Fundado en 1910

17 de abril de 2024

Análisis económicoJosé Ramón Riera

El sector industrial pierde 740.000 puestos desde 2003

Tenemos una ministra de Trabajo que no sabe lo que se lleva entre las manos y, por eso, necesita convencer al algoritmo que utilice el género en sus cálculos

Actualizada 04:30

He escuchado un vídeo de Yolanda Díaz hablando de los algoritmos y el género, lo que me ha dado en qué pensar. Estoy escribiendo en este diario una serie de artículos sobre sectores económicos de este país desde varios puntos de vista –como su evolución– para luego analizar el comportamiento del empleo y de la productividad, y compararlo con la Unión Europea. Con ello haré un compendio para eviárselo a Moncloa, al Ministerio de Economía y al de Trabajo.
Sé que en la Moncloa, al menos Manuel de la Rocha los entenderá aunque se acuerde de mi difunta madre. En Economía seguro que Carlos Cuerpo también, aunque despotricará por mucho de lo que digo. Lo que tengo una enorme duda es de, si cuando los reciba Yolanda Díaz y aunque se los lea varias veces y todo su equipo se empeñe en explicárselo, terminará con la frase mayestática: «pero si aquí no se habla de género ni de algoritmos».
Tenemos una ministra de Trabajo que no sabe lo que se lleva entre las manos y, por eso, necesita hacer otras cosas, entre ellas convencer al algoritmo que utilice el género en sus cálculos. Qué tendrá que ver el género en una predicción, en una estimación, en un cálculo o en un resultado. Yo he utilizado tanto el masculino como el femenino sin necesidad de algoritmo, salvo que ahora al resultado le queramos poner otros artículos.
En cualquier caso, cuando haya analizado el conjunto de la economía y tenga todo el compendio preparado, se lo haré llegar, a sabiendas de que, aunque quiera, no podrá meterse conmigo, porque no me entenderá.
Dicho esto, al menos para los otros dos mencionados, con los que no comulgo pero respeto, les tengo que decir que después de ver lo que pasó con el sector primario y lo que ha pasado en la industria, que solo ha crecido un 32 % desde 1995 hasta 2023 en términos reales. Vamos a ver que no es otra cosa que el empleo ha caído un 12 % en ese período, pero que lo ha hecho un 25 % desde que se fue José María Aznar. Quizás deberían de ponerse las pilas, porque entre los dos sectores han perdido más 1,5 millones de empleos y se han quedado totalmente desfasados de la economía real de nuestro país.
Pero veamos cómo ha evolucionado el empleo en el sector industrial de nuestro país:
Al cierre de 1995 la cifra de trabajadores con los que contaba este sector, según la serie histórica que dispone el INE, había 2,6 millones de trabajadores empleados. Desde esa fecha hasta el 2003, se produce un incremento hasta el año 2000 sin parar y a partir de ahí se produce una bajada suave, pero continuada, hasta 2003, llegando al máximo de empleo en 2000 con 3,1 millones y quedando en 3,0 en el año 2003.
En este período el empleo sube en 431.800 puestos de trabajo nuevos que nos indican que el sector que creció en su PIB un 34 %, lo hace en empleo un 17 %.
En el período de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente se produce una gran convulsión en el sector, como vimos, en el PIB del sector industrial cayó un 3 %, pero la debacle se produce en el empleo, lo mismo que pasó en el sector agrícola, donde se pierden 692.200 empleos en esos 8 años, yendo de capa caída año a año, primero de una forma muy suave hasta llegar al 2008, donde se llevan ya perdidos 153.300 empleos a pesar de ser una época de crecimiento económico y con la crisis del 2008 es cuando en 3 años se pierden 538.900.
La falta de interés de socialismo por la agricultura también se produce sobre la industria, que además de decrecer un 3 % en su valor agregado destruye el 23 % del empleo del sector.
Con la llegada de Mariano Rajoy el sector crece un 3 % en el PIB y se estabiliza en la pérdida de efectivos, reduciéndose el número de empleados en 120.600, a pesar del crecimiento del PIB, lo que supone perder otro 5 % del empleo en 6 años de gestión, no demasiado afortunada, en lo que respecta a este sector.
Y con Pedro Sánchez ya es difícil hacer más daño a la industria, pues ya se la hizo Zapatero y Rajoy no contribuyó mucho a arreglarlo, el PIB de industria vuelve a caer otro 1 % y aunque el empleo se recupera en 72.300 efectivos, el resultado final es que la industria desde 1995 ha perdido 740.500, de los cuales el 93 % es por obra y gracia del socialista Zapatero. Otra confirmación de lo importante que es el socialismo para la economía.
Comentarios
tracking