28 de enero de 2023

Acto de homenaje a las víctimas de ETA organizado por NEOS en la Real Casa de Correos, Madrid

Acto de homenaje a las víctimas de ETA organizado por NEOS en la Real Casa de Correos, MadridNEOS

Acto de NEOS en homenaje a las víctimas

Siete 'testimonios de la verdad' de las víctimas de ETA para pedir justicia «sin venganza y sin odio»

NEOS ha realizado este martes un homenaje a todas las víctimas del terrorismo para recordar sus vidas contadas por sus familiares, que luchan por defender su dignidad y su memoria

Guillermo Tévar, José Francisco Mateu, Ignacio Mateu, Carmen Tagle, Fernando Múgica, Jesús Ábalos, Miguel Ángel Blanco y Luis Portero. Todos ellos eran inocentes, todos ellos tenían una familia y unos planes de futuro, todos ellos se enorgullecían de ser españoles y de sus principios y sus ideas, y, un día, todos ellos fueron asesinados por la banda terrorista ETA.
'Testimonios de la verdad', el título del acto con el que NEOS ha querido realizar un homenaje a todas las víctimas del terrorismo, resume a la perfección lo que se ha transmitido en el Auditorio de la Real Casa de Correos la tarde noche de este martes. En la céntrica Puerta del Sol, sus familiares han tomado la palabra para contar de primera mano no cómo murieron sino cómo eran y cómo vivieron. Hoy continúan pidiendo únicamente que se haga justicia, sin venganzas y sin odios, y que se proteja su memoria y su dignidad.
El acto organizado por la entidad que preside el exministro Jaime Mayor Oreja ha querido ser un «grito de justicia», como ha señalado el periodista José Javier Esparza, que lo ha presentado, y una «denuncia de la injusticia» que sufren las víctimas ante el acercamiento sistemático de etarras presos y ante el hecho de que aún existan más de 370 asesinatos perpetrados por la banda terrorista ETA sin esclarecer. «Esas heridas -ha afirmado en referencia al sufrimiento de las víctimas- son las nuestras».
Guillermo Tévar, José Mateu, Fernando Múgica y José Antonio Tagle

Guillermo Tévar, José Mateu, Fernando Múgica y José Antonio TagleNEOS

Y es que, en palabras de Enrique López, consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, ellas son «una referencia ética central de nuestro Estado de Derecho». «Nuestras víctimas nunca han pedido venganza, lo único que piden es justicia», ha aseverado. Frente al relato que ahora se pretende imponer, López ha incidido en el hecho de que no hubo un conflicto político, sino que «hubo víctimas y hubo verdugos».
El encargado de moderar este acto ha sido el periodista Cayetano González, que durante ocho años fue director del Observatorio internacional de Víctimas del Terrorismo de la Fundación San Pablo-CEU, y precisamente de ellas ha destacado «su fortaleza moral, su renuncia al odio y a la venganza y su deseo de que solamente se haga justicia». A lo largo del encuentro, ha dado paso a los siete testimonios que, desde el corazón y a través de anécdotas, han acercado al auditorio una imagen de sus familiares a los que ETA quitó la vida. Tras sus emotivas intervenciones, si algo se ha puesto de relieve ha sido la calidad humana, la capacidad de servicio y las firmes convicciones de las víctimas.
Carlos Ábalos, Marimar Blanco y Daniel Portero

Carlos Ábalos, Marimar Blanco y Daniel PorteroNEOS

Así, han ido tomando la palabra Guillermo Tévar, hijo del teniente coronel Guillermo Tévar; José Mateu, hijo del magistrado José Francisco Mateu y hermano del guardia civil Ignacio Mateu; José Antonio Tagle, hermano de Carmen Tagle, fiscal de la Audiencia Nacional; Fernando Múgica, hijo de Fernando Múgica, abogado y militante histórico del PSOE; Carlos Ábalos, hijo del coronel del Ejército Jesús Ábalos; Marimar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, concejal en el Ayuntamiento de Ermua; y Daniel Portero, hijo de Luis Portero, fiscal jefe de Andalucía.
Entre los testimonios, se ha lanzado una pregunta que quizá hoy se hagan muchas de las víctimas del terrorismo que asisten a la tergiversación del relato, a las cesiones a los herederos de ETA y a la humillación por los homenajes a etarras que continúan produciéndose en el País Vasco. «¿Ha servido para algo la muerte de mi hermano?», ha expresado Marimar Blanco, algo que se pregunta cada día, 25 años después del asesinato de Miguel Ángel Blanco y más ahora tras el acercamiento de su verdugo, Javier García Gaztelu alias 'Txapote', a una cárcel de Vitoria. Daniel Portero, que ha cerrado el acto, ha respondido que sí, asegurando que «la sociedad cambió radicalmente» aquel 13 de julio de 1997. «Mientras alguno de nosotros recuerde, ninguno morirá», ha concluido el presidente de Dignidad y Justicia.
Comentarios
tracking