Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

hotel

Los sujetos tendrían la cabeza más baja que los piesFreepik

Empleo

Alemania ofrece 18.000 euros por estar 60 días en una cama

Para poder entrar a formar parte del proceso de selección es necesario cumplimentar previamente un cuestionario y participar en un evento online

El Centro Aeroespacial Alemán (DLR), la agencia central designada para las actividades alemanas de vuelos espaciales y temas relacionados, busca 12 candidatos de prueba que deberán permanecer 60 días en la cama a cambio de una recompensa de 18.000 euros. De hecho, el principal objetivo de ello es estudiar por qué los astronautas tienen problemas de coordinación y cómo ayudarles.
El experimento en sí consta de un reposo total que busca predecir los cambios fisiológicos que sufren estas personas en el espacio, sin gravedad. Gracias a ello, aunque esta prueba puede ser más dura de lo que parece, esperan crear nuevas rutinas de ejercicios y alimentación para aliviar el día a día de los astronautas en órbita.
Para optar a este puesto de trabajo se deben cumplir una serie de condiciones. Tal y como recoge el diario alemán 20 Minuten, se debe tener una edad entre 24 y 55 años, una altura entre 1,53 y 1,90 metros, y una masa corporal entre 18 y 30. A su vez, se debe «estar sano, no fumar y hablar con fluidez alemán».

Proceso de selección

Para acceder al proceso de selección se debe cumplimentar previamente un cuestionario y participar en un evento online. Posteriormente, también se deben realizar cuestionarios psicológicos, entrevistas telefónicas, exámenes médicos y otras pruebas. En el caso de superar todas las pruebas, el DLR dividirá a cada sujeto en uno de estos cuatro grupos.
  • Primer grupo: realiza un entrenamiento propioceptivo en un simulador en el que los participantes «flotan» tumbados sobre una especie de colchón de aire.
  • Segundo grupo: realiza entrenamientos de fuerza y resistencia.
  • Tercer grupo: recibe estimulación muscular a través de impulsos eléctricos.
  • Cuarto grupo: se acuestan en la cama y no participa en ninguna preparación, para ver el impacto de lo que sucede cuando no se realiza ningún entrenamiento.
Edwin Mulder, líder del estudio, ha especificado que «los participantes no se quedan simplemente en cama durante 60 días». Además ha aclarado que los sujetos tendrían la cabeza más baja que los pies, de forma que la presión en la zona superior del cuerpo aumenta, los músculos y huesos se deterioran y el sentido del equilibrio se confunde.
Finalmente, la higiene personal, ir al baño, comer o posibles actividades de ocio se realizarán desde la cama. Respecto a la comida, se calculará en función de las necesidades individuales en gramos y mililitros.
Comentarios
tracking