18 de agosto de 2022

Iberdola ha iniciado una campaña para animar a sus clientes a cambiar a la tarifa libre

Iberdola ha iniciado una campaña para animar a sus clientes a cambiar a la tarifa libreEuropa Press

Anticorrupción pide abrir juicio oral contra Iberdrola por un «artificio» para subir los precios

Reclama penas de hasta dos años de cárcel e indemnizar por el perjuicio causado: Más de 107 millones de euros

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado abrir juicio oral contra Iberdrola Generación y cuatro directivos a los que señala como responsables de un delito relativo al mercado y contra los consumidores por llevar a cabo un «artificio» en 2013 que sirvió para aumentar el precio de la energía provocando un perjuicio de más de 107 millones de euros. Por ello, pide hasta dos años de cárcel para los cuatro directivos y una multa de más de 84 millones de euros para la compañía.
En un escrito de acusación remitido a la Audiencia Nacional, el fiscal Antonio Romeral se dirige contra la filial y contra Á. C., director de Gestión de la Energía; G. R., responsable de Optimización, Gestión de Recursos y Trading; J. L. R., encargado de Gestión de Activos; y J. P., a cargo de Mercados a Corto Plazo y Generación Global.
Según explica, Iberdrola Generación, «con la finalidad de provocar una subida del precio de la energía eléctrica y perjudicar a los consumidores, ideó y puso en funcionamiento un sistema para incrementar el precio de la energía que vendía, más allá del que debiera resultar de la libre concurrencia de la oferta y la demanda».
Para conseguir ese mayor precio en el mercado eléctrico, relata Romeral, «a partir del 30 de noviembre de 2013 y hasta el 23 de diciembre de 2013 aumentó, sin causa legítima que lo justificara, el precio en las ofertas de energía eléctrica correspondiente a sus centrales hidráulicas de Duero, Sil y Tajo, a un nivel por encima del precio de mercado diario que impedía casar las operaciones».
Y ello, recalca el fiscal, «a pesar del incremento que experimentaban en esos días los precios de la energía eléctrica en el mercado de contado, que la situaban ante un coste óptimo de oportunidad».
Romeral expone que «la consecuencia del artificio urdido y llevado a cabo por los acusados fue la subida del precio de la energía eléctrica en, al menos, 7,156 euros/MWh», lo que supuso un beneficio de 21.222.818 euros para Iberdrola Generación por los 2.965.779 megavatios que despachó en ese periodo.
Conforme a sus cálculos, también se habría traducido en un daño económico de 107.340.000 euros, de los cuales 10,5 millones corresponderían a la veintena de compañías distribuidoras que constan como perjudicadas en la causa, mientras que el resto del perjuicio lo habrían soportado los consumidores con contratos a precio variable y las compañías de seguro que dieron cobertura a los contratos a precio fijo.

La Fiscalía pide indemnizaciones millonarias para la compañía

Así, pide que los acusados indemnicen hasta un máximo de 107.340.000 euros, conjunta y solidariamente, a las comercializadoras «y al resto de personas físicas y jurídicas que acrediten, como consumidores finales de energía eléctrica o garantes de los precios de la energía, haber sufrido o verse afectados por el incremento de los precios de la energía en el período de 30 de noviembre a 23 de diciembre de 2013, ambos inclusive».
Además, interesa que a Iberdrola Generación se le imponga como pena el pago de una multa de 84.891.272 euros y el decomiso de las ganancias obtenidas; y que los cuatro directivos sean condenados a dos años de cárcel, con una inhabilitación especial para desempeñar trabajos relacionados con la generación o comercialización de energía eléctrica, y a multas de 12 meses con una cuota diaria de 400 euros.

Producción paralizada

Romeral sostiene que, si bien Iberdrola Generación habría urdido esta maniobra, los encargados de materializarla habrían sido los cuatro directivos acusados mediante la formulación de las ofertas de la energía eléctrica procedente de las centrales hidroeléctricas de Duero, Sil y Tajo, una situación que --subraya-- determinó que estas centrales dejaran de producir energía.
Anticorrupción precisa que, «en el período comprendido entre el 2 de noviembre y el 29 de noviembre de 2013, la oferta despachada no superó los 70 euros/MWh, concentrándose el 91,48% de la misma --866,4 GW-- en una banda de precios inferior a los 50 euros/MWh», mientras que «en lo que respecta a la energía no despachada, el 48,13% de la energía ofertada --1.217,3 GW-- lo fue en unas bandas de precio superiores a los 80 euros/MWh».
En cambio, continúa, en el periodo investigado, del 30 de noviembre al 23 de diciembre de 2013, «el 32,54% de la energía despachada --183,7 GW-- lo fue en una banda de precios superior a los 80 euros/MWh». Y, «de la energía ofertada no despachada, 2.655,9 GW, el 94.33% --2.505,3 GW- lo fue en unas bandas de precio superiores a los 80 euros/MWh», completa.
En este contexto, Romeral recuerda que «a partir del 24 de diciembre de 2013 el cambio de las condiciones meteorológicas por fuertes borrascas y viento provocó la reducción del precio de la energía por la importante aportación de fuentes renovables».
Comentarios
tracking