15 de agosto de 2022

Pedro Sánchez y Felipe González

Pedro Sánchez y Felipe GonzálezDani D. / PSOE

Crisis en el PSOE

El PSOE de González se rebela contra Sánchez por la Ley de Memoria que ha pactado con Bildu

Varios exmandatarios del primer Ejecutivo socialista desde la restauración de la democracia critican con dureza la nueva Ley de Memoria

Es el mismo partido, pero parecen dos. El PSOE que encabezaba Felipe González y que conformó el primer Ejecutivo socialista de la democracia tras la dictadura franquista poco o nada tiene que ver con el actual Partido Socialista Obrero Español de Pedro Sánchez.
Así, al menos, se desprende de las duras críticas a las que el presidente del Gobierno se está teniendo que enfrentar durante las últimas horas por parte de varios exmandatarios socialistas.
El motivo principal, aunque no el único, es la nueva Ley de Memoria con la que el Gobierno pretende reescribir la historia y, de paso, blanquear a ETA, dado el apoyo que recibe de sus herederos de EH-Bildu.
A este respecto se pronunciaba González hace escasas horas, durante una intervención en uno de los cursos de verano del Escorial que organiza la Universidad Complutense de Madrid, que ha versado sobre la seguridad jurídica en la contribución al gasto público.
El expresidente del Gobierno ha expresado su miedo a que «las memorias se conviertan en desmemorias», en clara referencia a la norma que ha sido aprobada esta semana en comisión en el Congreso de los Diputados con el respaldo de PSOE, Unidas Podemos, PNV y Bildu.
González, a quien algunas voces tildan de derechista desde el propio entorno socialista, no ha sido el único en cargar contra Sánchez y sus concesiones a los proetarras.
Alfonso Guerra, que fue la mano derecha de González entre 1982 y 1991, años en los que ejerció como vicepresidente del Gobierno, tampoco se ha quedado callado ante la intención de Sánchez y sus socios de Gobierno de Unidas Podemos de tratar de modificar el recuerdo de los españoles.

Quien piensa que –la dictadura– acabó en el 83 [...] es uno de los que jaleaba a los asesinos en el País VascoAlfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno

Este martes, cuestionado explícitamente sobre la Ley de Memoria, se ha excusado en que solo conocía lo que había salido publicado en los medios, pero no ha dudado en lanzar un dardo envenenado contra el presidente del Gobierno.
Para Guerra, la nueva norma trata de dilucidar «cuándo acabó el franquismo, en el 75, en el 77, en el 78 con la Constitución…». «Hay quien piensa que acabó en el 83 y quien piensa eso es uno de los que jaleaba a los asesinos en el País Vasco. Es muy difícil de entender», ha asegurado.

Leguina: «Es una vergüenza»

Aún más vehemente se ha mostrado otro dirigente histórico del partido, Joaquín Leguina, quien fuera el primer presidente de la Comunidad de Madrid, entre 1983 y 1995. En declaraciones a la cadena 7NN ha tildado la Ley de Memoria de «vergüenza».
«Es una vergüenza. Es una vergüenza pactar con Bildu cualquier cosa, pero pactar esto, además, es una cuestión puramente ideológica y no hay forma de entenderlo. Aquí hay una pelea de ciertos amigos de Sánchez contra los que hicimos e hicieron la Transición que no se entiende», ha afirmado este martes.
Para Leguina, «la Transición fue, sobre todo, la reconciliación entre españoles». «¿Por qué quieren echar eso abajo?», se ha preguntado otro de los históricos socialistas que ya no se ve reconocido en el PSOE de Sánchez.
Comentarios
tracking