06 de febrero de 2023

Los manifestantes no han tardado en llenar el espacio entre Cibeles y la puerta de Alcalá

Los manifestantes no han tardado en llenar el espacio entre Cibeles y la puerta de AlcaláPaula Argüelles

Manifestación por España, la Democracia y la Constitución

Cerca de 200.000 personas abarrotan Cibeles para decir «basta» a Pedro Sánchez

  • Más de un centenar de asociaciones y colectivos de la sociedad civil han secundado la concentración

  • La protesta ha sido organizada para que los ciudadanos descontentos dieran una «masiva respuesta cívica y combativa» a las decisiones de Pedro Sánchez, en especial en materia judicial

Ciento de miles de personas han llenado este sábado la plaza de Cibeles de Madrid y aledaños para protestar contra el Gobierno de Pedro Sánchez y en defensa de la Constitución.
Más de un centenar de asociaciones y colectivos de la sociedad civil han secundado esta manifestación. En concreto, los organizadores, Foro España Cívica y Fundación Foro Libertad y Alternativa, han llamado a defender la Constitución, la democracia y las instituciones ante la «grave situación» de «crisis global» en lo político, económico y social que, a su juicio, atraviesa el país.
Además de los organizadores, detrás de esta convocatoria estaban plataformas como Unión 78, Libres e Iguales, NEOS, Convivencia Cívica Catalana, S'ha Acabat, Dignidad y Justicia, Diálogos en Libertad o la Asociación por la Tolerancia, entre otras, y ha sido apoyada por el PP, Vox y Ciudadanos.
Portando banderas de España, los manifestantes han escuchado canciones relacionadas con la libertad y han enarbolado pancartas donde acusan al jefe del Ejecutivo de ser un «mentiroso»; incluso en una de ellas en la se le asemeja con muñeco de Pinocho.
Como suele ser habitual en este tipo de concentraciones, ha habido un baile de cifras a la hora de contar el número de asistentes: 31.000, según la Delegación del Gobierno o 500.000, según los organizadores. La multitud que acudió a la manifestación en la plaza de Cibeles alcanzó las puertas de la Biblioteca Nacional, próxima a la plaza de Colón.

Incompetencia y soberbia

El único líder político nacional que ha acudido ha sido Santiago Abascal, que se ha mostrado «convencido» de «la necesidad de una movilización permanente y masiva hasta la expulsión del autócrata Pedro Sánchez del poder».
«Frente al peor Gobierno de la democracia, de la mentira a los electores y los pactos oscuros con enemigos del orden constitucional y de la unidad de la nación, estamos en el mejor lugar que podíamos estar», ha añadido.
Preguntado sobre las recientes declaraciones del periodista Federico Jiménez Losantos contra varios dirigentes de Vox, Abascal no ha querido entrar en detalles aunque, acto seguido, ha afirmado que el de Pedro Sánchez es «un Gobierno que también intenta comprar a los medios de comunicación con el dinero de todos».
Por su parte, el PP nacional ha estado representado este sábado con varios miembros del equipo de Alberto Núñez Feijóo: el vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local, Pedro Rollán, el vicesecretario de Organización, Miguel Tellado, y la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat. Tellado ha criticado la incompetencia y soberbia del presidente del Gobierno, y le ha recordado que «no todo vale para seguir en el Gobierno».
«Este es un Gobierno incompetente. Su incompetencia y soberbia están permitiendo que agresores sexuales salgan de prisión antes de tiempo y está permitiendo que más de 200 hayan visto sus penas reducidas», ha señalado Tellado, en referencia a la ley del 'sólo sí es sí'.
Además, el vicesecretario de organización del PP ha destacado que le gustaría que los socialistas estuvieran en la manifestación también, pero que su partido «nunca les dejaría», y ha recordado el ejemplo del ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, recientemente expulsado del PSOE.
Aunque los organizadores mantuvieron en todo momento el llamamiento inicial a la unidad de la sociedad civil, hubo sin embargo entre los asistentes personas que se dedicaron a repartir folletos que entraban en la lucha partidista. Dichos folletos no llevaban firma, seguramente porque tenían faltas de ortografía, tal y como se puede observar en la siguiente imagen.
Folleto repartido en la manifestación

Folleto con varias faltas de ortografía repartido en la manifestaciónEl Debate

Mayor Oreja, Rosa Díez, Trapiello...

