19 de agosto de 2022

El expresidente de Andalucía, José Antonio Griñán

José Antonio Griñán, expresidente de AndalucíaGTRES

Dos escándalos del PSOE sobrevuelan el adelanto electoral en Andalucía

El pleno donde se aprobaría el dictamen de la comisión de la Faffe y la sentencia de los ERE pueden condicionar la fecha de la convocatoria electoral

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, continúa deshojando la margarita en relación con la fecha de las elecciones autonómicas, que pueden celebrarse, o no, el próximo mes de junio. El dirigente andaluz sigue «meditando» cuándo sería mejor que se produjeran los comicios en la región, si antes o después del verano, siempre «pensando en el interés de los andaluces». Y dos escándalos del PSOE pueden condicionar su decisión.
La inflación imperante y su incompatibilidad con unos presupuestos prorrogados, como los que actualmente rigen en la comunidad, son el argumento que han esgrimido Juanma Moreno y el PP-A para justificar la reflexión, por parte del jefe del Ejecutivo autonómico, de un adelanto electoral cuyo concepto su mano derecha, el coordinador general del Partido Popular y consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, ha negado «porque estamos en año electoral, estamos en fechas próximas a celebrar las elecciones».
Sin embargo, el pleno donde se aprobaría el dictamen de la comisión de investigación de la Faffe, cuya sesión está prevista para los días 27 y 28 de abril, y la sentencia definitiva del caso de los ERE, cuya resolución está fijada para el 4 y 5 de mayo, no se llevarían a cabo si Moreno decidiera convocar los comicios, ya sea en lo que queda de mes de abril o a principios de mayo.

La comisión de la Faffe

Se da la circunstancia de que, si el dirigente andaluz disolviera el Parlamento este martes, 19 de abril, y convocara elecciones para el próximo 12 de junio, no tendrían lugar ni el debate ni la aprobación del dictamen que señala los expresidentes socialistas de la Junta Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz como responsables políticos de las corruptelas en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo.
La propuesta de dictamen fue aprobada, el pasado lunes 4 de abril, por el Partido Popular, Ciudadanos –cuyo diputado Enrique Moreno ha presidido la comisión– y Vox, que constataron «irregularidades» en la Faffe que «no fueron hechos puntuales», sino «consecuencias previsibles de un descontrol institucionalizado».

La sentencia de los ERE

Por otro lado, se espera que el Tribunal Supremo se pronuncie acerca de la sentencia de los ERE a primeros de mayo, en el supuesto, eso sí, de que Juanma Moreno no promulgue el decreto de convocatoria de los comicios autonómicos, ya que, en caso afirmativo, la Sala de lo Penal no hará pública su resolución judicial firme, que responderá a los distintos recursos interpuestos por, entre otros, los exdirigentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, condenados por la Audiencia Provincial de Sevilla.
El fallo del Tribunal Supremo puede, pues, quedar congelado a la espera de que finalice el periodo electoral, habida cuenta de la norma no escrita por la cual el Poder Judicial trata de no interferir en los procesos comiciales para que el debate político no gire en torno a sus pronunciamientos.
Con todo, la corrupción del PSOE será, a buen seguro, uno de los ejes de campaña de Juanma Moreno, que aspira a la relección después de unas elecciones autonómicas que aún no tienen fecha en Andalucía.
Comentarios
tracking