Fundado en 1910

27 de mayo de 2024

Ataque a Vox en Azpeitia

Ataque a Vox en Azpeitia

Elecciones vascas

Vox presenta denuncia contra los ataques de radicales en los actos de campaña en el País Vasco

Se trata de los hechos ocurridos en Mondragón, Guecho y Azpeitia. Atribuye a sus autores materiales e intelectuales delitos de odio, amenazas, coacciones graves y delito electoral

El partido de Santiago Abascal ha interpuesto, ante los juzgados de instrucción de Vergara, Guecho y Aizpeitia, tres denuncias contra los autores materiales e intelectuales de los ataques recibidos durante esta campaña electoral en el País Vasco, a los que atribuye delitos de odio, amenazas, coacciones graves por impedir el ejercicio del derecho de reunión y delito electoral.
Se trata de una denuncia sobre los hechos producidos el pasado fin de semana en los municipios de Gecho, Mondragón y Azpeitia, donde grupos de izquierda radical trataron de boicotear los mítines de Vox y atacaron a afiliados y simpatizantes. En todos los casos, con un mismo modus operandi, como indica el partido: los grupos radicales convocaban concentraciones en los lugares donde estaba previsto que hubiera algún acto de campaña de Vox y una vez allí lanzaban insultos, amenazas y en algunos casos incluso se llegaba a la agresión física.
En los textos presentados ante los juzgados por el equipo jurídico del partido que coordina Marta Castro, y a los que ha tenido acceso El Debate, la formación de Abascal señala que desde el comienzo de la campaña se ha apreciado «un elevado nivel de acoso y violencia por parte de grupos organizados de izquierda radical, autodenominados «antifascistas» y asociados con la izquierda abertzale». De hecho, para garantizar la seguridad de los asistentes a los actos de Vox, ha sido necesaria la presencia de efectivos de la Ertzaintza, que en ocasiones han resultado «insuficientes» para contener la violencia, y que también han llegado a ser agredidos.
El sábado 13 de abril, Vox celebraba un mitin en la Plaza de Aldapa, en Guecho, con la presencia de Abascal y la candidata, Amaia Martínez, además de diputados nacionales y autonómicos, y un cordón policial rodeando la zona. Hasta allí –donde habían colgado pancartas con el lema «fuera fascistas del barrio» y donde, según denunció el líder de Vox, se había dado orden de bajar las persianas de los bloques de viviendas cuando hablaban– se acercaron cerca de medio centenar de radicales que profirieron insultos y cánticos contra el partido. Más tarde, tras el mitin, lanzaron piedras y objetos de vidrio contra miembros de Vox, simpatizantes y agentes de seguridad, y a algunos les escupieron.
Ese mismo día, por la tarde, se conoció la agresión a militantes de la formación en Mondragón contra militantes que habían instalado una mesa informativa en la plaza Nagusia. Allí irrumpieron jóvenes radicales, que lanzaron insultos y agresiones verbales, y poco tiempo después botellas de cristal. La Ertzaintza tuvo de nuevo que intervenir y evacuar a los que estaban en esa mesa.
Y el domingo 14 de abril, se asistía a escenas similares, esta vez en Azpeitia, donde Vox tenía previsto instalar otra mesa informativa, en la Plaza de Nagusia. Por la mañana, como detalla Vox en la denuncia, entraron allí cerca de 300 radicales profiriendo insultos y amenazas, y terminaron arrojando piedras y objetos de vidrio. En esta ocasión, tres ertzainas resultaron heridos. Los agentes, de nuevo, tuvieron que evacuar a los afiliados del partido que participaban en la mesa informativa.
Recalca Vox que los gritos lanzados por miembros de estos grupos radicales «tienen un claro contenido discriminativo por motivos ideológicos» y que los hechos que denuncian «no tienen otra finalidad que impedir el normal desarrollo de un acto electoral debidamente autorizado durante el trascurso del periodo electoral». Subraya además que el lenguaje empleado por los radicales que acudían a acosar a afiliados o simpatizantes en estos municipios vascos es «provocativo e intimidatorio» y «difunde un estereotipo negativo y de estigmatización social», que es suficiente para incitar «a la violencia y a la intimidación», denuncia Vox en el escrito.
El partido pide en los juzgados que se libre oficio a la Oficina Central de Inteligencia de la Ertzaintza para que analicen los vídeos aportados con las denuncias con el objetivo de identificar a las personas que intervienen en los hechos con «apariencia delictiva», y que informen sobre si hubo algún llamamiento o convocatoria previa realizada por colectivos radicales para tratar de boicotear los actos de Vox.
Asimismo, solicita que se informe sobre las vinculaciones que las personas identificadas tienen con colectivos radicales y, hecho esto, se les tome declaración en calidad de investigados, como así a los erztainas que intervinieron en los cordones policiales de estos actos. Y también, que se oficie a la policia judicial para que certifique la autenticidad de los enlaces de redes sociales aportados por el partido.
Comentarios
tracking