Fundado en 1910

15 de abril de 2024

José Luis Moreno y una imagen de su actual casa

José Luis Moreno y una imagen de su actual casaIdealista / Gtres

Nuda propiedad: ventajas, inconvenientes y el gran motivo por el que José Luis Moreno vende su mansión sin mudarse

El empresario pone en venta su histórica vivienda que fue asaltada tres veces y con la que podría pagar deudas pendientes

Aquello de «¡Toma, Moreno!», que le decía Rockefeller a José Luis Moreno en la época del destape en España, resuena por los pasillos de la mansión de Boadilla del Monte donde vive el ventrílocuo desde los años 90.
El empresario acaba de poner la vivienda a la venta mediante la fórmula de la nuda propiedad. La mansión la compró en 1994 a través de su productora teatral Gecaguma S.L con una hipoteca de 2,2 millones de euros. En 2021 se tasó en 4,7 millones, pero tiene demasiadas cargas: tres embargos judiciales, según El Español, para responder de deudas de 681.000 euros reclamados por Hacienda, 80.000 por el Ayuntamiento de Málaga y 120.000 por el Ayuntamiento de Madrid.
Como detallan desde Simarro Abogados, el nudo propietario tiene la propiedad del bien, pero no su uso y disfrute, a diferencia del usufructuario, que no dispone de la propiedad del bien, pero sí tiene su uso y disfrute, y del propietario convencional, a quien le corresponde tanto la propiedad, como el uso y disfrute del bien.

La mansión la compró en 1994 a través de su productora teatral Gecaguma S.L con una hipoteca de 2,2 millones de euros

Más de dos mil metros cuadrados construidos en una parcela de diez mil. Diez habitaciones, nueve baños, tres pisos, terraza, armarios empotrados, piscina, jardín... todo lo que se espera de una vivienda de ese nivel que, incomprensiblemente, no tiene calefacción. Quizá sea ese el motivo de que al empresario que revolucionó la televisión en España se le vea en su canal de TikTok ataviado con un traje de lana o una chaqueta abrigada mientras explica cómo va a remover los cimientos del país con su próximo documental.
A los 76 años, el empresario está a la espera de juicio acusado de estafa y blanqueo de capitales. En los vídeos y apariciones públicas se le puede ver con esa sonrisa maquiavélica de otros tiempos sin miedo a que el peso de la ley pueda derrumbar su mansión.
Mansión de José Luis Moreno

Mansión de José Luis Moreno

Molet y Moreno

Lo que propone Moreno con la ayuda del histórico agente inmobiliario Eduardo Molet es vender en Idealista la nuda propiedad del palacete por el que una persona tendrá el derecho a título de la propiedad y solo dispondrá de ella cuando se extinga el usufructo. La persona que vende recibe un dinero a cambio y tiene derecho a seguir viviendo en su casa.
Mansión de José Luis Moreno

Mansión de José Luis Moreno

Pagar 8,5 millones de euros por tener en propiedad la casa José Luis Moreno es a lo que se expone el futuro comprador, nada de compartir espacio con el productor. No es la vivienda de los marqueses de Urquijo, pero tiene una historia oscura porque en 1999, 2007 y 2016 sufrió tres robos con gran violencia: «Me dieron con una barra y un hachazo, lo único que me quedaba era salvar la vida como pudiera», contó el propio Moreno en televisión.

Si tiene embargos hay que limpiarlos antesVíctor OrtizAbogado inmobiliario

La gran duda es por qué José Luis Moreno pide una cantidad tan elevada. «Si tiene embargos hay que limpiarlos antes», explica Víctor Ortiz, abogado inmobiliario, «lo que embarga Hacienda es la propiedad, no el uso». Esto supone que las deudas que pudiera tener Moreno quedarían saldadas con parte de esa cantidad antes de que el nudo propietario tenga la propiedad en regla.
Mansión de José Luis Moreno

Mansión de José Luis Moreno

Desde la inmobiliaria de Molet no pueden dar detalles sobre este caso concreto, pero aseguran que «cada uno recibe lo que tiene que recibir», una frase que da a entender que el nudo propietario no solo paga por vivir en la mansión, también por las cargas que tiene pendientes de cobrar Hacienda y, el día de mañana, será dueño de un pedazo de historia de la España mediática.

Nuda propiedad

Eduardo Molet lleva más de 25 años dedicado a la venta de la nuda propiedad de viviendas. Pronunciar su apellido es definir su negocio. Al grito de «¡Vendido!» y disfrazado de genio de la lámpara, Molet se trajo de Estados Unidos un modelo de negocio del que lleva años viviendo en el madrileño barrio de Chamberí.

Eduardo Molet explica que «en España tenemos la cultura de la herencia. Si los padres fallecen con 90, ¿para qué quieren sus hijos una casa con 60 años?». Esto es lo que ofrece vender la nuda propiedad de una vivienda. Se puede decir que es otro derecho que se tiene sobre una propiedad junto con el usufructo.

​Molet pone en contacto a mayores de 65 años que necesitan convertir su vivienda en dinero porque la pensión no les da para vivir con personas más jóvenes que quieran comprar una vivienda a un precio mucho más bajo que el del valor de mercado. «Los mayores de 65 solo pagan la plusvalía municipal», explica Molet y los compradores serán dueños de la casa solo cuando fallezcan sus dueños.
Comentarios
tracking