17 de agosto de 2022

El president de la Generalitat, Pere Aragonès

El president de la Generalitat, Pere AragonèsDavid Zorrakino / Europa Press

Aragonès dice que la sentencia del 25% de castellano es «ampliamente perjudicial» para el aprendizaje de los alumnos

El presidente de la Generalitat ha anunciado 500.000 euros adicionales para que los refugiados ucranianos aprendan catalán

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha insistido en que el Govern defenderá el catalán «con toda la fuerza y con todos los medios que tiene a su alcance» y también en que tiene que ser el ejecutivo catalán y la comunidad docente los que marquen la política lingüística, «y no ningún tribunal ni con presiones de la derecha más rancia». En la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, Aragonès ha dejado claro que la sentencia sobre el 25% de castellano es «ampliamente perjudicial» para el aprendizaje de los alumnos en tanto que «obvia la realidad lingüística de les escuela y del entorno».
Por este motivo, ha defendido el acuerdo al que llegaron los grupos independentistas, el PSC y los comunes para reformar la ley de Política Lingüística, con el objetivo de esquivar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Y ha avisado del riesgo que supone no legislar en este sentido, porque «lo que no regulemos nosotros lo regularán los tribunales». También Pere Aragonès ha asegurado que con esta lucha «nos va alguna cosa más que la lengua». Según el presidente de la Generalitat, «nos jugamos la idea de Cataluña como nación, la idea de Cataluña como un solo pueblo».
De hecho, Aragonès considera que la solución al problema que a su juicio causa la sentencia del TSJC, no vendrá sólo de un pacto que incluya partidos independentistas, y por este motivo ha defendido un consenso «lo más amplio posible», porque «el catalán es la lengua de todos los catalanes y no sólo de los independentistas».
Durante su intervención, Pere Aragonès también ha lanzado un dardo al expresidente de la Generalitat, Quim Torra. Ha criticado a aquellos que defienden «desobediencias falsas» o que no se pueden llevar a cabo y que ponen en peligro el catalán en la escuela. Es más, ha precisado que durante la presidencia de Torra se cumplieron 13 resoluciones judiciales en relación al 25% de castellano. Y ha dejado claro que «no hubo ninguna orden de desobedecerlas. Si fue así, es por las dificultados que teníamos». Todo esto viene después de que Torra asegurara que él hubiera ordenado desobedecer la sentencia y que el pacto parlamentario para la reforma de la ley de Política Lingüística no le representaba.
La presidenta del Parlament, Laura Borrás (d), y el expresident de la Generalitat, Quim Torra (i), tras la investidura del candidato de ERC como nuevo presidente de la Generalitat

La presidenta del Parlament, Laura Borrás y el expresident de la Generalitat, Quim TorraDavid Zorrakino / Europa Press

Por cierto, el Govern destinará 500.000 euros adicionales para el Consocio para la Normalización Lingüística para facilitar el aprendizaje de catalán para los refugiados ucranianos que están en Cataluña. Son unos 17.400, según el Govern.
Comentarios
tracking