25 de septiembre de 2022

Inmersión lingüística en catalán

Inmersión lingüística en catalánAyuntamiento de Son Servera

Cataluña  La Generalitat ha destinado desde 2016 casi tres millones de euros a la inmersión lingüística en catalán en el sur de Francia

Esta subvención la ha recibido la asociación de Amics de la Bressola, que cuenta con ocho centros educativos en el país vecino

La Generalitat ha subvencionado con 2,9 millones de euros a la asociación de Amics de la Bressola, que cuenta con ocho escuelas en el sur de Francia en las que se aplica también el modelo de inmersión lingüística en catalán. Son ocho escuelas en las que estudian 1.100 alumnos. Entre 2006 y 2020 (excepto 2017), el Govern concedió cada año una ayuda de 400.000 euros para pagar al personal docente de estas escuelas. El año pasado la subvención fue mayor y ascendió a los 650.000 euros, también destinados al mismo concepto. Y este 2022 también va a ser esa misma cifra, según un acuerdo de gobierno de finales de junio. Además, en 2020 se concedió otra ayuda por valor de 2.276 euros para la «adquisición de CD y cuentos de la Asociación para las bibliotecas del sistema de Lectura Pública». En este último caso, la financiación ha venido de la consejería de Cultura; el resto, del departamento de Presidencia.
Esta es la respuesta que ha dado el consejero de Educación, Josep González Cambray, al grupo parlamentario de Vox. Precisamente su portavoz, Joan Garriga, ha dejado claro que, de entrada, están «en contra de la inmersión en Cataluña, en Francia y en todas partes». Pero, además, se sienten «preocupados» porque esto es «malgastar dinero» de los españoles y de los catalanes para «invertirlo en Francia». Y especialmente cuando en Cataluña, recordaba, «tenemos miles de estudiantes en barracones; centros escolares que tienen que cerrar por falta de apoyo financiero, como es el caso del Mary Ward; y familias que no pueden pagar los libros de texto, que les cuesta llegar a final de mes, o que no pueden pagar el comedor de sus hijos. Y mientras, la Generalitat gasta casi tres millones de euros en Francia para potenciar la lengua catalana y obligar a la inmersión en algunos colegios». De ahí, dice Garriga, que se pueda afirmar que «la Generalitat nos roba».
Cartel de La Bessola

Cartel de La BessolaLa Bessola

Desde la Generalitat justifican la subvención a esta asociación porque «trabaja para recuperar la enseñanza de la lengua en este territorio», en el sur de Francia (o la Cataluña del Norte, como se dice exactamente en el acuerdo de Govern). Y recuerda que es una «entidad sin ánimo de lucro» que tiene como «objetivo principal promover la creación y el mantenimiento de escuelas que imparten la enseñanza en catalán».
Desde La Bressola, por otro lado, destacan que han conseguido «retos muy importantes y el nombre del alumnado inscrito crece año tras año». Ponen como ejemplo que en 2017 se puso en marcha un nuevo proyecto de secundaria «para reforzar el trabajo en la etapa del Colegio (de 11 a 15 años), preparar la creación de un segundo colegio y abrir el Liceu, «que es una etapa clave en la construcción de la identidad individual, social y cultural de la personalidad de los alumnos», apuntan. Y ante este crecimiento también consideran «fundamental que su financiación cada vez sea más elevada». De momento, 500 personas asociadas y 50 ayuntamientos de todos «los Países Catalanes» dan apoyo a La Bressola, según dicen en su página web.
Colegio en Cataluña

Colegio en CataluñaEuropa Press

Estas ayudas que ha concedido la Generalitat no son las únicas que ha recibido La Bressola. En 2007, cuando gobernaba el tripartito (PSC, ERC e Iniciativa), el gobierno catalán destinó otros 2,9 millones de euros para la construcción del Colegio Secundario en Le Soler, en el Rosellón. El entonces vicepresidente, Josep Lluís Carod Rovira, asistió al acto de colocación de la primera piedra y aseguró que ayudar a que el catalán tenga futuro es una buena inversión siempre, «se haga donde se haga» y especialmente si «se hace en una parte de tierra catalana que no dispone de los instrumentos de gobierno que tiene la Generalitat».
Y mientras el Govern destina casi tres millones de euros a la inmersión en Francia, el consejero de Educación tiene a los profesores en pie de guerra. De hecho, ya han anunciado varias jornadas de huelga coincidiendo con el inicio del curso escolar en septiembre. Entre otras cuestiones, le piden que «revierta los recortes» en Educación, que se destinen más recursos y que se puedan contratar a más profesores.
Comentarios
tracking