Fundado en 1910

16 de abril de 2024

.

Exclusiva

Sánchez confiesa forzado a quiénes se llevó a Canarias en el Falcon tras meses ocultándolo

El Debate logra que Moncloa revele una parte de la identidad de sus compañeros, aunque sigue ocultando a otra parte de los invitados a viajar con él en el Falcon

Pedro Sánchez se gastó un dineral en fletar dos aviones para acudir el pasado 12 de marzo a las Islas Canarias, donde se iba a celebrar la Conferencia de Presidentes Autonómicos. Y algo raro debió creer que hacía para haber ocultado desde entonces la composición de la enorme comitiva y solo aceptar revelarlo, a regañadientes, forzado por la ley y a instancias de El Debate.
Siete meses después de los hechos, la Moncloa ha aceptado revelar a este periódico una parte de la tripulación que acompañó a Sánchez a La Palma, forzado por una resolución del Consejo de Transparencia que, pese a todo, incumple en buena parte: solo accede a desvelar la identidad de algunas de las personas que viajaron en el Falcon, tras haber «confesado» también el uso de un segundo avión de Iberia, con un coste de 32.000 euros, para que cinco ministros llegaran al mismo destino.
Así, según consta en la documentación en propiedad de este periódico, en el célebre Falcon viajaron junto a Sánchez al menos seis personas, todas de su confianza y elegidas por él personalmente para formar parte de su gabinete.
Se trata del jefe del «búnquer» de Moncloa, Óscar López; del secretario de Estado de Comunicación, Francesc Vallés; del director de Protocolo, Jorge Mijangos; del jefe de la unidad de Logística Informativa, Valentín Carreras; y de otros dos asesores, Ana Manzano y Raúl Díaz, tal y como Moncloa reconoce ahora en un documento en propiedad exclusiva de El Debate.

Sánchez revela a regañadientes el nombre de seis de sus acompañantes, pero sigue ocultando el total de invitados en el Falcon

Lo curioso es que a esas seis personas, cuyos nombres se escondían desde el pasado mes de marzo, se le debería añadir la identificación de otros acompañantes no develados por Moncloa, en los términos exactos exigidos por el Consejo de Transparencia.
El incumplimiento, que avala la teoría de que a Canarias fueron muchas más personas sin una clara razón, intenta ser justificado por la por la Directora de Coordinación Técnica y Jurídica de Presidencia del Gobierno, Judit Alexandra González, en un escrito firmado el pasado 24 de octubre en propiedad de este periódico, con un sorprendente argumento:
«Se indica a continuación el nombre y puesto del personal de la Presidencia del Gobierno que formó parte de la Delegación acompañante del Presidente del Gobierno en el vuelo Madrid-La Palma del día 12 de marzo de 2022. Se excluye de este listado el personal con puestos de trabajo de nivel inferior a 28 en la Relación de Puestos de Trabajo de la Presidencia del Gobierno, dado que su condición de personal técnico no está relacionada con la finalidad del viaje, sino que únicamente actúan para hacerlo posible».
Fuentes jurídicas consultadas por El Debate, personadas en el expediente, afirman tajantes que el cumplimiento parcial de las instrucciones legales por parte de Moncloa constituye un proceder «de manera torticera y sin justificación legal en esta fase de ejecución», lo que sugiere nuevos problemas legales para Presidencia cuando la demanda iniciada para conocer toda la información avance.
Documento de El Debate con parte de los acompañantes de Sánchez

Documento de El Debate con parte de los acompañantes de Sánchez

Las instrucciones recibidas por Moncloa, que cumple ahora tras tratar de boicotearlo durante meses, le obligan a revelar todos los invitados a la expedición, y no solo aquellos cargos que Sánchez considere que puede justificar, con una única excepción, «la tripulación y el personal de seguridad», tal y como consta en la resolución 326/2021, fechada el pasado 3 de octubre, que desmonta con contundencia la opacidad viajera de Sánchez, que incluso llegó a apelar a riesgos para su propia vida como argumento para esconder el listado de viajeros.
«Dado que de la información que ha de facilitar la Administración en estos casos queda excluida la relativa a la tripulación y el personal de seguridad, no se alcanza a comprender en qué medida y grado conocer la identidad de ministros, autoridades, altos cargos, asesores o cualquier otro personal de apoyo, distintos de aquellos, puede perjudicar la efectividad de los dispositivos de seguridad o poner en peligro la vida del presidente del Gobierno o de sus acompañantes», según el escrito firmado por José Luis Rodríguez Álvarez, presidente del Consejo de Transparencia.
A la incógnita sobre el número total y la identidad de los viajeros en el Falcon se le añade la certeza de no cabían todos en la aeronave y que, en consecuencia, Presidencia tuvo que fletar un segundo avión para dar cabida a los cinco ministros que también acudieron a Canarias en esas fechas, con un coste total solo en desplazamientos de 32.000 euros, tal y como reveló El Debate.
En esa aeronave viajaron, al menos, Nadia Calviño, Teresa Ribera, José Manuel Albares, María Jesús Montero y José Luis Escrivá, que se gastaron 17.000 euros solo en desplazamientos interiores por la pequeña isla.
Comentarios
tracking