Fundado en 1910

13 de junio de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

España es el tercer país con mayor inflación alimentaria de la Unión Europea

Si hay algo que les duele a las economías domésticas son los precios de la alimentación y de la energía

Actualizada 04:30

Este artículo va para el ministro de Economía, para que no se nos engole a la hora de hablar del índice de precios y no se nos venga arriba diciendo que los precios bajan, cuando raramente eso sucede.

Los precios, salvo en procesos de grandes crisis económicas y de recesión, nunca bajan, sino que siempre suben, lo hacen más o menos en función de las tensiones de precios y de producción que hay en los mercados.

Por eso, cuando Carlos Cuerpo, muy engolado él por la bisoñez en el puesto, nos dice que los precios de la economía española han bajado, es incorrecto. Han subido en el mes de febrero un 0,3 % y la inflación se ha colocado en un 2,8 % que es inferior desde el punto de vista anualizado a la que teníamos en enero, pero los precios han vuelto a subir en el mes de febrero del 2024. Eso sí, han subido menos de los que subieron en 2023, que en un solo mes se disparó un 0,9 %.

Hoy lo que le quiero mostrar, con los datos de enero de los alimentos en toda Europa, que mientras en el resto de los países el índice anualizado se está reduciendo, en España, es justo lo contrario, suben.

Si hay algo que les duele a las economías domésticas son los precios de la alimentación y de la energía y aunque en el caso los precios energéticos estén bajando, es porque vienen de unos niveles impagables hace menos de 18 meses. Según Cuerpo, ha llegado el momento de volver a castigar a los hogares con un regalo de un IVA al 21 % cuando hace 3 meses estaba en el 5 %.

Pero vayamos a ver que pasa con los alimentos en la Unión Europea para que veamos que somos la quinta economía en que más crecen los precios de éstos y la tercera con mayor índice de precios.

Así tenemos que la Unión de los 27 países hemos pasado de una inflación del 5,7 % a una inflación anualizada del 4,8 %, lo cual indica que está mejorando la situación media de los 27 países, aunque aún estamos muy lejos, en el tema alimentario, de considerar que el problema está resuelto.

Peor noticia tenemos en cuanto a la Eurozona, porque aunque también estamos contralando la inflación haciendo que esta baje del 6,0 % al 5,3 % seguimos por encima de la media de la Unión Europea (4,8 %) y solo hemos conseguido amansar la inflación anual en un 0,7 %.

Pero no es el caso de España, en el que los precios de los alimentos han pasado de una inflación anual del 7,3 % al 7,5 % y nos hemos colocado en el 5º país que más sube el IPCA de los alimentos que lo hace un 0,2 %, pero nos colocamos en el tercer lugar con mayor índice solo superados por Malta y Grecia aunque este último país bajando su tasa anual.

En el mes de enero el peor país ha sido Portugal que se le ha disparado la inflación alimentaria en un 1,2 %, si bien la inflación anualizada ya la quisiera Carlos Cuerpo y yo mismo, pues es solo de un 2,6 %.

Por otro lado todos los grandes países de la Unión Europea lo están haciendo mejor que España. Italia, que estaba con una inflación de los precios de los alimentos de un 6,1 % lo ha conseguido reducir en un 0,1 %.

Alemania, que estaba con una inflación del 5,1 % ha conseguido en enero acompasarla al 4,4 % con una reducción anualizada del 0,7 %, y Francia, que estaba por encima de nosotros en diciembre con un 7,4 % se ha quedado en enero con una inflación del 5,7 % y es una de las economías que mejor tendencia lleva desde las medidas que tomó el gobierno francés en el mes de septiembre y que empiezan a tener sus efectos.

Solo hay un país que puede decir que sus precios están bajando, ese país es Chequia, que su IPCA era negativo en un 1,1 % y en enero es negativo en un 4,8 %.

Al resto nos queda mucho trabajo por hacer, pero en especial al ministerio de Economía que no puede permitir que el IPCA de los alimentos sea el segundo de la Unión Europea y encima por necesidades de caja suba el IVA de la electricidad de un 5 % a un 10 % en el mes de enero y del 10 % al 21 % en el mes de marzo.

Lo siento por Carlos Cuerpo, pero esto no se hace así y, sobre todo, no se maltrata a las familias más necesitadas con estas subidas, al menos mientras seamos los segundos peores de Europa en los alimentos.

Comentarios
tracking