Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Avatares de guardias civiles

Avatares de guardias civilesEl Debate

Marlaska implantará en la España vaciada avatares «superrealistas» de guardias civiles en lugar de agentes

El Ministerio del Interior saca a concurso por medio millón de euros un polémico proyecto piloto mientras las asociaciones de la Benemérita critican la falta de efectivos

A falta de efectivos de carne y hueso, buena –y más barata– es una pantalla que hable. Esto es lo que ha debido de pensar el Ministerio del Interior antes de impulsar un polémico proyecto piloto que implantará avatares virtuales de guardias civiles en lugar de agentes de carne y hueso en la España vaciada.
El Departamento que encabeza Fernando Grande-Marlaska ha licitado el pliego del proyecto con el que busca implantar «avatares súper-realistas» de agentes basados en inteligencia artificial para, mediante pantallas interactivas, gestionar la atención ciudadana en comandancias del Instituto Armado.
En la descripción general del proyecto, consultado por Europa Press, se relaciona la iniciativa con el plan estratégico de modernización de la Benemérita, mencionando que «en la actualidad la práctica totalidad de las áreas consideradas en riesgo de despoblación se ubican en demarcación bajo responsabilidad del Cuerpo».
El proyecto piloto «Guardia Civil Virtual», con un presupuesto máximo incluyendo prórrogas de 604.814 euros y una duración de dos años desde enero de 2024, alude a «la mejor atención a la ciudadanía que reside en la España del reto demográfico y de las condiciones profesionales y personales de los miembros del Cuerpo».
«Se pone de manifiesto la necesidad de poner en marcha un proyecto basado en la creación artificial de avatares súper-realistas con la imagen corporativa de la Guardia Civil que, mediante inteligencia artificial y su integración en una interfaz de lenguaje natural diseñada para pantallas interactivas, serán desplegadas en localidades y puntos de España del reto demográfico».

Falta de efectivos

Según han señalado fuentes de Interior a Europa Press, se trata de un proyecto piloto que se implantará en primer lugar en Majadahonda (Madrid) y Torrevieja (Alicante), y lo que pretende es instalar paneles de realidad virtual para establecer un «primer filtro» a la hora de gestionar algunos trámites que llevan a cabo los ciudadanos en dependencias de la Guardia Civil.
El Ministerio ha recordado el aumento de la oferta de nuevas plazas en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para desligar el proyecto con las carencias derivadas de la falta de agentes en la zonas rurales, como han denunciado algunas asociaciones profesionales de la Guardia Civil.
La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha relacionado el proyecto con la «preocupante situación que se vive en la España Vaciada debido a la falta de presencia policial», mencionando el «cierre de cuarteles y la reducción de las plantillas».
En un comunicado, AUGC señala que el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska lo que busca es «paliar la falta de efectivos en el mundo rural con avatares virtuales súper-realistas de inteligencia artificial que aparecerán en unos monitores vestidos con el uniforme reglamentario de la Guardia Civil, con el fin de proporcionar una respuesta más eficiente y mejorar las condiciones de prestación del servicio de la ciudadanía».
«Estamos a favor de esta implantación y de que se utilicen las nuevas tecnologías, en este caso la inteligencia artificial para ayudar a los agentes de la Guardia Civil en la labor de atender a las demandas de la seguridad ciudadana, pero por otro lado discrepamos en que se implante esta medida como sustitución a la presencia física de los agentes de la Guardia Civil, de las unidades y sobre todo en la España Vaciada», ha sostenido AUGC.
Independientes de la Guardia Civil (IGC) también ha denunciado que la inminente implantación de dispositivos de inteligencia artificial en determinadas zonas del ámbito rural, ya que «pone de manifiesto la imperiosa necesidad de incrementar la plantilla de agentes que garanticen una seguridad ciudadana efectiva y de calidad».
«Dada la naturaleza de las localizaciones rurales de la España vaciada en las que se instalarán estos dispositivos, se añade el hándicap de la realidad social de esos territorios, en los que la media de edad de la población es muy elevada, y por consiguiente los potenciales usuarios van a tener una grave dificultad para relacionarse y confiar en una máquina», ha señalado IGC.
Comentarios
tracking