con menos problemas para acceder al alquiler

En pleno éxtasis electoralista durante un acto este domingo, Pedro Sánchez anunció la movilización de hasta 50.000 viviendas de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, –la Sareb, también conocida como el banco malo– para alquileres a precios asequibles para jóvenes y familias. Pero la jugada puede salirle mal al presidente ya que el parqué disponible por este organismo está lejos de solucionar los problemas del mercado inmobiliario.
La Sareb fue creada en 2012 para tapar el agujero que dejaron las cajas de ahorros tras la crisis de 2008. Con un capital inicial de 4.800 millones de euros –del que el 45 % era aportado por el Gobierno y el 55 % restante por las principales entidades financieras españolas–, se hizo con medio millón de bienes inmobiliarios tasados en 107.000 millones de euros por un valor de más de 50.000 millones.
Para ello contó con un préstamo de la Unión Europea por valor de 51.000 millones con el aval del Estado a devolver en los siguientes quince años en una operación que la Comisión Europea dictaminó como sospechosa al entender que se debía haber aplicado un descuento del 72 %, unos 30.000 millones menos.
En definitiva, aunque la Sareb estaba financiada al 95 % por el Estado, solo tenía el control del 45 % en una pirueta contable para evitar que las pérdidas imputasen como deuda pública. Esto cambió en enero de 2022, cuando el Gobierno aprobó un nuevo marco legal para elevar su participación en el banco malo a través del FROB. En la práctica, el Ejecutivo se hacía con el control de este organismo por la cantidad simbólica de un euro a cambio de aumentar la deuda pública por encima de los 35.000 millones.
El objetivo era que el Gobierno tuviera mayor capacidad para gestionar esos fondos y la venta de activos –quedan por devolver más de 33.000 millones de euros–, pero Sánchez pretende convertir el problema de la vivienda en una de sus bazas electorales de cara a la cita de noviembre.
Si hace unos meses el Gobierno vendía 500 viviendas gestionadas por la Sareb a la Generalitat para salvar el plan de vivienda de Ximo Puig en un vergonzoso ejemplo de uso electoralista del parqué público, ahora Sánchez se saca el plan de 50.000 viviendas «para alquiler asequible». Con cierta trampa, claro está, ya que 21.000 estarán a disposición de municipios y comunidades, en 14.000 ya habitadas se impulsará el alquiler social, y se construirán 15.000 viviendas públicas en suelos de la Sareb.
Sin embargo, la jugada puede salirle mal a Sánchez. La Sareb cuenta actualmente con 46.540 viviendas disponibles concentradas principalmente en Cataluña (13.499), Comunidad Valenciana (8.897), Andalucía (4.544), Castilla-La Mancha (3.709) y Murcia (3.485). Pero el diablo está en los detalles y, si se analizan las viviendas disponibles por cada 100.000 habitantes, se observan que las más «beneficiadas» por las medidas de Sánchez serían las provincias con menos problemas para acceder a un alquiler barato.
Así, Castellón es la provincia con más viviendas de la Sareb (519,7) por cada 100.000 habitantes, seguida de Lérida (390,24), Tarragona (366,04), Toledo (303,78) y Murcia (229,5), regiones que se encuentran muy lejos de los primeros puestos de alquileres más caros.
Según el portal Idealista, los mayores problemas para acceder a una vivienda de alquiler se encuentran en la provincia de Barcelona, Madrid, Guipúzcoa, Baleares, Vizcaya y Gerona. Estas regiones, sin embargo, apenas cuentan con viviendas de la Sareb disponibles. El caso vasco, de hecho, es paradigmático: el banco malo apenas tiene 21 viviendas en Vizcaya, 18 en Álava y 14 en Guipúzcoa.
Y tampoco parece que las nuevas construcciones vayan a reducir la tensión. De las 14.202 viviendas que se encuentran en construcción, la mayor parte se encuentra en Valencia (1.642), Almería (1.118), Castellón (1.084), Cádiz (1.080) y Murcia (1.059). Viendo el mapa de las obras en curso de la Sareb, parece que sus responsables están pensando en el turismo de sol y playa.

Aval a los jóvenes

Alberto Núñez Feijóo, por su parte, también va a presentar este martes sus propuestas en materia de vivienda entre las que destacan el aval del 15 % de compra de primera vivienda para jóvenes o el coste de la fianza de alquiler para rentas medias y bajas.
Asimismo, planteará medidas para hacer frente a la ocupación ilegal, «ausencia clamorosa» en la ley de vivienda presentada por PSOE y Podemos.
Comentarios
tracking