Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Presentadores del informe y víctimas del terrorismo, en el acto. De izquierda a derecha: Carlos de Urquijo, María San Gil, Daniel Portero, Ana Velasco y Fernando Lázaro

De izquierda a derecha: Carlos de Urquijo, María San Gil, Daniel Portero, Ana Velasco y Fernando LázaroEvelio Jiménez

CEU-CEFAS alerta del blanqueamiento a Bildu: «Se basa en la doble traición del PNV y del PSOE»

El Centro de Estudios, Formación y Análisis Social del CEU ha presentado un informe donde muestran los peligros de 'normalizar' a los herederos políticos de ETA

El Centro de Estudios, Formación y Análisis Social del CEU (CEU-CEFAS) presentó este lunes un informe en el que se demostraba cómo a lo largo de los años se ha ido blanqueando la actividad de la organización terrorista ETA y se ha preparado el camino para llegar al punto en el que nos encontramos: el punto en el que quienes no han condenado la actividad terrorista e, incluso, han incluido a asesinos en sus listas electorales Bildu–, disputa con serias posibilidades la presidencia del Gobierno Vasco en las elecciones autonómicas del próximo domingo 21 de abril.
Tal y como concluyó uno de los redactores de este informe y director de Proyectos de la Fundación Villacisneros, Carlos de Urquijo, «el blanqueamiento de Bildu se basa en una doble traición, la del PNV y la del PSOE». Para realizar tal afirmación, Urquijo explicó cómo tras el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, el PNV «entró en pánico» al temer que la reacción de la sociedad ante tal crimen no solo acabase con ETA, sino que también les arrastrara a ellos al abismo. Así, los nacionalistas atravesaron una barrera que se instauró en el Pacto de Ajuria Enea en 1988 de manos del recientemente fallecido lendakari José Antonio Ardanza, y se echó en brazos de ETA y de Batasuna con el Pacto de Lizarra en 1998.
Un momento de la mesa de ponentes

María San Gil, Carlos Urquijo, Fernando Lázaro, Daniel Portero y Ana VelascoEvelio Jiménez

Posteriormente llegó la traición de los socialistas, sobre todo a raíz de la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero en 2004. Así, recordó Urquijo cómo al tiempo que respaldaba la Ley de Partidos, bajo el Gobierno de Aznar, por otro lado no interrumpía la negociación con los terroristas ni tan siquiera después del atentado de la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, o pegaba el conocido como «chivatazo del Faisán» en el que se advertía a ETA de la inmediatez de una operación contra el aparato del mal llamado «impuesto revolucionario».

Los logros de ETA

Así, otro de los autores del informe del CEU-CEFAS, el catedrático de Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos, Rogelio Alonso, afirma en dicho texto que «una organización terrorista que no ha alcanzado sus objetivos estratégicos sí ha obtenido en cambio otros logros que desde un punto de vista táctico son significativos. Y lo ha hecho en gran medida no como resultado de sus capacidades, sino como consecuencia de la falta de voluntad para evitarlo por parte de quienes han dirigido la política antiterrorista desde 2004 y la política de lo que podría denominarse como 'post terrorismo'. La élite política española se ha conformado con que ETA deje de matar físicamente, aceptando un final del terrorismo que Aurelio Arteta temió al triunfar 'la simplona y cómoda creencia de que sin atentados ya todo es admisible. Es decir, que lo único malo de todo este horror, han sido los medios terroristas, pero no los fines nacionalistas'».
Público asistente

Evelio Jiménez

Otro de los autores del informe, el periodista Fernando Lázaro, no solo culpó a los partidos políticos, sino que también repartió responsabilidad en algunos medios de comunicación de ese blanqueamiento del terrorismo hasta el punto de que, tal y como recordó, hace tan solo unos días, Bildu celebraba un mitin electoral a tan solo unos metros del lugar de Andoain en el que en el año 2000 fue asesinado el periodista José Luis López de la Calle. Y tan solo las víctimas del terrorismo cayeron en la cuenta y protestaron de que no hubiera ni una sola alusión a ello. «En los años 80, las víctimas del terrorismo eran silenciadas por los medios de comunicación. Ahora directamente molestan», afirmó el periodista.

Víctimas del terrorismo

En el mismo acto también hablaron las víctimas del terrorismo. Así, el hijo del Fiscal Jefe de Andalucía Luis Portero, Daniel Portero, recordó que hace tan solo unos días, más de 20 asociaciones de víctimas del terrorismo se reunieron para solicitar una nueva ley. «Queremos una ley exactamente igual a la Ley de Memoria Democrática», afirmó, «nada más, pero nada menos».
Y recordó que, según otro informe del CEU-CEFAS, hay 180.000 vascos que tuvieron que huir del País Vasco ante la amenaza terrorista. «¿Son libres las elecciones del próximo domingo?», se preguntó.
Por su parte, la hija del jefe de la Policía Foral alavesa Jesús Velasco, Ana Velasco, asesinado en Vitoria en 1980, consideró que «no se ha derrotado a ETA. Por más veces que nos repitan esa mentira, no deja de ser una mentira». Y recordó que ya desde la amnistía del año 77 «se han hecho muchas cosas mal en la lucha contra el terrorismo». «Aquella amnistía se habría hecho con buena intención pero sacó a la calle a decenas de asesinos», recordó Ana Velasco.
Y señaló que «ahora en Bildu están contentos porque van ganando, pero en el momento en que no ganen, ¿qué harán?», se preguntó ante la atenta presencia de decenas de personas que se acercaron para estar en la presentación del informe del CEU-CEFAS.
Comentarios
tracking