29 de enero de 2023

Cámara de seguridad del puesto fronterizo de Melilla

Cámara de seguridad del puesto fronterizo del Barrio Chino de MelillaEl Debate

Exclusiva

La única cámara que pudo grabar la tragedia de Melilla estaba apagada

Interior alega que el dispositivo no filmó nada pese a estar instalado justo encima del patio donde se apilaron los cadáveres de los inmigrantes

El puesto fronterizo entre España y Marruecos donde ocurrió la tragedia del 24-J en Melilla cuenta con una cámara de seguridad que fue testigo de la muerte de los inmigrantes. El Debate ha viajado hasta el lugar exacto donde ocurrieron los hechos, ha localizado esa cámara y publica hoy imágenes en exclusiva del dispositivo, ahora clave para determinar si alguno de los fallecimientos tuvo lugar en territorio español. Desde el Ministerio del Interior, Fernando Grande-Marlaska sostiene que ese artefacto estaba apagado el día en el que se produjo la catástrofe humanitaria.
Esta cámara de seguridad, cuya existencia era desconocida hasta el momento, está colocada a cinco metros del patio donde ocurrió la tragedia. En ese espacio, de poco más de 200 metros cuadrados, se amontonó un grupo de cientos de personas. Algunas de ellas lograron pasar a Melilla y otras murieron asfixiadas en el intento. El dispositivo que hoy desvela este periódico, una cámara Hikvision modelo HWP-N5225IH-AR, está instalado encima de la antesala donde se apilaron los cadáveres. Concretamente, entre una chapa azul y un alambrado verde pegado a una garita blanca desde donde trabajan varios agentes de la Policía Nacional.
Cámara de seguridad del puesto fronterizo de Melilla

Cámara de seguridad del puesto fronterizo de MelillaEl Debate

Si bien el artefacto está anclado a una plataforma vertical, su visor es controlado de manera remota y puede girar 360 grados, lo que permite que la cámara tenga una imagen panorámica completa de todo lo que registra. Este modelo tiene un alcance de 150 metros y permite hacer hasta 25 ampliaciones de zoom. Así que, de haber registrado lo que ocurrió no solo se podría determinar si hubo muertos en territorio español, sino que, además, se visionaría si, como apuntan las investigaciones de la BBC, la Policía de Marruecos trasladó cadáveres de inmigrantes fallecidos de Melilla al lado marroquí.
El pasado 7 de noviembre, el conjunto de diputados que conforman la Comisión de Interior de la Cámara Baja viajó hasta el puesto fronterizo del Barrio Chino, donde ocurrieron los hechos, para inspeccionar la zona y ver las cintas de las cámaras de seguridad. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el punto de mira por este asunto, autorizó que vieran el material que registró un helicóptero y un dron de la Guardia Civil que sí grabaron imágenes de lo ocurrido. En cambio, nada de lo que registraron las cámaras de seguridad fijas pudo aportar nuevos detalles sobre lo que ocurrió.
De los cuatro dispositivos que hay instalados entre el puesto fronterizo y el perímetro de la valla, solo se visionaron tres. En concreto, las cámaras de seguridad número 29, 36 y 39, todas ellas ubicadas en la zona denominada área A-57 y cuya imagen también publica este periódico. No obstante, el visionado de estos tres dispositivos fue inútil, ya que las dos primeras cámaras enfocaban hacia el monte marroquí Gurugú y la última tan sólo tenía imágenes de las azoteas de varios edificios de viviendas de la ciudad bereber de Nador.
Cámara de seguridad del puesto fronterizo de Melilla

Las otras cámaras de seguridad del área A-57 que enfocaban hacia el monte Gurugú (I)El Debate

En cambio, el ministerio de Marlaska no informó a los diputados sobre la cuarta cámara, la que hoy desvela El Debate. Desde Interior se alega que desde el 12 de marzo de 2020, día en que se cerró la frontera del Barrio Chino como consecuencia de la pandemia, ese dispositivo está apagado. En cambio, no se ofreció ninguna prueba para comprobar la verosimilitud de dicha afirmación. Por lo tanto, se desconoce si el único dispositivo que podría concluir si hubo muertos en territorio español el día de la tragedia estaba realmente operativo o no.

El minutado de las cámaras

Este periódico también ha tenido acceso en primicia al minutado de los vídeos que sí pudieron ver los diputados. La tragedia del 24-J comenzó a monitorizarse antes de que saliera el sol, a las 5.58 horas. En ese momento, la Policía Nacional detectó movimientos sospechosos al lado de Marruecos por parte de 2.500 personas. A continuación, entró en juego el helicóptero de la Guardia Civil, que encendió su cámara pasadas las siete de la mañana. A las 7.46 horas registró la bajada de un grupo masivo de inmigrantes por una de las laderas del monte Gurugú.
En ese momento fueron desplegados 63 miembros de la Benemérita en tres grupos de 20 y se repartieron a lo largo de 12 kilómetros de valla. Tal fue la demanda de personal de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que se pidió a los efectivos que habían trabajado de noche que se quedaran como apoyo ante un posible intento de salto multitudinario. A ese dispositivo se unieron otros 20 agentes de la Policía Nacional y miembros de la Policía Local.
Cámara de seguridad del puesto fronterizo de Melilla

Las otras cámaras de seguridad del área A-57 que enfocaban hacia el monte Gurugú (II)El Debate

Poco después de las 8 de la mañana un dron, también de la Guardia Civil, comenzó a registrar todo lo que allí estaba ocurriendo. A las 8.17 horas se observa cómo los inmigrantes llegan al Barrio Chino, limítrofe con la valla que separa España y Marruecos. En ese momento había 12 agentes policiales españoles en la zona, 5 de ellos en el interior del puesto fronterizo. Justo a las 8.19 horas el grupo masivo de inmigrantes superó a los tres policías marroquíes que hacían guardia en la zona y el tumulto llegó a la frontera.

«Tierra de nadie»

Dos minutos más tarde, a las 8.21 horas, comenzaron a saltar la valla del lado de Marruecos que da paso al patio en el que ocurrió la tragedia. Un espacio que hace las veces de zona de tránsito entre ambos países que, si bien el Catastro, que depende del Ministerio de Hacienda, asegura que es «territorio español», el ministro Marlaska dice que es «tierra de nadie».
Cámara de seguridad del puesto fronterizo de Melilla

Las otras cámaras de seguridad del área A-57 que enfocaban hacia el monte Gurugú (III)El Debate

A las 8.35 horas la cámara del dron registró cómo cinco agentes españoles accedieron al patio de la discordia. También quedó inmortalizado el momento en el que el sargento que estaba al mando de la operación ordenó la retirada de dos heridos. Tres minutos más tarde, a las 8.38 horas, se visualizaba a varios de los inmigrantes subidos al techo de la aduana española. A continuación se ve cómo el tumulto quebró las dos puertas que separan Nador de Melilla. La primera se rompió a las 8.42 horas y la segunda a las 8.44 horas.
En ese momento se comenzaron a ver los primeros cuerpos amontonados como consecuencia de la avalancha. A las 8.45 horas quedaron registrados varios cascos blancos pertenecientes a la Policía de Marruecos en el interior del patio español. También se ve cómo varios gendarmes marroquíes se subieron a uno de los tejados del puesto fronterizo de Melilla. Desde ese momento hasta las 9.58 horas dejó de haber imágenes ya que, según Interior, el helicóptero que estaba siendo testigo de los hechos tuvo que abandonar la zona para repostar.
Comentarios
tracking