Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

Un agente de la Policía Nacional en la Puerta del Sol, Madrid

Un agente de la Policía Nacional en la Puerta del Sol, MadridManu Fernández / GTRES

El jurado exonera a los dos policías que seguían en el banquillo por la patada en la puerta

Han considerado que los agentes estaban habilitados para entrar en el inmueble ya que los asistentes de la fiesta cometían un delito flagrante y se negaron reiteradamente a abrir e identificarse

El jurado popular ha declarado no culpables por unanimidad a los dos policías que seguían en el banquillo de los acusados por la «patada en la puerta» más famosa de la pandemia, la de la calle Lagasca de Madrid, al entender que no cometieron allanamiento de morada al tirar la puerta con un ariete, según han confirmado fuentes jurídicas.
Los miembros del jurado consideran probado que los agentes exonerados, el subinspector al mando y otro compañero, estaban habilitados para entrar en el inmueble ya que los asistentes de la fiesta cometían un delito flagrante y se negaron reiteradamente a abrir e identificarse.
Fuentes jurídicas han afirmado que el jurado popular ha acreditado que hubo ruidos reiterados en el piso tanto en esa ocasión como en anteriores y que se trataba de una vivienda de uso turístico.
Asimismo, los nueve miembros del jurado han considerado que el ariete que llevaban los agentes entraba en la dotación reglamentaria, algo que ha sido objeto de debate durante el juicio.
Los letrados de los dos agentes exonerados, Juan Antonio Frago y Verónica Suárez, han explicado su satisfacción por un veredicto exculpatorio que consideran «detallado y acertado», además de considerar que de una manera muy extensa desgrana todos los detalles a los que tenían que responder el jurado.

«Un precedente muy peligroso»

Por su parte, el letrado del inquilino Juan Gonzalo Ospina ha anunciado que recurrirá la sentencia que se dicte tras este veredicto y ha expresado que «son malos tiempos para nuestras libertades» y que «ha ganado el Estado que quiere ocupar cada espacio de nuestra intimidad», asegurando que «el jurado desde el primer día no entendió que el domicilio es inviolable». «Es un precedente muy peligroso», concluye.
El jurado ha emitido su veredicto este miércoles, tras deliberar desde el martes por la mañana sobre la intervención policial del 21 de marzo de 2021 que se hizo viral al grabar los inquilinos cómo los agentes abrieron la puerta con un ariete, después de que los moradores se negaran a abrir para no ser multados.
El juicio comenzó con seis agentes en el banquillo por posible allanamiento de morada, pero el pasado jueves la Fiscalía retiró la acusación para todos y la acusación particular para cuatro de ellos, de modo que éstos quedaron exonerados.
Comentarios

Más de España

tracking