23 de mayo de 2022

Carles Puigdemont, reunido con su equipo a primeros de mayo de 2018, cuando se produjo dicho pago de 900 euros a un prostíbulo

Carles Puigdemont, reunido con su equipo a primeros de mayo de 2018, cuando se produjo dicho pago de 900 euros a un prostíbuloAFP

El Debate accede a informes de inteligencia europeos

Una cuenta asociada a Puigdemont recoge 900 euros de gasto en un prostíbulo de Berlín

El apunte coincide con una reunión del expresidente catalán con 28 cargos de Junts en la capital alemana. Los informes revelan, además, que Puigdemont usó la cuenta de una etarra para contratar a su abogado belga, Paul Bekaert
​El Tribunal de Cuentas tumba el fondo del Procés

«Gastos de catalanes». Éste es el curioso concepto con el que, a principios del mes de mayo de 2018, el núcleo duro de Carles Puigdemont en Bélgica cargó un importe de 900 euros en un prostíbulo de Berlín, a una cuenta bancaria vinculada a la asociación belga CatGlobal ASBL que gestionaban conjuntamente Jaume Cabani Massip –un informático al que la Guardia Civil ha señalado como «cerebro» financiero del independentismo, nexo entre Junts per Cataluña (JxCat) y Esquerra Reupublicana y «encargado de la transformación del dinero malversado en criptomonedas»– y Josep María Matamala, el amigo inseparable del expresident catalán que, supuestamente, alquiló la conocida como Casa de la República, la mansión donde reside Puigdemont en Waterloo, por más de cuatro mil euros al mes. La fecha del apunte en cuestión, detectado por varios organismos europeos que realizan informes de inteligencia a los que ha tenido acceso El Debate, coincidió con una reunión mantenida en la capital alemana entre el propio Carles Puigdemont con su sucesor en el cargo, Quim Torra, y otros 28 diputados de JxCat. 
Josep Costa, portavoz de "Junts per Catalonia", Eduard Pujol y Albert Batet

Josep Costa, portavoz de «Junts per Catalonia», Eduard Pujol y Albert BatetAFP

Quim Torra y Carles Puigdemont se reunieron en Berlín, en un mes decisivo para el futuro del separatismo catalán, tras la huida de Puigdemont a Bélgica para esquivar la citación del Tribunal Supremo por liderar el referéndum inconstitucional del 1-O. En su viaje le acompañó un nutrido grupo de miembros del grupo parlamentario de JxCat, entre los que se encontraban Josep Costa, vicepresidente del Parlament y el diputado Albert Batet. Según consta en el extracto de la cuenta bancaria vinculada a CatGlobal ASBL, la expedición efectuó un gasto por importe de 900 euros en el club Gemma Berlín, un prostíbulo de la capital alemana. 
Tanto Jaume Cabani Massip como Josep María Matamala eran administradores de CatGlobal ASBL, una estructura  jurídica desde la que, según los informes de inteligencia consultados por El Debate, la denominada Casa de la República, presidida por el propio Puigdemont, recaudaba los fondos que han sufragado los gastos de todos los políticos catalanes huidos de la Justicia española, en Waterloo. Entre otros, se incluyeron los recibos de alquiler, los consumos de agua, la electricidad y otros costes asociados al mantenimiento de los pisos en los que han residido los fugados Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret.

Más de 2 millones de euros en cuotas

Atendiendo, únicamente, al cobro de las cuotas preceptivas que la cúpula de los prófugos recaudó entre la masa de simpatizantes independentistas para soportar las estructuras de la Casa de Puigdemont en Bélgica, el rédito económico obtenido por la entidad ascendió a cerca de dos millones de euros. 
A esto habría que sumar las ingentes campañas de micromecenazgo promovidas en apoyo de los 'exiliados' y la supuesta recepción de fondos públicos, presuntamente desviados de la Generalitat de Cataluña a través de una compleja trama de empresas pantalla y articulada a través de diversas cuentas corrientes abiertas en el extranjero. Una de esas cuentas bancarias, ubicada en Alemania revelaría apuntes en los que no sólo constan gastos corporativos vinculados a la Casa de la República sino, también, a pagos relacionados con la asistencia jurídica de los separatistas catalanes en su periplo por Europa, como los honorarios del bufete de abogados que asistió a Puigdemont durante su detención en el país germano. 
Entre otros gastos se incluyeron los recibos del alquiler, el agua y la electricidad y otros consumos de los pisos en los que han residido los fugados Toni Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret

Pagos desde la cuenta de una etarra

Siguiendo con el plano económico, se ha podido relacionar estas cuentas con la etarra María Natividad Jáuregui residente en Bélgica desde hace 17 años y que en noviembre de 2020 regresó a España para ser juzgada ante la Audiencia Nacional por el asesinato del teniente coronel Ramón Romero Rotaeche. Las comunicaciones entre la Casa de la República y Natividad Jáuregui consisten en el traspaso de una minuta del letrado Paul Bekaert, para que ese gasto sea asumido con fondos de la Casa de la República.
Por su parte, el propio Puigdemont mantiene que nunca asistió con el expresidente Quim Torra, ni con los otros 28 diputados, ni con ninguna otra persona ni tampoco en solitario a ningún prostíbulo ni realizó jamás gasto alguno en ningún local de este tipo.
Además ha asegurado que los fondos de la Casa de la República no han sufragado los gastos de asistencia letrada de la etarra Jaúregui.
Comentarios
tracking