27 de junio de 2022

La portavoz parlamentaria de EH-Bildu, Mertxe Aizpurua, en el Congreso

La portavoz parlamentaria de EH-Bildu, Mertxe Aizpurua, en el CongresoA.Martínez Vélez. POOL/Europa Press

El PSOE se pliega a Bildu y rechaza la ley que pretendía prohibir los «ongi etorris» a los presos

La diputada Mertxe Aizpurua (Bildu), cede su tribuna a las palabras de los etarras y agradece a los presos «su compromiso con la paz y la libertad»

Estaba casi cantado. El PSOE ha rechazado la toma en consideración de la Proposición de Ley de Ciudadanos que, entre otras cosas, pretendía prohibir los «ongi etorris». El acercamiento del PSOE a Bildu en las últimas semanas para aprobar los Presupuestos Generales del Estado y, cambiarlo como socio preferente en detrimento del PNV, ya daba a entender la postura de los socialistas. El comunicado de los presos de ETA conocido ayer en los que renunciaba a los actos públicos de bienvenida, firmaba la negativa de los socialistas. 
Así que, conocido previamente el resultado final, el debate se ha convertido en un cruce de palabras gruesas, reproches a uno y otro lado y una especie de pugna por ver quién es más víctima del terrorismo. 
Muy duro ha sido el proponente de la Proposición de Ley, Guillermo Díaz (Cs). «El verdadero precio de los Presupuestos es éste», ha reprochado a los socialistas, «ETA no existió y Bildu es un partido perfectamente democrático». Incluso ha recibido un toque de atención de la presidenta del Congreso, Maritxell Batet, cuando a acusado a los socialistas de haber llamado en la tarde de ayer a los presos de ETA para que lanzasen el comunicado por el que renunciaban a los ongi etorris.

Aplauso a los terroristas

A continuación, los partidos a favor de la Proposición de Ley de Ciudadanos acusaban al PSOE de pactar con quienes aplauden a los terroristas, y los partidos en contra de la Proposición de Ley, acusaban a Ciudadanos, PP y Vox de utilizar a las víctimas del terrorismo de modo electoralista. 
Hasta que ha llegado el momento de la intervención socialista. Y ha sido Patxi López el encargado de rechazar la proposición de Ley que pretende prohibir las bienvenidas a los asesinos que salen de la cárcel. Y claro, a falta de una justificación, ha lanzado la estrategia de «la mejor defensa es un buen ataque». Y así ha señalado que «de toda la Proposición de Ley, unos puntos ya están en la Ley, otros no tienen ningún sentido, y otros estaríamos encantados de colaborar. Pero ustedes no quieren», acusó a los diputados de Ciudadanos. 
Eso sí, Patxi López no ha querido dejar pasar la ocasión de echarse unas flores como si quisieran restaurarse de los reproches recibidos por parte de numerosas asociaciones de víctimas del terrorismo.  «La Ley de Víctimas, el Centro Memorial... Todo lo que hay en el ámbito de las víctimas, todo lo hicimos los socialistas. Ustedes no», ha concluido el que fuera Lehendakari socialista, Patxi López. 

Bildu lo vuelve a hacer

Pero si un dolor profundo se ha vivido hoy en el Congreso de los Diputados en el pleno de hoy ha sido cuando la diputada de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha empleado parte del tiempo del que disponía en la tribuna para dar voz a los presos de ETA a través de la lectura del comunicado que distribuyeron ayer y por el que renunciaban a los ongi etorris. Algo similar sucedió en la campaña electoral de 1996 y acabó con toda la Mesa Nacional de Herri Batasuna en la cárcel. Aunque dos años después el Constitucional los absolvió. 
No contenta con dar voz y ceder espacio a los asesinos, la diputada de Bildu, que ya en su día fue condenada por apología del terrorismo, ha concluido agradeciendo a los presos de ETA su «compromiso con la paz y la libertad». 
Esta intervención ha levantado las ampollas y el diputado y portavoz de Ciudadanos, Edmundo Val, ha pedido la retirada del Diario de Sesiones las palabras del comunicado de los presos etarras. 
Comentarios
tracking