Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

El embajador del Reino Unido en España, Hugh Elliott, en una imagen de archivo

El embajador del Reino Unido en España, Hugh Elliott, en una imagen de archivoJesús Hellín | Europa Press

Brexit

Gibraltar hace oídos sordos a las negociaciones sobre su soberanía entre el Reino Unido y la Unión Europea

El Gobierno colonial continúa centrado en un acuerdo que Fabián Picardo ve «probable» que se cierre durante la Presidencia española de la UE

En Gibraltar tienen un objetivo, y no es otro que el tratado que defina su relación con España y el resto de los Veintisiete. Por eso, desde el Gobierno colonial hacen oídos sordos a la revelación hecha por el vice primer ministro británico recientemente dimitido, Dominic Raab, sobre las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE) tras el Brexit, en las que se ha llegado a discutir la soberanía de Gibraltar.
Raab, que se ha visto obligado a dimitir por acusaciones de acoso laboral, se defiende de ellas en una tribunal publicada en el diario británico The Telegraph y, a tal efecto, revela en ella que un «alto diplomático» hizo «cambios de personal» en un momento clave de las negociaciones con España sobre Gibraltar. «Descubrí que un negociador clave se había excedido en el mandato democrático fijado por el Gobierno, poniendo en riesgo la soberanía de Reino Unido», afirma.
Posteriormente, el mismo periódico ha desvelado que Raab, durante su etapa en Exteriores, apartó de las negociaciones del tratado de Gibraltar al embajador del Reino Unido en España, Hugh Elliott, a raíz de una reunión que mantuvieron ambos en noviembre de 2020. El embajador siguió en su puesto, que aún mantiene; pero fue sustituido en las negociaciones por Simon Manley, antiguo embajador en Madrid.
Los cambios también llegaron al Ministerio de Exteriores, con una nueva persona al frente de la oficina que supervisaba directamente las conversaciones relativas a Gibraltar. Con todo, no supusieron perjuicio a largo plazo, según Raab, que en su tribuna eleva a «esencial» la sustitución de Elliott para la firma del Acuerdo de Nochevieja (2020), que estableció el marco de negociación sobre el Peñón.

Oídos sordos

El Gobierno colonial de Gibraltar apenas ha comentado que «siempre ha disfrutado, y sigue disfrutando, de una relación de trabajo sólida y profesional con innumerables altos funcionarios y diplomáticos que han ayudado a Gibraltar en su camino hacia la salida de la Unión Europea y en las negociaciones en curso para asegurar una futura relación con el bloque».
También ha destacado la «buena relación de trabajo» del ministro principal Fabián Picardo con el dimisionario Dominic Raab durante la etapa de éste como secretario para el Brexit y ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido. Pero nada más. El Gobierno llanito continúa centrado en las negociaciones con España y la Unión Europea. Unas negociaciones que pueden fructificar más pronto que tarde, a tenor de las últimas declaraciones del propio Picardo.
El ministro principal de Gibraltar ha expresado, o reiterado, recientemente su optimismo respecto a un pronto acuerdo sobre el Peñón que ve «probable» que se cierre durante la Presidencia española del Consejo de la Unión Europea, en el segundo semestre de 2023. «Estamos ya muy cerca de la meta para llegar a un gran acuerdo que sea bueno para todas las partes, donde todo el mundo gane y nadie pierda», señalaba Picardo tras participar este pasado jueves en una mesa redonda del III Congreso de la Sociedad Civil, celebrado en Madrid bajo el lema «Regenerar España».
Estas declaraciones de Picardo se producían también después de que tuviera lugar en Londres la decimotercera ronda formal de negociaciones del tratado de Gibraltar, la primera tras el Acuerdo de Windsor, el nuevo pacto entre el Reino Unido y la Unión Europea respecto a Irlanda del Norte. El viceministro principal de Gibraltar, Joseph García, se reunió en la capital británica con el ministro para Europa del Reino Unido, Leo Docherty, para valorar el estado de las negociaciones.
Comentarios
tracking