En Ciudadanos, ha acudido a la protesta los diputados Inés Arrimadas y Guillermo Díaz, así como la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. Entre los asistentes también se encuentra la ex dirigente de UPyD Rosa Díez, el ex político del PP Aleix Vidal-Quadras, el filósofo Fernando Savater , el escritor Andrés Trapiello y Jaime Mayor Oreja, impulsor de NEOS, entre otros.
Momentos antes de que comenzase la protesta, la organización ha animado a los primeros manifestantes con canciones que recuerdan la diversidad de España: Mediterráneo, de Joan Manuel Serrat, Vasconavarro soy, de Julían Gayarre o Mi querida España de Cecilia.
Los manifestantes agitaron miles de banderas españolas cuando sonó el himno de España en el centro de Madrid.
Rosa Díez ha asegurado en declaraciones para El Debate que es necesario defender la democracia ante un Gobierno que «parasita las instituciones» y criticó que se hagan leyes «para proteger delincuentes de todo tipo». Sobre las consecuencias de esta manifestaciones aseguró que «ya se paró un golpe en Barcelona en 2017».
María San Gil, de la plataforma NEOS, también ha estado presente en la manifestación, donde ha hablado de «un día de alegría al ver que son muchos los españoles que salen a la calle porque están hartos de Pedro Sánchez». En su opinión, la manifestación ha sido solo un primer paso; un «revulsivo para que mucha gente que está anestesiada se de cuenta de que no podemos estar pasivos ante la destrucción de España». Jaime Mayor Oreja, uno de los impulsores de la manifestación, ha pedido a los españoles que «tomen conciencia del momento que vivimos» y habla de un «proceso de ruptura» liderado por el Gobierno que busca un nuevo orden social para España.
Andrés Trapiello, por su parte, ha declarado ante los medios que «este 21 de enero es tan importante como aquel 8 de octubre. El Gobierno y sus socios tratarán de hacer creer que ahí solo acudirán gentes de Vox. Irán los que quieran. Unos serán de Vox y la mayoría no. Como en la vida».
Los manifestantes, mientras tanto, sostenían multitud de pancartas que hacían referencia a los últimos cambios del Gobierno en materia penal, dado que la desaparición y reforma de los delitos de sedición y malversaciones ha supuesto importantes beneficios para los socios separatistas del Gobierno de coalición.

Lectura del manifiesto

Uno de los momentos cumbre ha sido cuando los manifestantes agitaron miles de banderas españolas cuando ha sonado el himno de España. Acto seguido, Júlia Calvet, presidenta de S'ha Acabat, e Ignacio Trillo, de Resiste España Unida, han leído un manifiesto que ha expresado su «rechazo a la deriva política que ha tomado nuestro país», donde «se han dado todos los pasos para resolver el horizonte penal de los condenados vinculados a los socios del Gobierno».
«Estamos ante un plan de mutación constitucional que se mantiene oculto a los ojos de la ciudadanía» y que «está corroyendo nuestra democracia, socavando nuestras instituciones y dividiendo a la población», han señalado Calvet y Trillo ante los asistentes. «Lo que se pretende es cambiar la Constitución mediante su tergiversación, mediante su interpretación ideológica, mediante la presión a los tribunales, el control partidista de las instituciones y las vías de hecho».
El manifiesto de la concentración ha incidido en que «no se trata de izquierdas, derechas o centro. Se trata de no permanecer impasible ante la grave erosión de nuestras instituciones, ante el deterioro de nuestra democracia y ante el debilitamiento de nuestro Estado. Se trata de defender la democracia, la Constitución y la España que queremos la mayoría de los españoles. No la que quieren sus enemigos».
Tras la lectura del manifiesto, la concentración se ha dado por concluida, aunque miles de personas que han abarrotado Cibeles y sus alrededores han seguido por la zona.
Comentarios
tracking