10 de agosto de 2022

elecciones cyl encuesta 2 correcta

Encuesta de Target Point para El Debate

Mañueco paga la desmovilización de sus votantes y retrocede ante el empuje de Vox

El candidato del PP se aleja más del listón de Ayuso, aunque sigue por delante de la suma del PSOE y Unidas Podemos. Uno de cada tres votantes de Cs no sabe qué votar aún

Apagada la polémica de la carne, la campaña no le está sentando bien a Alfonso Fernández Mañueco, a juzgar por la segunda entrega de la encuesta de Target Point para El Debate sobre las elecciones del 13 de febrero en Castilla y León. La mayoría absoluta está cada vez más lejos.
No es solo que el candidato del PP se estanque, sino que retrocede 1,2 puntos en intención de voto respecto a la encuesta publicada el 24 enero, hasta los 33-34 escaños y 33,8 puntos. Lo que, sumado al ascenso de Juan García-Gallardo (Vox) en nueve décimas –hasta los 13,1 puntos–, estrecha el margen entre uno y otro en 2,1 puntos en dos semanas. La horquilla del candidato de Vox está en 10-11 procuradores.
Reparto de procuradores según el barómetro de El Debate/Target Point para Castilla y León

Reparto de procuradores, según el barómetro de El Debate/Target Point para Castilla y LeónJosé Ramón Pérez

Ese es uno de los dos grandes titulares que deja el sondeo, puesto que la diferencia de escaños entre el PP y Vox será crucial a la hora de definir su relación en la legislatura venidera: bien un gobierno en solitario de Fernández Mañueco con apoyo externo de García-Gallardo (que es lo que en realidad prefieren ambas partes, también Vox); bien una coalición de gobierno, que sería la primera entre ambos.
El PP está pagando la desmovilización: si hace diez días la participación estaba en el 67 %, a estas alturas cae al 62 %. Se explica, en buena medida, por el alto porcentaje de indecisos que tiene en sus filas, solo superado al de Ciudadanos: dos de cada diez castellanos y leoneses que en 2019 votaron a Fernández Mañueco están dudando a estas alturas qué hacer. Ya no solo a quién votar, sino directamente si votar o no el próximo domingo.
La volatilidad del voto del PP lo es más en los municipios de 100.000 habitantes, donde reside el grueso de su fuerza electoral. En concreto, uno de cada tres de sus potenciales votantes. El hecho de que el foco de la campaña se haya trasladado al campo ha dejado a la población de las ciudades en segundo plano.
El PP se consolida como el favorito en las elecciones de Castilla y León

La izquierda sigue sin sumar

El otro gran titular es que la izquierda sigue sin sumar, por suerte para Fernández Mañueco. Porque el PSOE no pasaría de 28-29 escaños, a pesar de que sube uno y cuatro décimas en intención de voto respecto a la anterior encuesta. Unidas Podemos, por su parte, obtendría entre 2 y 3. Así que en el mejor de los escenarios sumarían 32, cuando la mayoría absoluta se sitúa en 41.
Intención de voto según el barómetro El Debate/Target Point para Castilla y León

Intención de voto según el barómetro El Debate/Target Point para Castilla y LeónJosé Ramón Pérez

Pero la cruz de la moneda para los intereses del PP es que se consolida la presencia de España Vaciada, Unión del Pueblo Leonés y, en menor medida, Por Ávila. Así que las Cortes de Castilla y León estarán más fragmentadas que hasta ahora, aunque es complicado pensar en que Fernández Mañueco logre un pacto de investidura con todos ellos y sin Vox. Pueden llegar a sumar, entre todos, siete procuradores.
Soria ¡YA! amarra su segundo escaño, que tenía en duda en la primera encuesta. Sube tres décimas en intención de voto –hasta el 1,7 %– y ya es la primera fuerza política en la provincia. Vía Burgalesa, la marca de España Vaciada, obtendría uno. No obstante, la plataforma se quedaría sin representación en Valladolid, Palencia y Salamanca.
UPL, por su parte, se mantiene en esa horquilla de 2-3 procuradores, en una circunscripción con 13 en juego. Por Ávila puede conservar el que tenía la legislatura pasada, pero no está claro.
Ciudadanos frena su desangramiento, pero cuando ya casi no le quedaba sangre. Sube tres décimas y acaricia el escaño de Valladolid, el de Francisco Igea, el único de los 12 que tenía que está en disposición de mantener. Igea estuvo confinado desde el arranque de la campaña y hasta el pasado sábado, cuando reapareció en un mitin en Valladolid. De hecho, intervino en el primero de los dos debates desde casa.
La gran batalla se adivina en Valladolid, una circunscripción con 15 procuradores en juego donde cuatro formaciones se disputan el último. Allí ganaría el PP, como también en Salamanca, Ávila y Segovia. En Burgos, León, Palencia y Zamora la primera fuerza política no está clara: PP o PSOE.
Enfilando la recta final de la campaña, se produce un vuelco en el trasvase de voto en el bloque del centro derecha. En la precampaña, la encuesta de Target Point mostraba cómo Vox había adelantado al PP en la carrera por hacerse con los exvotantes de Ciudadanos. Esta vez las tornas han cambiado: el 16,5 % de quienes en 2019 votaron a Cs manifiesta ahora su predilección por el PP, frente al 11,65 % que lo hace por Vox.
La formación de Igea es, de largo, la que menos fidelidad de voto y más porcentaje de indecisos tiene aún. Y es un misterio si el voto favorable de Inés Arrimadas a la reforma laboral de Pedro Sánchez cambiará algo. De momento, uno de cada tres votantes de Cs sigue sin tener claro su voto, y de los restantes solo el 19,42 % de los encuestados afirma que seguirá fiel a las siglas naranjas.

El trasvase Cs-PSOE, mínimo

Otro dato importante: el trasvase entre Cs y el PSOE es mínimo, a pesar de que durante la campaña Luis Tudanca ha hecho guiños y llamamientos a los desencantados de Igea. Solo el 3,88 % de esos exvotantes se inclina por votar al PSOE, y en precampaña eran el 9,4 %. La conclusión es que la estrategia del PSOECyL no está funcionando.
La valoración de los candidatos se mantiene en unos términos bastante similares a los de la anterior oleada, pese a que por medio los del PP, PSOE y Ciudadanos han confrontado en un debate televisado.
Dentro del suspenso general, Fernández Mañueco obtiene una nota media de 3,85 y Tudanca dos centésimas menos, 3,83. Igea, por su parte, saca un 3,72. Destaca el ascenso de García-Gallardo, que pasa de una puntuación de 2,48 a 2,73. Meritorio, puesto que adelanta a los candidatos de Unidas Podemos, UPL y Por Ávila, Pablo Fernández, Luis Mariano Santos y Pedro Pascual, respectivamente.
A seis días de las elecciones, casi todo son incógnitas en la ecuación castellano y leonesa.

FICHA Técnica:

  • Ámbito: Comunidad Autónoma de Castilla y León.
  • Universo: población empadronada, desde 18 años y con derecho a voto.
  • Tamaño de la muestra: 1.020 entrevistas estratificadas por provincias, hábitat, sexo y rangos de edad.
  • Error muestral: para un nivel de confianza del 95,5 %, el margen de error de la muestra es del +-3,07 %.
  • Trabajo de campo: entrevistas a panelistas online, por sistema CAWI.
  • Fechas de realización del trabajo de campo: del 29 de enero al 3 de febrero de 2022.
Comentarios
tracking